11 elefantes mueren tratando de salvar a una cría que cayó en una famosa cascada en Tailandia

Por Louise Bevan
25 de Diciembre de 2019
Actualizado: 25 de Diciembre de 2019

ADVERTENCIA: Algunos lectores pueden encontrar el siguiente contenido inquietante.

Un total de 11 elefantes perdieron la vida trágicamente cuando trataban de salvar a una de sus crías en peligro. Cayeron desde las peligrosas orillas de una cascada en el Parque Nacional Khao Yai en el centro de Tailandia.

Las muertes fueron aumentando gradualmente a medida que de la valiente manada, uno por uno, intentaba rescatar a la primera víctima, una joven cría que había caído en las aguas turbulentas.

Según el Daily Mail, los funcionarios del Departamento de Parques Nacionales, Vida Silvestre y Conservación de Plantas (DNP) de Tailandia fueron llamados a la escena en las primeras horas de la mañana del 5 de octubre de 2019. Fueron alertados por la población local después de que una manada de elefantes agitados bloqueara un camino cerca de la cascada, intentando alcanzar a la cría que había caído al agua.

Tres horas después, las autoridades encontraron el primer cuerpo, el de la cría de elefante de tres años. Poco después, se encontraron cinco cuerpos más cerca de la base de la cascada y un dron identificó otros cinco.

Dos elefantes permanecen atrapados en un pequeño acantilado junto a la cascada en el Parque Nacional Khao Yai en el centro de Tailandia mientras los rescatistas trabajan para salvarlos el 5 de octubre de 2019. (Getty Images | PANUPONG CHANGCHAI )

Dos elefantes sobrevivientes fueron vistos atrapados en una saliente cercana; los funcionarios prepararon y arrojaron paquetes de comida a la pareja en peligro, con la esperanza de aumentar sus reservas de energía y ayudarles a subir a un lugar seguro. Con la ayuda de los funcionarios tailandeses, estos dos elefantes finalmente treparon a un terreno más seguro.

Edwin Wiek, el creador de la Fundación Amigos de la Vida Silvestre de Tailandia, temía por el futuro de los elefantes sobrevivientes. Los elefantes de la manada dependen unos de otros para su protección y alimentación, explicó. Los dos elefantes restantes, habiendo perdido un gran total de once compañeros cruciales, pueden tener dificultades para salir adelante por sí mismos.

“Es como perder la mitad de tu familia”, lamentó Wiek, hablando con la BBC. “No hay nada que puedas hacer; es la naturaleza, desafortunadamente”.

El incidente también puede tener un impacto emocional duradero en los sobrevivientes. El biólogo conservacionista de la Universidad Estatal de Colorado, George Wittemyer, quien ha estudiado a los elefantes en la Reserva Nacional Samburu, en el norte de Kenia, desde 1997, explicó a National Geographic que los elefantes típicamente tienen “una fascinación por la muerte”.

Una de las víctimas retratada tirada en el fondo de una cascada después de caer a la muerte; Los rescatistas trabajaron durante la noche para salvar a dos de los compañeros de la manada de animales. (Getty Images | PANUPONG CHANGCHAI)

Cada vez que sucede, no es lo mismo, pero es un comportamiento sorprendente”, dijo Wittemyer, “no basado en la supervivencia o la necesidad, sino en algún tipo de emoción”.

“El hecho de que interactúen y tengan conductas con sus muertos de una forma que no se puede explicar en ningún contexto simple y evolutivo habla de las vidas emocionales más profundas de los elefantes que no podemos estudiar fácilmente”, continuó el biólogo.

La cascada del Parque Nacional Khao Yai, conocida coloquialmente como Haew Narok (Caída del Infierno), se ha hecho famosa entre los habitantes de la zona tras varios incidentes trágicos. En particular, una manada entera de elefantes murió al caer en 1992; la tragedia llegó a los titulares en toda Tailandia e incluso llamó la atención de los medios de comunicación internacionales.

El Parque Nacional Khao Yai de Tailandia abarca más de 2.168 metros cuadrados y es el hogar de aproximadamente 300 elefantes salvajes. Con el fin de minimizar la agitación del resto de la población de elefantes, los funcionarios del parque han establecido estrictas regulaciones para los turistas que pasan por el paisaje.

Los turistas del parque nacional “no deben utilizar la bocina del coche, hacer ruidos fuertes o usar un flash al tomar fotos”, explica The Thaiger, añadiendo que se aconseja a todos los conductores que mantengan una distancia mínima de 30 metros de los elefantes salvajes en todo momento.

Perder casi el 4 por ciento de la población total de elefantes salvajes del parque en un día fue un trágico acontecimiento del que el Parque Nacional Khao Yai tardará años en recuperarse. Nunca ha habido un mejor momento para respetar y proteger a estas hermosas criaturas.

****

A continuación:

Fue arrollado por un tanque… y sobrevivió

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS