13 estados estadounidenses estarían consumiendo agua contaminada con químicos

09 de Agosto de 2016 Actualizado: 09 de Agosto de 2016

El agua potable de varios estados –suministrada a unos 6 millones de personas en EE.UU.-supera los límites de químicos tóxicos sintéticos contemplados federalmente, según reveló un nuevo estudio de Harvard.

Los  resultados –que fueron publicados este martes en la revista científica de Cartas de Ciencia y Tecnología del Medio Ambiente de la Asociación Americana de la Química (ACS)- indicaron una presencia más alta de la aceptada de perfluoroalquilos y polifluoroalquilos (PFAS).

Se conoce como PFAS a productos químicos industriales fluorinados que fueron utilizados en los últimos 60 años en la producción de “productos cotidianos como los envoltorios de comida, ropa, sartenes, alfombras, etc.

Estos químicos son sustancias sintéticas, es decir, que no se encuentran en el ambiente de forma natural y por ende, el cuerpo humano no sabe qué hacer con ellos y el planeta tampoco, ya que no se degradan fácilmente.

Los estados más afectados son: California, Nueva Jersey, Carolina del Norte, Alabama, Florida, Pennsylvania, Ohio, Nueva York, Georgia, Minnesota, Arizona, Massachusetts e Illinois

En los resultados se difunde que los PFASS se encontraban en 194 de 4.864 reservas de aguas examinadas en 33 estados, siendo trece de ellos el 75% de todos los casos.

Los estados más afectados son: California, Nueva Jersey, Carolina del Norte, Alabama, Florida, Pennsylvania, Ohio, Nueva York, Georgia, Minnesota, Arizona, Massachusetts e Illinois, donde se encuentran más fábricas y también más concentración de personas.

Asimismo la investigación arrojó que los niveles más altos de estos químicos se concentraban en las cuencas cercanas a zonas industriales, bases militares y plantas de tratamiento de aguas residuales.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) advierte que el agua, el saneamiento y la higiene tienen consecuencias importantes sobre la salud

Del mismo modo, los investigadores confirmaron que 66 de las fuentes de suministro de agua pública inspeccionadas no cumplían los requisitos federales de seguridad de PFASS de 70 partes por billón (ng/L) de dos tipos de compuestos, el ácido perfluorooctanosulfónico (PFOS) y el ácido perfluorooctanoico (PFOA).

La Organización Mundial de la Salud (OMS) advierte que el agua, el saneamiento y la higiene tienen consecuencias importantes sobre la salud, y que las enfermedades relacionadas con el uso de agua incluyen aquellas causadas por microorganismos y sustancias químicas presentes en el agua potable, que es la vía más común para contactarse con ellas y padecer desde supresión del sistema inmunológico hasta trastornos hormonales, afecciones del tracto urinario, etc.

TE RECOMENDAMOS