9 países convocan a los embajadores chinos por una disputa sobre Xinjiang

Por Eva Fu
24 de Marzo de 2021 9:46 PM Actualizado: 24 de Marzo de 2021 9:46 PM

Nueve aliados de Estados Unidos en Europa han convocado a los embajadores de China en señal de protesta después de que Beijing impusiera sanciones a una docena de funcionarios, investigadores e instituciones europeas que se han manifestado sobre los abusos de derechos humanos del régimen.

La “sanción de miembros del Parlamento y científicos es absolutamente incomprensible”, dijo el ministro de Asuntos Exteriores alemán, Heiko Maas, en una declaración del 23 de marzo tras reunirse con el embajador chino en Berlín. “Mientras nosotros sancionamos los abusos de los derechos humanos, Beijing sanciona la democracia. No podemos aceptarlo”.

Al menos otros ocho países, entre ellos Francia, Dinamarca, Bélgica, Estonia, Lituania, Países Bajos, Suecia e Italia, han llamado también a los enviados chinos para hacer constar sus quejas durante los dos últimos días.

La medida adoptada por China se produjo tras las sanciones occidentales coordinadas del 22 de marzo por Estados Unidos, Reino Unido, Canadá y la Unión Europea para castigar la política represiva de Beijing en Xinjiang. Fue la primera de este tipo que la UE impuso a China en tres décadas.

En aparente represalia, el Ministerio de Asuntos Exteriores chino señaló a 10 personas y cuatro entidades para que fueran sancionadas, acusándolas de “difundir maliciosamente mentiras y desinformación” y de perjudicar la soberanía china. La prohibición impediría a las personas y sus familias —entre ellas ocho políticos europeos y dos académicos, dos subcomisiones del Parlamento Europeo y la UE— entrar en China y restringiría a las entidades asociadas la posibilidad de hacer negocios con el país.

La agresiva respuesta de Beijing ha provocado una avalancha de apoyos hacia las personas y entidades señaladas, y Daniel Twining, del Instituto Republicano Internacional, organización estadounidense sin ánimo de lucro, que entró en la lista negra de Beijing el año pasado por apoyar a Hong Kong, lo calificó de “insignia de honor”.

Ann Linde, ministra de Asuntos Exteriores de Suecia, calificó las sanciones chinas de “inaceptables”. El “apoyo de Suecia a los derechos humanos sigue siendo el mismo, que fue comunicado por el Secretario de Estado Rydberg al embajador de China hoy”, dijo en un tuit del 23 de marzo.

En Francia, el embajador chino Lu Shaye también fue objeto de críticas por los comentarios incendiarios de la embajada en defensa de las políticas del régimen. Llamó “hiena loca” y “pequeño matón” al investigador Antoine Bondaz, residente en París, después de que China le impusiera sanciones a él y a otras personas.

Lu, al ser convocado, alegó inicialmente “problemas de agenda” para retrasar las conversaciones.

“Ni Francia ni Europa se dejan pisotear”, declaró el Ministro de Europa, Clément Beaune, a la radio France Info. “Cuando uno es convocado como embajador, hace una visita al Ministerio de Asuntos Exteriores”.

“En nuestras relaciones con China, no hay lugar para los insultos y los intentos de intimidación contra los cargos electos de la República y los investigadores”, declaró el ministro francés de Asuntos Exteriores, Jean-Yves Le Drian. “Defendemos a quienes encarnan la libertad de expresión y la democracia. Siempre y en todas partes”.

Adrian Zenz, académico alemán conocido por sus estudios sobre los campos de concentración de Xinjiang, expresó su preocupación por el hecho de que Beijing pueda estar “cambiando fundamentalmente” su estrategia. En lugar de negar rotundamente las pruebas sobre sus violaciones de derechos humanos, “ahora se sienten intocables en todo ello”, escribió en un tuit del 24 de marzo.

“La estrategia de Beijing es simplemente aplastar y silenciar cualquier oposición global a su atrocidad infligiendo medidas punitivas aplastantes a cualquiera que hable”.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, dijo tras una reunión con los aliados de la OTAN en Bruselas que la acción agresiva de China ha aumentado la importancia de una alianza internacional fuerte.

Las sanciones “hacen aún más importante que nos mantengamos firmes y unidos, o nos arriesgamos a enviar el mensaje de que la intimidación funciona”, dijo en un discurso el 24 de marzo.

Las tensas relaciones entre la UE y China podrían poner en peligro un acuerdo bilateral de inversión sobre el que la UE tiene previsto votar a principios de este año, y que ha sido alcanzado después de siete años.

Bondaz, que desde entonces ha añadido los términos insultantes a su biografía de Twitter, describió el hecho de que los países hablaran como “un símbolo de solidaridad” en el bloque de 28 países de la Unión Europea para contrarrestar las amenazas de Beijing.

“Las voluntades unidas forman una fortaleza”, dijo, citando un modismo chino.

Siga a Eva en Twitter: @EvaSailEast


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.