17 grupos ambientales demandan a la administración Trump por plan petrolero en refugio de Alaska

Unos grupos se unen para oponerse a la explotación en la planicie costera rica en petróleo de Alaska

Por Alan McDonnell
25 de Agosto de 2020 9:36 PM Actualizado: 25 de Agosto de 2020 9:36 PM

Dos demandas contra la administración de Trump se presentaron este lunes en un tribunal de distrito en Alaska por varias organizaciones ambientales que desafiaron el plan de la Oficina de Administración de Tierras (BLM) para abrir el Área 1002 del Refugio Nacional de Vida Silvestre del Ártico (ANWR) para la exploración de gas y petróleo.

Siguiendo con la Ley de Empleos y Reducción de Impuestos aprobada por el presidente Trump en 2017, el secretario del Interior de EE. UU., David Bernhardt, firmó una decisión para aprobar el Programa de Arrendamiento de Petróleo y Gas en la Llanura Costera (pdf) dentro del ANWR el 17 de agosto. La decisión determina dónde se pueden otorgar los arrendamientos y bajo qué condiciones en la Llanura Costera de 1.56 millones de acres, lo cual conforma poco más del 8 por ciento del total del área de 19.3 millones de hectáreas del refugio de vida salvaje.

Epoch Times Photo
Mapa del norte de Alaska y partes cercanas de Canadá que muestra la ubicación del Refugio Nacional de Vida Silvestre del Ártico (ANWR), el Área 1002, y la Reserva Nacional de Petróleo de Alaska (NPRA). (USGS)

Sin embargo, los representantes de la tribu local Gwich’in dijeron que consideran que la tierra es sagrada y que la llanura costera es un territorio de cría para las manadas de caribúes y que dependen del territorio.

“La decisión de la BLM por violar las tierras sagradas para mi gente y esenciales para la salud de las manadas de caribúes de Porcupine es un ataque a nuestros derechos, a nuestra cultura y a nuestro estilo de vida”, dijo la directora del comité directivo de Gwich’in, Bernadette Demientieff, en un comunicado. “Hemos vivido y prosperado en el Ártico por miles de años. Hemos escuchado y aprendido de nuestros antepasados, y sabemos que debemos permanecer unidos para proteger a las futuras generaciones y eso significa ir a la corte a proteger a las manadas de caribúes y a las tierras sagradas”.

Trece grupos ambientalistas entre ellos el comité directivo de Gwich’in, el Sierra Club, y The Wilderness Society presentaron una demanda, mientras que el National Defense Council, el National Audubon Society, el Center for Biological Diversity y el Friends of the Earth se unieron para presentar una segunda demanda (pdf).

Los grupos alegan que el plan de la administración de Trump causaría un daño significativo y quizás irreparable a un ecosistema sensible lejos muy al norte del Círculo Polar Ártico. Ellos dijeron que la explotación de la industria del petróleo y el gas degradará un entorno inmaculado de hielo perpetuo que es hogar de osos polares, caribúes y más de 150 especies de aves.

Mapa del Área 1002 del ANWR. (USGS)

Sin embargo, el gobernador de Alaska, Michael Dunleavy, ve el acontecimiento como un paso en la dirección correcta. Dunleavy dice que una explotación responsable en el Área 1002 de Alaska podría resultar en la recuperación de hasta 11.8 millones de barriles de petróleo, y que su estado desempeña un papel fundamental en la independencia energética de Estados Unidos.

“La visión del secretario Bernhardt y del presidente Donald J. Trump conducirá a la explotación responsable de los abundantes recursos de Alaska, creará nuevos puestos de trabajo, apoyará el crecimiento económico y la prosperidad y, lo que es más importante, asegurará en el futuro el papel crítico de Alaska en la política energética de nuestra nación”, dijo Dunleavy en un comunicado.

Oposición al petróleo y al gas

Los grupos ambientalistas dijeron que seguirán oponiéndose a la explotación.

“Excavar en el Ártico dejará cicatrices irreparables en uno de los últimos lugares salvajes que quedan en la Tierra. Los osos polares, el caribú de Porcupine, los bueyes almizcleros, y las millones de aves migratorias dependen de este inmaculado hábitat para su supervivencia”, dijo el presidente y director general de la National Wildlife Federation, Collin O’Mara, en un comunicado. “Al ignorar flagrantemente el consejo de los principales biólogos de vida silvestre del gobierno federal y al no cumplir numerosas leyes, la administración Trump no nos ha dejado otra opción que presentar esta demanda en solidaridad con la Nación Gwich’in para detener este imprudente plan de excavar la perla más preciada de los refugios de vida silvestre”.

“Este paisaje está protegido por una razón: por la gente Gwich’in que depende de esta tierra para vivir, por la enorme biodiversidad y vida silvestre que considerar al refugio como su hogar, y por todos los estadounidenses que no viven cerca, pero que aprecian y valoran esta tierra icónica e inmaculada y todo lo que nos ofrece a todos”, dijo Geoffrey Haskett, presidente de la National Wildlife Refuge Association. “El Refugio Nacional de Vida Silvestre en el Ártico debe dejarse intacto. Este lugar es salvaje y remoto y valioso más allá de toda medida, y no podemos aguantar el riesgo de excavar allí”.

La industria del petróleo acoge con satisfacción el plan

“Este es un momento culminante en nuestro esfuerzo de décadas para permitir la explotación responsable de una pequeña parte del Área 1002 de Alaska”, dijo la senadora Lisa Murkowski (R-Alaska).

“Se necesita una nueva oportunidad en el Área 1002 tanto ahora, cuando los habitantes de Alaska atraviesan tiempos increíblemente desafiantes, como en el futuro mientras buscamos una base económica duradera para nuestro estado”, dijo en un comunicado. “A través de este programa, construiremos sobre nuestro registro ya sólido de una huella cada vez más mínima en la explotación responsable de los recursos”.

Un portavoz del Departamento del Interior, Conner Swanson, reiteró que el programa fue establecido por el Congreso. Según Swanson, el Programa de Arrendamiento de Petróleo y Gas de la Llanura Costera “deja el noventa y dos por ciento del refugio completamente fuera de los límites de la explotación. La decisión del Departamento respecto a dónde y cuándo puede realizarse la explotación incluye una amplia protección de la vida silvestre, como los caribúes y los osos polares”.

Con información de The Associated Press.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


¿Sabía?

‘No hay emergencia climática’: científicos piden un debate razonado

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.