50 legisladores exigen al fiscal general Garland responder sobre cultivos de marihuana vinculados al PCCh

En algunos casos, los cultivadores también se dedicaban a la trata de seres humanos, los trabajos forzados, el tráfico de drogas y los delitos violentos", escribieron los legisladores

Por Frank Fang
04 de Febrero de 2024 5:24 PM Actualizado: 04 de Febrero de 2024 5:24 PM

Un grupo bipartidista de 50 senadores y miembros de la Cámara de Representantes pide al fiscal general Merrick Garland que facilite información sobre las operaciones de cultivo ilegal de marihuana en Estados Unidos vinculadas al Partido Comunista Chino (PCCh).

Los legisladores, encabezados por el representante Pete Sessions ( R-Texas), el representante Jared Golden (D-Maine), el representante David Valadao (R-Calif.), la senadora Joni Ernst (R-Iowa), y el senador Angus King (I-Maine), enviaron una carta a Garland el 2 de febrero, expresando su profunda preocupación.

“Según los informes, ciudadanos chinos -incluidos aquellos con posibles vínculos con el Partido Comunista Chino (PCCh)- están operando miles de granjas ilícitas de marihuana en todo el país”, escribieron. “Las miles de operaciones ilícitas chinas de cultivo de marihuana suponen una amenaza directa para la seguridad pública, los derechos humanos, la seguridad nacional y la crisis de adicción que agobia a nuestra nación”.

Los legisladores dijeron que se habían descubierto operaciones chinas de cultivo de marihuana en muchos estados, entre ellos California, Colorado, Massachusetts, Michigan, Nevada, Oklahoma, Oregón y Washington.

“En algunos casos, los cultivadores también se dedicaban a la trata de seres humanos, el trabajo forzado, el tráfico de drogas y los delitos violentos”, escribieron los legisladores. “Estas granjas se encuentran más comúnmente en estados con programas legales de marihuana donde los cultivadores ilícitos tratan de disfrazar sus operaciones en comunidades donde viven y trabajan estadounidenses respetuosos de la ley”.

La carta hacía referencia a un documento filtrado de 2023 del Departamento de Seguridad Nacional, en el que se afirmaba que 270 operaciones de cultivo ilegal de marihuana en Maine presuntamente vinculadas a China estaban generando posiblemente más de 4300 millones de dólares en ingresos.

“Los expertos creen que hay pruebas sustanciales que implican al PCCh en el apoyo directo a las operaciones ilícitas de cultivo de marihuana en todo Estados Unidos”, escribieron los legisladores. “Ya sea que estén ubicados en casas residenciales reacondicionadas o en tierras de cultivo, las entidades reguladoras y policiales estatales parecen incapaces de abordar estas operaciones de cultivo potencialmente apoyadas por el CCP a pesar de su amenaza significativa para las comunidades locales en todo el país.”

La carta decía que más de 2000 cultivadores de marihuana “están vinculados a China” en Oklahoma. “Los investigadores en Oklahoma descubrieron cultivadores ilícitos de marihuana involucrados en la trata de personas, el tráfico sexual, el tráfico de ketamina, el juego ilegal y el lavado de dinero internacional”, escribieron los legisladores.

En septiembre del año pasado, un grupo de inmigrantes chinos presentó una demanda alegando que fueron atraídos al norte de Nuevo México con engaños y luego obligados a trabajar 14 horas al día en una granja ilegal de marihuana.

“Permitir granjas ilícitas de marihuana vinculadas al PCCh es una amenaza continua para la seguridad nacional, la seguridad pública y los derechos humanos”, concluyen los legisladores.

Al final de la carta, los legisladores querían que Garland respondiera a múltiples preguntas antes del 23 de febrero, incluyendo el número de granjas de marihuana afiliadas a CCP en los Estados Unidos, y si la legalización estatal de la marihuana ha “afectado a la proliferación de granjas de marihuana afiliadas a CCP.”

“¿Cuántas granjas de marihuana afiliadas a CCP han obtenido licencias emitidas por el estado para cultivar marihuana, ya sea directamente o a través de una empresa fantasma?”, preguntaban los legisladores en la carta.

El 18 de enero, un gran jurado federal condenó a dos ciudadanos chinos -Jeff Weng, de Brooklyn, Nueva York, y Tong Lin, de nacionalidad china- por una conspiración de narcotráfico relacionada con unas 28 toneladas de marihuana del mercado negro enviadas desde Oklahoma City.

Según el Departamento de Justicia, Weng dirigió una operación de cultivo de marihuana en Wetumka, Oklahoma, desde diciembre de 2022 hasta mayo de 2023. La pareja condujo furgonetas de reparto, incluida una disfrazada de furgoneta de Amazon, para transportar marihuana desde Wetumka hasta un alijo en Oklahoma City. Desde allí, transportaron un total de más de 56,000 libras de marihuana a la Costa Este a través de un semirremolque.

La policía local descubrió 19,661 plantas de marihuana, más de 100,000 dólares en efectivo sellados al vacío y un arma de fuego durante una redada en las instalaciones de Weng en mayo de 2023.

El mes pasado, el representante Mark Green ( R-Tenn.), presidente del Comité de Seguridad Nacional de la Cámara de Representantes, el representante Clay Higgins (R-La.), y el representante August Pfluger (R-Texas), enviaron una carta al Secretario de Seguridad Nacional Alejandro Mayorkas y a la Administradora de la Administración para el Control de Drogas (DEA) Anne Milgram, solicitando una sesión informativa sobre las granjas de marihuana operadas por chinos en todo el país.

“Muchas de estas operaciones de cultivo ilícito trabajan en colaboración con organizaciones delictivas transnacionales”, escribieron. “Las granjas ilícitas de marihuana proporcionan un acceso no regulado a los consumidores a las sustancias de la Lista 1 y ayudan a proporcionar fuentes de ingresos adicionales a las organizaciones criminales transnacionales.”


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.