185 empleados dejan el laboratorio de armas nucleares de Los Álamos por la orden de vacunación

Por Ivan Pentchoukov
24 de Octubre de 2021
Actualizado: 24 de Octubre de 2021

El laboratorio de Nuevo México que produjo la primera bomba nuclear del mundo perdió 185 empleados al expirar el plazo de una orden de vacunación el 22 de octubre, según una demanda (pdf) presentada contra el operador de las instalaciones el mismo día.

Otros 153 empleados del Laboratorio Nacional de Los Álamos (LANL) están bajo licencia sin goce de sueldo o están usando el pago de vacaciones porque obtuvieron una exención religiosa, dice la demanda. Veintiséis empleados obtuvieron exenciones por motivos médicos.

La demanda cita un artículo de Los Alamos Reporter, que dice que las cifras fueron reveladas durante una reunión con todos los empleados del laboratorio el 21 de octubre.

El laboratorio emplea a casi 14,000 trabajadores. Dos tercios de todo el trabajo en las instalaciones se centran en los programas de armamento. Casi uno de cada cinco empleados del laboratorio tiene un doctorado. Triad National Security LLC opera el complejo como contratista del gobierno federal.

Aproximadamente el 85 por ciento de la plantilla del LANL se había vacunado contra el virus del PCCh (Partido Comunista Chino) el 23 de agosto, cuando la dirección anunció una orden de vacunación, según un correo electrónico interno (pdf). Ese mismo día, la FDA concedió la aprobación total de la vacuna de Pfizer-BioNTech.

Un mes más tarde, el 20 de septiembre, el presidente de LANL, Thomas Mason, dijo que otros 1000 empleados se habían vacunado.

El LANL no respondió a una solicitud de comentarios.

La demanda presentada el viernes enumeró a ocho de los 153 empleados que fueron puestos en licencia por haber recibido una exención religiosa para la vacunación obligatoria.

“Los demandados han aprobado exenciones religiosas para algunos empleados, incluyendo a los demandantes y a otros que no están ante el tribunal, pero han dado con una mano y luego se han retractado con la otra imponiendo una acomodación general, de talla única, que coloca a aquellos empleados a los que se les ha concedido una exención religiosa en una licencia indefinida sin sueldo y los despoja de sus beneficios”, afirma la demanda. “Las acciones de los demandados equivalen a un despido constructivo”.

El LANL no concedió una exención a los empleados que han adquirido inmunidad natural a la COVID-19 a través de una infección previa. Varios estudios demuestran que la inmunidad natural otorga una protección similar o mejor contra el virus. Si bien la eficacia de las vacunas disminuye con el tiempo, y por ello se requieren dosis de refuerzo, la inmunidad natural dura al menos un año, según un estudio reciente revisado por pares.

El 9 de septiembre se comunicó a los empleados con exenciones religiosas que se les concedería una licencia no remunerada o que “podrían utilizar la licencia de vacaciones hasta que se haya identificado una adaptación que no suponga una carga excesiva para el laboratorio o para otros empleados”, según una directiva citada en la demanda.

El 20 de septiembre, el LANL amplió la orden de vacunación obligatoria a los empleados que trabajan desde casa.

El laboratorio funcionó durante toda la pandemia con empleados que llevaban mascarillas y se distanciaban socialmente.

El 15 de octubre, un juez en una demanda diferente rechazó una solicitud de 114 empleados del laboratorio para bloquear la vacunación obligatoria.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS