Abogado de campaña demócrata, Michael Sussmann, se declara inocente tras ser acusado por Durham

Por Jack Phillips
17 de Septiembre de 2021
Actualizado: 17 de Septiembre de 2021

Un abogado que trabajó para el Comité Nacional Demócrata y que fue acusado de presuntamente mentir al FBI al tratar de presentar información que perjudicaría al entonces candidato Donald Trump se declaró inocente.

El abogado especial John Durham, que ha pasado los últimos dos años investigando los orígenes de la investigación del FBI sobre si la campaña de Trump se coordinó con Rusia, acusó a Michael Sussmann, que había trabajado con el poderoso bufete de abogados Perkins Coie, con sede en Washington, en asuntos electorales respaldados por los demócratas. Sussmann compareció el viernes por la mañana en un tribunal de Washington y presentó su declaración.

El juez magistrado Zia Faruqui puso en libertad provisional bajo palabra a Sussmann, fijando su próxima cita judicial para el 22 de septiembre ante el juez del Tribunal de Distrito de Washington Christopher Cooper. Si es declarado culpable, se enfrenta a cinco años de prisión.

Un gran jurado elegido por Durham acusó a Sussmann por su reunión de septiembre de 2016 con el exabogado general del FBI James Baker, que ahora trabaja para Twitter. Sussmann le transmitió una declaración en la que se alegaba que existía un canal de comunicación secreto entre un banco ruso y la Organización Trump. Durham alegó que Sussmann le dijo a Baker que no representaba a un cliente específico, sino que en realidad representaba en secreto a los demócratas, a la campaña de Clinton y a un ejecutivo de una empresa tecnológica no identificada.

Los documentos judiciales presentados el jueves contra Sussmann argumentaron que la declaración presuntamente falsa del abogado era significativa porque de hecho, presuntamente estaba trabajando en nombre de clientes específicos.

“Sussmann declaró falsamente que no estaba haciendo su trabajo en las alegaciones mencionadas ‘para ningún cliente’, lo que llevó al abogado general del FBI a entender que Sussmann estaba actuando como un buen ciudadano que simplemente transmitía información, no como un defensor pagado o un agente político”, decía la acusación, añadiendo que la supuesta mentira “era intencionadamente falsa y engañosa porque, al reunir y transmitir estas alegaciones, Sussmann actuaba en nombre de clientes específicos, concretamente, un ejecutivo de la industria tecnológica de EE. UU. y la campaña presidencial de Hillary Clinton”.

Baker, durante una audiencia anterior en el Congreso, dijo que Sussmann le proporcionó la información a él y al menos a un periodista. Esto ocurrió antes de la solicitud del FBI de una orden FISA para vigilar a un exasesor de la campaña de Trump. Perkins Coie, en nombre de los demócratas, también contrató a Fusion GPS, que luego contrató a Christopher Steele para producir el “expediente Steele” que contenía numerosas afirmaciones desacreditadas contra el expresidente.

Por la misma época, medios de comunicación como el New York Times y la MSNBC empezaron a caracterizar repetidamente a Trump como un candidato que trabaja en nombre de Rusia y de su presidente Vladimir Putin. El FBI dijo que había investigado la afirmación sobre el banco ruso y la Organización Trump y que no había encontrado ninguna conexión entre ambos.

Durante su presidencia, Trump a menudo denunció las acusaciones de que su campaña estaba conectada con Moscú como un engaño y una cacería de brujas diseñados para descalificar su presidencia y sus posibilidades de reelección.

El jueves, los abogados de Sussmann negaron cualquier delito.

“Michael Sussmann fue acusado hoy por la política, no por los hechos”, dijeron los abogados de Sussmann, Sean Berkowitz y Michael Bosworth, en un comunicado. “El abogado especial parece estar utilizando esta acusación para promover una teoría de conspiración a la que ha decidido no acusar realmente. Este caso representa lo contrario de todo lo que se supone que representa el Departamento de Justicia. El Sr. Sussmann luchará contra esta acusación infundada e inspirada políticamente”.

Y un portavoz de Perkins Coie dijo a los medios de comunicación que Sussmann dijo que renunciaría y se centraría en su defensa legal.

Perkins Coie aún no ha respondido a una solicitud de comentarios.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS