60 años del descubrimiento de la Cueva de Nerja, España

Por EFE
11 de Enero de 2019 Actualizado: 11 de Enero de 2019

Los cinco descubridores de la Cueva de Nerja, de los que cuatro siguen vivos, han sido homenajeados hoy por el 60 aniversario de su hallazgo, cuya fecha exacta se cumple mañana, y han recordado cómo una diversión juvenil en busca de murciélagos acabó revelando una maravilla natural.

Aunque los habitantes de Maro conocían la existencia de una pequeña cavidad llamada Mina del Cementerio, nadie se había atrevido a aventurarse en ella hasta que Francisco Navas, los hermanos Manuel y Miguel Muñoz, José Luis Barbero y José Torres decidieron seguir a una banda de murciélagos que salía del interior.

Los cinco jóvenes, con edades comprendidas entre los 21 años de Francisco Navas y los 13 de Miguel, ensancharon con un martillo la entrada a la cavidad y penetraron en la gruta hasta dar con dos esqueletos, que creyeron que eran de otros exploradores, por lo que sintieron miedo de quedar atrapados y salieron.

Torres, que ha ejercido de portavoz de sus compañeros y de la familia del fallecido José Luis Barbero, ha explicado a los periodistas que siempre se sentirán “muy orgullosos y emocionados” por lo que hicieron.

Ha indicado que está agradecido por la evolución experimentada por la cueva gracias a sus diferentes gestores, y ha confesado que su mayor alegría es ver a la gente disfrutar cuando acuden a visitarla.

Este descubridor ha manifestado que cuando encontraron la entrada de la cueva, cegada en principio por un “enrejado de estalactitas”, sabían que dentro tenía que haber una cavidad mayor, por la masa de aire y los cientos y cientos de murciélagos que salían.

Decidieron volver a este punto el 12 de enero de 1959, pero ataviados con un martillo para romper las estalactitas y una linterna, y posteriormente, Manuel Muñoz descolgó hacia el interior sujetándolo por los pies a Francisco Navas, que era el más delgado y alto, y éste pudo comprobar que había un suelo firme.

Una vez dentro de esta estancia, que era pequeña, encontraron otro hueco en el suelo por el que salían y entraban los murciélagos, aunque tapado parcialmente con excrementos y tierra, y tras apartarlos con los pies, se abrió otra apertura para pasar.

“Entramos en lo que se conoce como la sala de la Cascada, donde se celebra cada año el Festival Internacional de Música y Danza, y evidentemente la luz no era como la actual, porque sólo teníamos la linterna, pero la emoción que sentimos es indescriptible”, ha añadido.

Torres ha apuntado que salieron de allí con el convencimiento de que aquello había que “divulgarlo a los cuatro vientos” y fueron a comunicárselo a dos maestros de Maro, núcleo de población de Nerja en el que residían.

“Nos decían que estábamos locos, pero uno de los compañeros llevaba un trozo de esqueleto que habíamos localizado y el maestro se dio cuenta de estaba fosilizado y de que aquello podía tener importancia arqueológica”, ha precisado.

A los pocos días de su descubrimiento, la expectación en torno a la gruta ya era mundial, y al año siguiente, fue declarada monumento histórico artístico y, posteriormente, bien de interés cultural.

************

Descubre

El régimen comunista en China los mata como animales ¿Qué podemos hacer?

TE RECOMENDAMOS