A medida que suben los precios, la Fed descarta temores relativos a la inflación

Por Emel Akan
17 de Mayo de 2021 10:22 PM Actualizado: 17 de Mayo de 2021 10:22 PM

WASHINGTON–Aunque las presiones inflacionarias siguen aumentando en la economía de los Estados Unidos, los economistas creen que es poco probable que los funcionarios de la Reserva Federal endurezcan la política monetaria antes de ver una mejora significativa en los mercados laborales.

Desde la gasolina hasta los comestibles, los estadounidenses han comenzado a ver aumentos de precios en las últimas semanas a medida que la economía se reabre. Los precios de los automóviles y camiones usados, por ejemplo, aumentaron un 21 por ciento año tras año, incluido un aumento del 10 por ciento solo en abril.

Las encuestas también muestran que las empresas estadounidenses están subiendo los precios de sus bienes y servicios a un ritmo que no se veía desde finales de la década de 1970 y principios de la de 1980, cuando la inflación era de dos dígitos.

El treinta y seis por ciento de los propietarios de pequeñas empresas informaron que aumentaron los precios de venta promedio en abril, 10 puntos porcentuales más que la lectura de marzo, según la Federación Nacional de Empresas Independientes. Este fue el nivel más alto desde 1981, cuando fue del 43 por ciento. Los aumentos de precios fueron más comunes en los negocios mayoristas y minoristas, según la encuesta.

Los funcionarios de la Fed han dicho repetidamente que los aumentos de precios son “transitorios”, con la expectativa de que la inflación eventualmente se moderará hasta el objetivo del 2 por ciento del banco central.

La presión alcista sobre los precios es “causada por este cierre artificial de la economía, que nunca debería haber ocurrido”, según Lance Roberts, estratega jefe de inversiones de RIA Advisors. En una entrevista con NTD Business, Roberts dijo que el gobierno ha creado esta “olla a presión” comprimiendo las actividades económicas durante la pandemia.

“Ahora están todos a punto de ser liberados al mismo tiempo, y desafortunadamente, esto realmente va a poner a la Fed en una caja”, dijo.

Si bien algunos aumentos de precios podrían ser transitorios, dijo, muchos estadounidenses, especialmente aquellos que viven de sueldo a sueldo, se verían afectados por la inflación.

“Reducirán el gasto y eso afectará el crecimiento económico”, dijo Roberts.

El índice de precios al consumidor se disparó el mes pasado por encima de las expectativas de los economistas y fue el máximo en más de una década. El índice subió un 4.2 por ciento durante los 12 meses que terminaron en abril, en comparación con el 2.6 por ciento de marzo. Esa fue la mayor ganancia mensual desde septiembre de 2008.

Un aumento del 25.1 por ciento en los costos de la energía impulsó gran parte del aumento, con los precios de la gasolina subiendo un 49.6 por ciento y los productos energéticos subiendo un 47.9 por ciento en abril.

Mientras tanto, los precios de alquiler de automóviles, las tarifas de las aerolíneas, y las tarifas de los hoteles también están aumentando a medida que continúan beneficiándose de la reapertura económica y la demanda reprimida.

La escasez mundial de productos básicos debido a interrupciones en la cadena de suministro también ha llevado a precios más altos para muchas materias primas, desde madera y granos hasta mineral de hierro y cobre.

En un discurso el 12 de mayo en el Simposio de la Asociación Nacional de Economía Empresarial, el vicepresidente de la Fed, Richard Clarida, repitió la retórica “transitoria” de la Fed sobre la expectativa de inflación.

“En los próximos meses, se espera que las medidas de inflación de 12 meses se muevan por encima de nuestra meta del 2% a largo plazo, reflejando en gran medida, creo, factores transitorios como una serie de comparaciones año tras año con el sector de servicios deprimido los precios registrados la primavera pasada, así como la aparición de algunos cuellos de botella en la oferta que pueden limitar la rapidez con la que la producción pueda recuperarse en ciertos sectores”, dijo.

Los economistas no esperan que los funcionarios de la Fed cambien esta retórica a menos que el aumento de los precios sea sostenible.

“Si se mantiene, esperaríamos que la retórica de la Fed en torno a las expectativas de inflación cambie hacia un optimismo cauteloso en el futuro”, afirmaron economistas de Deutsche Bank en un informe.

“A partir de ahora, sin embargo, no esperamos que la Fed exprese mucha preocupación por el reciente aumento de las expectativas de inflación ni altere su mensaje con respecto a la trayectoria de la política a corto plazo”.

La Fed señaló que mantendría las tasas cercanas a cero hasta 2023 y descartó cualquier reducción de las compras de activos en el corto plazo antes de ver una mejora significativa en el mercado laboral.

Desde marzo del año pasado, el banco central ha estado inyectando cantidades de dinero sin precedentes en el sistema mediante la compra de grandes sumas de bonos del Tesoro y valores respaldados por hipotecas en el mercado.

Destacados economistas han expresado su preocupación de que el banco central pueda terminar esperando demasiado antes de reaccionar a la inflación.

Los funcionarios de la Fed deberían comenzar a expresar más preocupación por el riesgo de inflación, según el economista demócrata Larry Summers, quien se desempeñó como secretario del Tesoro durante la presidencia de Bill Clinton y como principal asesor económico del presidente Barack Obama.

“Toda la evidencia es que la inflación es algo terrible para los pobres”, dijo Summers durante un seminario web organizado por el Consejo de Relaciones Exteriores.

“La Fed ha actuado y hablado tradicionalmente de formas que fueron diseñadas para adelantarse a los temores inflacionarios. Hoy, la Fed habla de una manera que está diseñada para adelantarse a la idea de que la Fed podría tener temores de inflación ”.

Con información de Tom Ozimek.

Siga a Emel en Twitter: @mlakan


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.