100.000 personas lloran la muerte de un manifestante estudiantil en Hong Kong

Por Eva Fu
10 de Noviembre de 2019 Actualizado: 10 de Noviembre de 2019

Alrededor de 100.000 personas asistieron a una vigilia en la sede política de Hong Kong el 9 de noviembre, para llorar la pérdida de un manifestante estudiantil que se convirtió en la primera víctima confirmada relacionada con acciones policiales desde que comenzaron las manifestaciones en toda la ciudad en junio.

Un estudiante de informática de 22 años de edad, Alex Chow Tsz-lok, murió el viernes en el hospital después de caer un piso de un estacionamiento en Tseung Kwan O, donde la policía acababa de disparar gas lacrimógeno para dispersar a los manifestantes.

Los dolientes presentan sus respetos al lado de las flores y una pancarta que dice “De todos nosotros – Dios bendiga a Chow Tsz-Lok” en el lugar donde el estudiante Alex Chow, de 22 años, cayó durante una reciente protesta en el lado de Kowloon de Hong Kong el 8 de noviembre de 2019. (Anthony Wallace/AFP vía Getty Images)

La muerte de Chow profundizó la ira pública contra la policía, que ha sido ampliamente acusada de utilizar tácticas violentas y duras para dispersar a los manifestantes durante las protestas en curso.

La ciudad ha sido sacudida durante cinco meses por manifestaciones en oposición a la creciente influencia de Beijing en los asuntos de la ciudad.

En el ambiente del evento se observaba una mezcla de dolor y rabia mientras las multitudes vestidas de negro se reunían pacíficamente en el Parque Tamar, junto a las oficinas del gobierno central para rezar y llorar. Con el tema “El cielo bendice a los mártires”, el encuentro contaba con un permiso poco frecuente de la policía.

La gente toma un momento de silencio durante una oración en memoria del estudiante universitario Alex Chow en Hong Kong, el 9 de noviembre de 2019. (Anthony Kwan/Getty Images)

“La muerte no es el final, sino el comienzo”, dijo el predicador Roy Chan de la Iglesia del Distrito Norte del Buen Vecino en la manifestación, después de que los asistentes tomaran un momento de silencio. El escenario que lo rodeaba estaba adornado con coronas blancas y grullas de papel, símbolo de paz y esperanza. Gritos de “venganza” surgieron ocasionalmente de la multitud mientras él hablaba.

Chan dijo que las oraciones no eran solo para Chow, que era cristiano, sino también para el futuro de la ciudad.

“Los hongkoneses no lo dejarán pasar, los hongkoneses lo recordarán todo”, dijo.

Un voluntario de primeros auxilios enmascarado rompió en lágrimas mientras transmitía su experiencia atendiendo a los manifestantes con heridas graves tras los enfrentamientos con la policía en Tsuen Wan el 5 de agosto. El dijo que en múltiples casos, los manifestantes sufrieron heridas profundas que revelaron sus huesos.

“Manténganse unidos”

Joshua Wong, quien alcanzó prominencia como líder estudiantil durante las protestas a favor de la democracia en 2014, alentó a la gente a persistir en mantenerse unidos, previendo una “mayor adversidad por delante”.

“Durante este movimiento de protesta, hemos aprendido a mantenernos unidos, a compartir la alegría y el dolor, aunque ahora es difícil para nosotros imaginar por lo que Chow tuvo que pasar antes de partir de este mundo”, dijo.

La policía local fue acusada de retrasar el tratamiento de emergencia para el estudiante al bloquear una carretera que conduce al estacionamiento, lo que resultó en que los paramédicos tuvieran que caminar hasta la ubicación de la víctima. En una declaración del 8 de noviembre, la policía negó las acusaciones y anunció que iniciará una investigación sobre la muerte de Chow.

La gente asiste a un evento de oración en el Parque Tamar de Hong Kong en memoria del estudiante universitario de 22 años Alex Chow en Hong Kong, el 9 de noviembre de 2019. (Philip Fong/AFP vía Getty Images)

El mismo día, siete legisladores a favor de la democracia fueron arrestados o notificados que serían arrestados por supuesta interferencia con una reunión del Consejo Legislativo el 11 de mayo. En esa fecha varios legisladores se involucraron en una disputa durante un debate sobre el proyecto de ley de extradición, ahora archivado, que desencadenó las protestas generalizadas. El proyecto de ley habría permitido que los ciudadanos de Hong Kong fueran trasladados al continente para ser juzgados en tribunales controlados por el Partido Comunista Chino.

Los cargos podrían conllevar una sentencia máxima de 12 meses de prisión y una multa de 10.000 dólares.

Alarmados por los arrestos, 24 legisladores a favor de la democracia, emitieron una declaración conjunta, calificando el acto como una represión política que equivalía a “verter petróleo en el fuego”.

La policía ha arrestado a más de 3.000 personas desde que estallaron las protestas en junio.

Un hombre enciende velas en un pasamanos de la calle mientras presenta sus respetos fuera del estacionamiento donde el estudiante de 22 años Alex Chow cayó durante una reciente protesta en el distrito de Tseung Kwan O en el lado de Kowloon de Hong Kong a principios del 9 de noviembre de 2019. (Anthony Wallace/AFP vía Getty Images)

El 7 de noviembre, un estudiante de música de China continental, Chen Zimou, fue sentenciado en Hong Kong a seis semanas de prisión después de declararse culpable de poseer armas ofensivas durante una protesta en julio. Llevaba un bastón retráctil durante la protesta. Este fue el primer caso en el que un chino del continente es castigado en relación con su participación en el movimiento.

Una corte de Hong Kong también encontró a un estudiante de 16 años culpable del mismo cargo, por llevar un puntero láser y un paraguas modificado en una estación de metro en las cercanías de un lugar de protesta, el 21 de septiembre.

En la conferencia de prensa de un grupo que representaba a los manifestantes de Hong Kong, el 9 de noviembre un convocante criticó a la policía de Hong Kong por tener “sangre fría” al intentar “explicar su papel en la muerte [de Chow]”.

El activista prometió que Chow no moriría en vano y pidió a los manifestantes que canalizaran el dolor para promover la “resistencia contra la tiranía”.

Hacia el final del evento, el predicador llevó a los participantes a cantar la canción “Aleluya”. Los asistentes encendieron sus teléfonos y agitaron las manos en el aire, convirtiendo el parque en un mar de luz.

Una máscara de Guy Fawkes se deja entre las flores durante un evento de oración en Tamar Park en Hong Kong el 9 de noviembre de 2019, en memoria del fallecido estudiante universitario Alex Chow. (Philip Fong/AFP vía Getty Images)

“En una época en la que el sistema judicial ya no es justo, los hongkoneses nunca seremos derrotados”, dijo un manifestante que llevaba una máscara de Guy Fawkes, añadiendo que continuarán “rechazando la ilegitimidad del régimen comunista”.

“Detrás de esta máscara hay algo más que carne. Debajo de esta máscara hay una idea (…) y las ideas son a prueba de balas”, dijo, citando una línea de “V de Vendetta”.

Siga a Eva en Twitter: @EvaSailEast

***

Mira a continuación

Fue arrollado por un tanque… y sobrevivió

TE RECOMENDAMOS