17 estados demandan al gobierno de Trump por nuevas reglas de visa para estudiantes internacionales

Por Janita Kan
13 de Julio de 2020
Actualizado: 13 de Julio de 2020

Una coalición de estados y Washington están demandando a la administración Trump por su regla que impide que los estudiantes internacionales se queden en los Estados Unidos si su escuela solo ofrece cursos online el próximo otoño.

Diecisiete estados y la Capital de los Estados Unidos presentaron la demanda el lunes pidiendo al Tribunal de Distrito de los Estados Unidos para el Distrito de Massachusetts que bloquee la regla que exige que los estudiantes internacionales abandonen el país o se transfieran a otra institución si sus escuelas ofrecen todas las clases online para el otoño de 2020. Si no, los estudiantes pueden arriesgarse a consecuencias como la deportación.

La regla fue anunciada por el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de EE.UU. (ICE) el 6 de julio.

“La Administración Trump ni siquiera intentó explicar la base de esta regla sin sentido, que obliga a las escuelas a elegir entre mantener inscritos a sus estudiantes internacionales y proteger la salud y la seguridad de sus campus”, dijo la Fiscal General de Massachusetts Maura Healey, quien lidera demanda, en un comunicado.

La administración ha enfrentado críticas generalizadas y múltiples demandas por promulgar la regla, que dicen creó incertidumbre para cerca de un millón de estudiantes internacionales en EE.UU. Muchas instituciones académicas, que ya están luchando por superar los desafíos logísticos de reanudar las clases de manera segura en medio de la pandemia del virus del PCCh, también están tomando medidas en un esfuerzo por bloquear la aplicación de la regla.

La Universidad de Harvard y el Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) presentaron una demanda la semana pasada en un esfuerzo por bloquear la regla, alegando que la regla fue “diseñada con el propósito de presionar a los colegios y universidades para que abran sus aulas en el campus para clases presenciales este otoño”. Otras instituciones de educación superior como la Universidad Johns Hopkins presentaron esfuerzos de litigio similares.

La demanda de los estados sigue una demanda similar presentada por el Fiscal General de California Xavier Becerra y otros funcionarios estatales, diciendo que la regla “exacerbaría la propagación de COVID-19 y exiliaría a cientos de miles de estudiantes universitarios que estudian en los Estados Unidos”.

La demanda alega que la nueva regla causaría un daño irreparable sustancial a los estados, las escuelas y los estudiantes porque la administración Trump no consideró la salud y la seguridad públicas en medio de la pandemia en curso. Los 17 estados y Washington albergan 1124 colegios y universidades combinados y recibieron a más de 373,000 estudiantes internacionales el año pasado, lo cual equivale a USD 14,502,646,811 de ingresos para las economías de esos estados en ese año, dicen los fiscales generales.

El campus de la Universidad de Harvard en Cambridge, Massachusetts, el 23 de marzo de 2020. (Maddie Meyer/Getty Images)

La regla cambiaría drásticamente las vidas de los estudiantes internacionales y sus familias, y traería una enorme carga administrativa a las escuelas de reconsiderar “planes para el semestre de otoño cuidadosamente calibrados y hacer certificaciones individuales para cada estudiante internacional en cuestión de semanas”, dice la demanda (pdf).

También dijo que el efecto de la regla privaría a la comunidad universitaria de las “perspectivas, habilidades y talentos de tantos estudiantes internacionales”, y también traería una pérdida a la economía.

La demanda de los estados también solicita al tribunal que retrase la vigencia de la norma.

Junto con Massachusetts y la capital de los EE.UU., estados como Colorado, Illinois, Maryland, Virginia, Pensilvania y Wisconsin participan en la demanda.

El presidente Donald Trump ha estado presionando para que las escuelas reabran en el otoño de 2020, lo cual está vinculado a su esfuerzo por ayudar al país a reanudar las funciones económicas normales. Durante una mesa redonda con expertos en salud, educadores, estudiantes y padres el martes, Trump dijo que presionará a los gobernadores para que vuelvan a abrir, diciendo que cree que los gobernadores que no lo hicieron fue por razones políticas.

“No queremos que las personas hagan declaraciones políticas o lo hagan por razones políticas, piensan que será bueno para ellos políticamente, así que mantienen las escuelas cerradas, de ninguna manera”, dijo Trump. “Vamos a presionar mucho a los gobernadores y a todos los demás para que abran las escuelas”.

Según el anuncio de ICE, los estudiantes que asisten a escuelas que ofrecen una combinación de clases online y en persona pueden tomar más de una clase online siempre que las escuelas certifiquen que el programa no es completamente online, que el estudiante no está tomando el curso completamente online ese semestre, y que el estudiante está tomando el número mínimo de clases online requeridas para progresar en su programa de grado.

Un portavoz del Departamento de Estado dijo que este acuerdo temporal para los estudiantes que reciben educación bajo el modelo híbrido “proporciona una mayor flexibilidad para que los estudiantes no inmigrantes continúen su educación en los Estados Unidos, al tiempo que permite un distanciamiento social adecuado en los campus abiertos y operativos en todo Estados Unidos”.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación:

¿Por qué demandar al Partido Comunista Chino por los daños del COVID-19?

TE RECOMENDAMOS