5 puntos clave de la audiencia de la jueza Jackson

Por Joseph Lord
23 de Marzo de 2022 9:56 PM Actualizado: 23 de Marzo de 2022 9:56 PM

La jueza nominada a la Corte Suprema Ketanji Brown Jackson, elegida por el presidente Joe Biden para reemplazar al juez saliente Stephen Breyer, respondió más de una docena de horas de preguntas durante los tres días de su audiencia de confirmación ante el Comité Judicial del Senado.

Estos son algunos de los puntos clave de esas audiencias:

Jackson se aleja de la filosofía judicial comprometida

En varias ocasiones durante la audiencia, los republicanos en el Comité Judicial presionaron a Jackson para que elaborara su filosofía judicial, pero Jackson se retractó de estos pronunciamientos.

Muchos jueces liberales de la Corte Suprema expresan su creencia en la idea de una “Constitución viva”, una teoría que sostiene que la Constitución es un documento en evolución que se adapta a los problemas del momento mientras deja intacto el espíritu del documento.

Los jueces conservadores tienden hacia el “originalismo”–que dice que la Constitución debe interpretarse como la interpretaron los Fundadores, y el “textualismo”, que exige una interpretación relativamente estricta del texto de la Constitución misma.

Jackson no se comprometió con ninguno de los dos, sino que citó una “metodología” que usaría caso por caso para tomar sus decisiones.

La respuesta vaga dejó insatisfechos a los legisladores de ambos partidos.

El senador John Kennedy (R-La.) le dijo a Jackson que ella era “muy inteligente y muy elocuente”, pero dijo que estaba “todavía un poco inseguro sobre cómo piensa, cómo aborda los casos, cómo decide los casos”.

“Quiero tener una idea de qué tipo de jueza serías”, dijo la senadora Dianne Feinstein (D-Calif.), admitiendo que también quería saber “(…) dentro de cinco o seis años, ¿cómo te veremos”.

“Quiero ser el tipo de jueza como el que he sido durante la última década”, respondió Jackson.

Dijo que si era confirmada ante la Corte Suprema, “se quedaría en [su] carril” mientras “interpretaba la ley”. También dijo que “[gobernaría] de acuerdo con el Artículo III” de la Constitución, que delinea los poderes del poder judicial federal.

Jackson dijo el 22 de marzo que estaba “muy consciente de que, como jueza en nuestro sistema, tengo un poder limitado y en todos los casos estoy tratando de permanecer en mi carril”.

Si bien los republicanos no estaban satisfechos con la falta de una filosofía judicial específica de Jackson, el senador Sheldon Whitehouse (D-R.I.) sugirió que en realidad era algo bueno.

“No sabía que necesitabas tener [una filosofía judicial]”, dijo.

“La Constitución te da la guía”, continuó. La falta de filosofía de Jackson “no me molesta ni un poco. Una filosofía judicial puede ser una pantalla para una predisposición”.

“Uno de los problemas con una filosofía judicial” es la “adherencia selectiva”, dijo Whitehouse, sugiriendo que los jueces con filosofías judiciales las apliquen selectivamente en áreas donde les sea conveniente.

Jackson cuestionada sobre si anularía el precedente

Jackson también indicó que le daría cierta deferencia al precedente y usaría varios “factores” para determinar cuándo anular el precedente, pero dijo que no podía dar respuestas específicas fuera del contexto de un caso específico.

El senador Chuck Grassley (R-Iowa), el miembro republicano de mayor rango del comité, le preguntó a Jackson en un momento de la audiencia si la Corte Suprema debería “anular un precedente cuando está claro para los jueces que el precedente se decidió incorrectamente”.

Jackson dijo que honraría la doctrina de stare decisis, a la que llamó “el principio que la Corte Suprema usa desde el principio, el tipo de regla de fondo de mantenimiento judicial o precedencia, para tener previsibilidad, estabilidad en la ley, es el tipo de principio con el que comienza el tribunal, si se le pide que anule o revise un precedente”.

Dijo que consideraría varios factores para determinar si revertir o no un precedente, incluida “la opinión de que el precedente que está reconsiderando es incorrecto”, “si se ha confiado en ese precedente anterior”, “si el precedente ha demostrado ser viable”, “si los casos en el área han cambiado de tal manera que el precedente en sí mismo ya no tiene una base firme”, y “si ha habido nuevos hechos o una nueva comprensión de los hechos que dan lugar a la necesidad de revisar el precedente”.

Sin embargo, Jackson dejó en claro que no aplicaría el estándar al histórico caso del derecho al aborto Roe v. Wade.

Ese caso, que ha enfrentado desafíos de los estados republicanos, es “la ley establecida de la Corte Suprema”, y Jackson dejó en claro que, si se enfrenta a la decisión de anularlo, se basaría en el precedente establecido en Roe v. Wade.

El 23 de marzo, el senador John Cornyn (R-Texas) presionó a Jackson sobre el tema y le preguntó si el “estándar de viabilidad” establecido en Roe v. Wade es “arbitrario”.

“No soy bióloga”, respondió Jackson. “No he estudiado esto. No sé”.

“Lo que sé es que la Corte Suprema tiene pruebas y estándares que aplica cuando evalúa la regulación del derecho de una mujer a interrumpir su embarazo”, dijo.

Cornyn continuó: “¿Entiende usted, según el precedente actual de la Corte Suprema, que existe el derecho al aborto hasta el momento del parto, inclusive?”.

Jackson objetó, diciendo que “no está al tanto de que el tribunal se haya pronunciado sobre si la regulación puede o no extenderse hasta el nacimiento. Simplemente no soy consciente de eso”.

“No soy bióloga”: Jackson sobre lo que es una mujer

Cuando los republicanos le pidieron que diera su opinión personal sobre temas sociales controversiales relacionados con el género, Jackson también objetó y dijo en varias ocasiones que sería inapropiado que ella diera su opinión, o que no podía responder la pregunta.

En una sección del 22 de marzo, la senadora Marsha Blackburn (R-Tenn.) preguntó a Jackson: “¿Cree que nuestras escuelas deberían enseñar a los niños que ellos pueden elegir su género?”

“Senadora, no haré comentarios sobre lo que las escuelas pueden enseñar”, respondió Jackson.

Más tarde, citando una opinión de la juez liberal Ruth Bader Ginsburg, quien escribió que las diferencias físicas entre hombres y mujeres son inherentes, Blackburn preguntó: “¿Cree que existen diferencias físicas entre hombres y mujeres?”.

“Respetuosamente, no estoy familiarizada con esa cita y caso en particular, por lo que es difícil para mí comentar”, dijo Jackson.

“¿Interpreta el significado de la jueza Ginsburg de hombres y mujeres como ‘masculino’ y ‘femenino’?”, preguntó Blackburn.

“Nuevamente, debido a que no conozco el caso, no sé cómo lo interpretaría, necesitaría leer todo”, respondió Jackson.

“¿Puede dar una definición de la palabra ‘mujer’?” preguntó Blackburn.

“¿Puedo dar una definición?”, dijo Jackson. “No. No puedo. No soy bióloga.

Al ser presionada aún más, Jackson dijo: “Senadora, en mi trabajo como jueza, lo que hago es abordar disputas, si hay una disputa sobre una definición, la gente presenta argumentos, y yo miro la ley y decido”.

Jackson fue presionada por sentencias de pornografía infantil

Durante cada día de la audiencia, los republicanos presionaron a Jackson para que explicara su historial al dictar sentencias más leves que las pautas exigidas para los condenados por posesión de pornografía infantil, como parte de sus afirmaciones de que la nominada es indulgente con el crimen.

El tema, que fue planteado como parte de un hilo de Twitter del 16 de marzo por el senador Josh Hawley (R-Mo.), fue una línea importante de preguntas durante la audiencia.

El 22 de marzo, el senador Ted Cruz (R-Texas) sacó un gráfico que mostraba los resultados de varios casos supervisados ​​por Jackson.

En los casos en los que no tenía discreción debido a las leyes de sentencias mínimas obligatorias, señaló Cruz, Jackson dio la sentencia recomendada “porque no tenía otra opción”.

Pero en varios casos en los que no estaba sujeta a los mínimos obligatorios, Cruz demostró que Jackson dio sentencias muy por debajo de las recomendaciones estatales.

En un caso, Estados Unidos v. Chazin, los fiscales pidieron una sentencia de prisión de 78 a 97 meses, pero Jackson finalmente le dio al acusado una sentencia de 28 meses. En otro, U.S. v. Hawkins, los fiscales solicitaron 24 meses de prisión, pero Jackson solo le dio al acusado tres meses. En U.S. v. Stewart, el acusado recibió una sentencia de 57 meses, muy por debajo de los 97 meses solicitados por el estado.

En promedio, dijo Cruz, Jackson dio un 47.2 por ciento menos de tiempo tras las rejas de lo que pidieron los fiscales.

“¿Crees que la voz de los niños se escucha cuando el 100 por ciento de las veces estás sentenciando a aquellos en posesión de pornografía infantil muy por debajo de lo que pidieron los fiscales?”, preguntó Cruz.

“Sí, senador, lo creo”, respondió Jackson.

Más temprano, el 22 de marzo, Jackson hizo un esfuerzo por defenderse de la acusación.

Jackson señaló que las pautas de sentencia por posesión de pornografía infantil se basaron originalmente en la pornografía infantil recibida por correo, pero la llegada de Internet ha creado desafíos para las políticas pasadas.

“La directriz se basó originalmente en un esquema legal y directivas específicas del Congreso, en un momento en que los delincuentes más graves de pornografía infantil se identificaban en función del volumen, en función de la cantidad de fotografías que recibían por correo”, dijo.

“Eso tenía mucho sentido antes del–internet, cuando no teníamos distribución. Pero la forma en que la directriz está estructurada ahora, en función de ese conjunto de circunstancias, está generando disparidades extremas en el sistema porque ahora es muy fácil para las personas obtener volúmenes de este tipo de material a través de las computadoras”.

“Así que no está haciendo el trabajo de diferenciar quién es un delincuente más grave, como solía hacerlo. Entonces, la comisión ha tenido eso en cuenta y, quizás aún más importante, los tribunales están ajustando sus sentencias para tener en cuenta el cambio de circunstancias. Pero no dice nada sobre la opinión del tribunal sobre la gravedad de este delito”.

Sin embargo, muchos legisladores republicanos, incluido el senador Lindsey Graham (R-S.C.), no estaban satisfechos con la respuesta, y las preguntas sobre el tema continuaron hasta bien entrada la sesión del 23 de marzo.

Durante una línea de interrogatorio el 23 de marzo, Graham opinó que Jackson no había castigado adecuadamente a los infractores de una manera que disuadiera a otros, aunque Jackson insistió en que dictó sentencias sobre la base de la totalidad de las circunstancias del caso, incluida la disuasión.

Los demócratas y la Casa Blanca defendieron a Jackson, diciendo que las sentencias que ha dictado eran consistentes con las pautas federales de sentencia, y calificaron la línea de interrogatorio del Partido Republicano como “demagógica”.

Los demócratas enfatizan que Jackson sería la primera jueza negra

A lo largo de la audiencia, los demócratas enfatizaron que, de ser confirmada, Jackson sería la primera mujer negra en sentarse en la Corte Suprema. Sin embargo, varios republicanos criticaron esto como hipócrita en vista del trato dado por los demócratas en el pasado a los funcionarios republicanos designados en la corte federal como Janice Rogers Brown.

“Ni una solo jueza ha sido una mujer negra”, dijo el presidente del Poder Judicial, Dick Durbin (D-Illinois). “Usted, jueza Jackson, puede ser la primera”.

“No es fácil ser la primera”, continuó. “A menudo, tienes que ser la mejor. En cierto modo, la más valiente. Muchos no están preparados para enfrentar ese tipo de calor, ese tipo de escrutinio, esa prueba y el resplandor de los reflectores nacionales”.

Si se confirma a Jackson, “podemos estar seguros de que la corte, su función y sus decisiones serán más comprensibles para el público estadounidense”.

“El nombramiento de la primera mujer negra en la Corte Suprema, seamos honestos, debería haber ocurrido hace años”, dijo el senador Dick Blumenthal (D-Conn.). Su nominación “es un gran salto al presente de nuestro país”.

“Su servicio hará que la corte se parezca más a Estados Unidos”, agregó.

La senadora Amy Klobuchar (D-Minn.) estuvo de acuerdo y dijo que “hace mucho que era hora” de la nominación de una mujer negra.

Mientras tanto, los republicanos acusaron a los demócratas de ser doble cara hacia los aspirantes a jueces negros.

Graham señaló que el entonces Sen. Joe Biden obstruyó dos veces la confirmación de Brown, el candidato del presidente George W. Bush a la Corte de Apelaciones del Circuito de D.C., un posible trampolín para pasar a la Corte Suprema.

Cruz también atacó a los demócratas por bloquear la nominación de Rogers.

“Recordatorio”, escribió Cruz en un tuit. “Los demócratas, incluido Joe Biden, felizmente obstruyeron a la jueza Janice Rogers Brown”.

“Y lo hicieron precisamente porque querían evitar que la jueza Brown se convirtiera en la jueza Brown, la primera mujer afroamericana [en la Corte Suprema]”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.