Abuelita de 98 años usa un vestido de novia por primera vez en su 77° aniversario de bodas

Por Celeste Armenta
11 de Octubre de 2021
Actualizado: 11 de Octubre de 2021

Una pareja que no pudo tener una boda tradicional 77 años atrás, fue sorprendida por el personal de la residencia de ancianos donde es atendida. Después de más de 7 décadas, la abuelita pudo tener su vestido de novia y ser esperada en el altar por el flamante novio.

Cuando Frankie y Royce King de Iowa decidieron casarse, era un 16 de septiembre de 1944 y aún no terminaba la II Guerra Mundial. Así que durante un permiso de Frankie —que servía en las Fuerzas Aéreas— sellaron formalmente su relación, aunque sin un gran festejo.

“Nos casamos con dos días de antelación […] antes de ir al extranjero en la Segunda Guerra Mundial. Y no tuvimos tiempo de planear una gran boda y no teníamos fotógrafo”, dijo Royce a su hija Sue Bilodeau, informó Des Moines Register.

La residencia de cuidados paliativos St. Croix Hospice, donde los King son atendidos, supo esto cuando preguntaron por las fotos de la boda. Al saber que no hubo vestido, pastel de bodas y un novio esperando en un altar, decidieron sorprender a la pareja con una boda al estilo de los años 40.

La residencia logró encontrar un vestido de novia vintage para Frankie, de 98 años. Para el novio, de 97 años, solo fue necesario desempolvar su uniforme de la Fuerza Aérea.

La boda se realizó el  24 de septiembre en el jardín de St. Croix Hospice, donde un terapeuta musical tocó canciones de los años 40 con su saxofón.

¿Cómo no tener una sensación de emoción abrumadora?”. dijo a TODAY Heath Bartness, director general de St. Croix Hospice.

“La conectividad que uno casi siente al ser parte de esto, y al pensar en lo que fue la primera vez en la Segunda Guerra Mundial, y lo significativa y emotiva que fue esta segunda oportunidad de hacer esto. Hay un sentimiento abrumador de orgullo no solo por la organización y por lo que hizo la empresa, sino más bien por ser un acto de humanidad”, agregó.

Para el gran momento, la hija de la radiante novia la ayudó a ponerse el vestido y, junto a una asistente de la residencia de cuidados paliativos, caminaron hasta el altar donde esperaba el feliz novio.

“Fue muy emotivo, muy reconfortante”, dijo Bilodeau. “No podía dejar de sonreír, y no podía dejar de estar tan feliz por los dos, especialmente por mamá con su vestido de novia tan hermoso”.

Para hacer el evento más emocionante, el novio permaneció con los ojos vendados mientras esperaba a la novia.

“Dijeron: ‘¿Estás listo para ver a tu novia?’ y le quité la venda de los ojos “, dijo Bilodeau. “Tuvo la sonrisa más grande el resto del día. Fue increíble”.

El peculiar evento fue inmortalizado por la fotógrafa Hilary Michelson, que trabaja en la residencia a tiempo completo, y dice ser una apasionada de su trabajo.

“Fue tan difícil no llorar detrás de la lente cuando pude presenciar la emoción con esta hermosa pareja, y el amor y la compasión que su equipo vertió en la preparación de este evento para ellos”, dijo Michelson a People.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí.


 

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS