Abogados que inspeccionaron centros de votación del condado de Maricopa confirman problemas generalizados

Por Allan Stein
22 de Noviembre de 2022 8:47 PM Actualizado: 22 de Noviembre de 2022 8:47 PM

Un memorando que detalla los hallazgos de casi una docena de abogados que visitaron los centros de votación en el condado de Maricopa, Arizona, el día de las elecciones, describe problemas generalizados con el equipo de tabulación, largas filas y votantes que se marchan frustrados.

Según el memorándum —escrito por el abogado Mark Sonneklar, quien resumió los hallazgos de 11 abogados itinerantes que trabajan con el programa de Integridad Electoral del Comité Nacional Republicano en el condado de Maricopa— 72 de los 115 centros de votación que los abogados visitaron, el 62-61 por ciento, experimentaron “problemas materiales”.

“Parece muy claro que los fallos de las impresoras/tabuladores el día de las elecciones en el 62.61 por ciento de los centros de votación observados por 11 abogados itinerantes, y las largas filas  resultantes en la mayoría de los centros de votación, condujeron a una sustancial supresión de votantes”, escribió Sonnenklar.

“Además, dado que los votantes republicanos superaron significativamente a los votantes demócratas en el condado el día de las elecciones, dicha supresión de votantes afectaría necesariamente a los recuentos de votos de los candidatos republicanos mucho más que a los de los candidatos demócratas”, escribió.

Nathan Brand, portavoz del Comité Nacional Republicano (RNC, por sus siglas en inglés), confirmó que Sonnenklar era un abogado itinerante que trabajaba con el comité.

Los funcionarios del condado de Maricopa confirmaron los problemas con el equipo de tabulación el día de las elecciones, atribuyendo posteriormente el problema a las impresoras y declarando el 9 de noviembre que el problema había afectado al 30% de todos los centros de votación del condado y a unas 17,000 papeletas.

“Todavía estamos investigando. La configuración de la impresora era la misma que la utilizada en las primarias de agosto y el papel tenía el mismo grosor”, dijeron los funcionarios del condado en el comunicado.

Antes de las elecciones generales, el condado “imprimió y tabuló cientos de papeletas sin problemas”.

Sonneklar dijo que los problemas con las papeletas y la impresora hicieron que los votantes depositaran sus papeletas en la “caja 3”, las estropearan para volver a votar o “se frustraran y abandonaran el centro de votación sin votar”.

En su nota, Sonneklar rebate las afirmaciones de los funcionarios del condado de que éste había resuelto los problemas a las 3 de la tarde del día de las elecciones y que el impacto total fue “insignificante”.

“Colectivamente, yo y los otros 10 abogados itinerantes también informamos que los votantes tuvieron que esperar en filas significativas en 59 de los 115 centros de votación que visitamos (51.3 por ciento). En muchos casos, los votantes tuvieron que esperar entre 1 y 2 horas antes de recibir una papeleta para votar”.

“Sin duda es seguro suponer que muchos votantes se negaron a esperar en esas filas, abandonaron el centro de votación y no volvieron a votar más tarde”, dijo.

Sonnenklar y varios de los abogados citados en el informe dirigieron las preguntas de The Epoch Times a Colton Duncan, portavoz de la campaña de Kari Lake para gobernador de Arizona.

The Epoch Times no pudo contactar con Duncan para que hiciera comentarios.

En una declaración del 21 de noviembre, Bill Gates, presidente de la Junta de Supervisores del Condado de Maricopa, dijo que el condado había terminado de contar “todas las papeletas legales” durante la elección y que celebraría una reunión pública para hacer un inventario de la elección el 28 de noviembre.

“El inventario requerido por la ley es la contabilidad completa de los votos emitidos”, dijo Gates. “Está destinado a proporcionar un registro de los votos contados y de los no emitidos legalmente”.

Aseguró que no habrá “retrasos ni juegos” y que la junta actuará “de acuerdo con la ley estatal”.

Gates dijo que en la reunión, los miembros de la junta responderían a una carta de la fiscal general Adjunta de Arizona, Jennifer Wright, en nombre de la Unidad de Integridad Electoral del estado, que solicitaba una contabilidad completa de los problemas electorales.

“Los miembros de la junta recibieron esta carta el sábado por la noche y tuvieron un equipo trabajando en una respuesta durante todo el domingo, incluso mientras el personal continuaba contando los votos”, dijo Gates.

“Esperamos responder a las preguntas de la FG con transparencia como lo hemos hecho a lo largo de esta elección”.

Al menos dos condados de Arizona —el condado de Cochise, de tendencia republicana, y el condado de Mohave— han retrasado la certificación de los resultados electorales hasta el 28 de noviembre.

Hasta el 21 de noviembre, la candidata republicana a la gobernación, Kari Lake, no había reconocido la derrota ante la secretaria de Estado de Arizona, Katie Hobbs, y está explorando sus opciones legales. La oficina de Hobbs no devolvió una llamada de The Epoch Times en busca de comentarios sobre el memorándum.

El 21 de noviembre, un mensaje de Twitter de la “Gobernadora electa Katie Hobbs” anunció el nombramiento de la subsecretaria de Estado Allie Bones como su jefa de personal.

“Durante los últimos 20 años, he trabajado junto a Allie Bones en todo, desde garantizar la seguridad de las elecciones hasta proporcionar apoyo a las empresas locales, y estoy encantada de anunciar que Allie servirá como mi jefa de personal”, escribió Hobbs.

“Juntas, estoy seguro de que haremos el trabajo en Arizona”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.