Teatro danés cancela actuación de Shen Yun, suscita denuncias de presión por parte del régimen chino

Teatro danés cancela actuación de Shen Yun, suscita denuncias de presión por parte del régimen chino

El Centro de Música y Teatro Odeon en Odense, Dinamarca. (Captura de pantalla de TV2 Dinamarca)

15 de Diciembre de 2019

La explicación incoherente de un teatro danés sobre su abrupta decisión de abandonar un contrato casi firmado con Shen Yun Performing Arts, así como los anteriores contratiempos en Dinamarca para la compañía de danza clásica china con sede en Nueva York, han alimentado el debate público sobre la influencia de la China comunista en el país nórdico.

Shen Yun iba a actuar el próximo mes de abril en el Odeon Music and Theatre Hall de Odense, la tercera ciudad más grande de Dinamarca. Pero el teatro canceló el contrato el 15 de octubre.

“Hemos contactado al Centro de Música y Teatro Odeon para que Shen Yun actúe desde hace dos años”, dijo Benny Brix, portavoz de la Asociación Danesa de Falun Dafa, presentador local de Shen Yun, a la edición en chino de Epoch Times el 26 de noviembre. “Finalmente llegamos a un acuerdo para invitar a Shen Yun a realizar tres funciones en el teatro el 2 y 3 de abril de 2020”.

Según Brix, la asociación recibió un borrador del contrato de Odeon el 9 de octubre; después de eso, tuvieron una reunión el 14 de octubre en Odense en la que ambas partes confirmaron todos los puntos del contrato, incluyendo los planes para que los artistas de Shen Yun fueran alojados en el Hotel Radisson Blu HC Andersen, que tiene una asociación con Odeon.

Aunque el contrato debía firmarse al día siguiente, Brix dijo que la asociación recibió un correo electrónico de Odeon diciendo que el teatro ya había reservado una conferencia de negocios para los dos días en que Shen Yun iba a actuar.

Shen Yun y la intromisión comunista

Fundado en 2006, Shen Yun realiza giras todos los años, actuando constantemente en teatros llenos en todo el mundo. Su misión, según el sitio web oficial de Shen Yun, es mostrar el esplendor de los milenios de civilización de China a través de la danza clásica.

Sin embargo, las actuaciones de Shen Yun también describen la persecución a Falun Gong, ganándose así la enemistad de Beijing. Falun Gong, también conocido como Falun Dafa, es una práctica espiritual china que ha sido prohibida y violentamente reprimida por el Partido Comunista Chino (PCCh) desde 1999. El éxito comercial de Shen Yun y su aclamación por parte de la crítica lo han convertido en un objetivo para las operaciones de interferencia del PCCh en el extranjero. Además de las amenazas directas contra los integrantes de Shen Yun y los actos de sabotaje, el personal diplomático chino ha ejercido presión económica y política sobre teatros y gobiernos para que no permitan las actuaciones de Shen Yun.

Los informes desde octubre sugieren que Odeon pudo haber mentido a la Asociación Danesa de Falun Dafa sobre la razón por la que no firmó el contrato.

El 5 de diciembre, TV 2 de Dinamarca recibió un correo electrónico enviado el 22 de octubre por un empleado de Odeon a una organización cultural local, confirmando que el teatro no estaba reservado para el 3 de abril, uno de los días en que Shen Yun habría actuado.

El correo electrónico, que invitaba a la organización cultural a programar su actividad para ese día, se produjo siete días después de que Odeon cancelara su contrato para las actuaciones de Shen Yun.

Según Brix, una posibilidad es que Odeon cancelara su contrato como resultado de la autocensura. Otra posibilidad es la interferencia directa de la embajada china en Dinamarca.

No es la primera vez que Shen Yun encuentra problemas en Dinamarca. Los documentos sugieren que el Teatro Real Danés de Copenhague canceló las presentaciones de Shen Yun como resultado de la presión del régimen chino en varias ocasiones desde 2008.

En 2016, la embajada china intentó interferir con Shen Yun en la segunda ciudad más grande del país, Aarhus, intentando forzar al teatro y al ayuntamiento a detener el contrato. En ese caso, Shen Yun logró realizar una exitosa actuación en el lugar.

Los legisladores daneses, los miembros del concejo municipal de Odense y los medios de comunicación locales han cuestionado los motivos de Odeon.

“Shen Yun es una compañía fantástica [y] realiza espectáculos fantásticos (…) [la interferencia contra Shen Yun en Dinamarca] ha sucedido todo el tiempo. Veo esto como acoso y presión de la embajada comunista china en Dinamarca”, dijo el miembro del Parlamento danés Søren Espersen a The Epoch Times el 10 de diciembre.

El 4 de diciembre, la congresista danesa Pernille Bendixen instó a la ministra danesa de Asuntos Sociales e Interior, Astrid Krag, a explicar por qué Odeon canceló el contrato con Shen Yun.

Tras la investigación de Bendixen, Jens Belling, presidente de la sociedad que maneja el Odeon, Belling Holding APS, publicó una declaración que contradecía el razonamiento anterior del teatro. Dijo que desde el punto de vista de la empresa, era más urgente celebrar la conferencia de negocios.