Acusan a exempleados de eBay por amenazas y envíos perturbadores

Por Zachary Stieber
15 de Junio de 2020 8:15 PM Actualizado: 15 de Junio de 2020 8:15 PM

Seis exempleados de eBay fueron acusados en Estados Unidos de participar en una campaña de acoso cibernético contra una pareja de editores de un boletín que en ocasiones publicaba críticas sobre la empresa, dijeron los fiscales.

El grupo, que incluía a un alto funcionario de seguridad, supuestamente envió a la pareja mensajes anónimos y amenazantes en una campaña salpicada de envíos perturbadores, incluyendo una máscara de cerdo ensangrentada y una caja de cucarachas vivas.

El lunes, el  fiscal Andrew Lelling denominó estos envíos como “una campaña sistemática, alimentada por los recursos de una compañía de Fortune 500 (las 500 mayores empresas estadounidenses) para aterrorizar emocional y psicológicamente a esta pareja de mediana edad”.

El objetivo, dijo en una conferencia de prensa, era disuadir a la pareja de “escribir en línea cosas malas sobre eBay”.

David Harville, de 48 años, residente en la ciudad de Nueva York y exdirector de soporte global de eBay, fue arrestado en la ciudad el lunes por la mañana y acusado de conspiración para cometer acoso cibernético y conspiración para manipular testigos.

James Baugh, de 45 años, de San José, California, exdirector de seguridad de eBay, también fue arrestado el lunes y se enfrenta a los mismos cargos.

Otros cuatro empleados también fueron acusados: Stephanie Popp, de 32 años, de San José (California), exdirectora principal de inteligencia global de eBay; Stephanie Stockwell, de 26 años, de Redwood City (California), exdirectora del Centro de Inteligencia Global (GIC) de eBay; Veronica Zea, de 26 años, de San José, excontratista de eBay que trabajó como analista de inteligencia en el GIC; y Brian Gilbert, de 51 años, de San José, exdirector principal de operaciones especiales del Equipo de Seguridad Global de eBay.

Los cuatro fueron acusados de conspiración para cometer acoso cibernético y conspiración para manipular testigos. Comparecerán ante el tribunal federal de Boston en una fecha posterior.

Las víctimas de la campaña de acoso cibernético no fueron nombradas. Fueron descritas como una pareja de mediana edad que viven en Natick, Massachusetts. Ellos editan y publican, respectivamente, un boletín de noticias que cubre las empresas de comercio electrónico, incluyendo eBay.

Los altos ejecutivos de eBay siguieron las publicaciones del boletín, a menudo sacando temas con el contenido y los comentarios dejados por comentaristas anónimos bajo las historias.

Después de que el boletín publicara un artículo sobre un litigio que involucraba a eBay, dos miembros del equipo de liderazgo ejecutivo de la empresa enviaron o reenviaron mensajes sugiriendo que era hora de “destituir” al editor del boletín.

La campaña de acoso en la que supuestamente participaron los seis empleados incluía entregas anónimas y perturbadoras, entre ellas un feto de cerdo conservado, una corona funeraria y un libro sobre cómo afrontar la pérdida de un cónyuge.

Algunos de los acusados están implicados en el envío de mensajes privados de Twitter y mensajes públicos en la plataforma, criticar el contenido del boletín y amenazar con visitar a las víctimas. Esta parte de la campaña estaba destinada a ser cada vez más intensa, culminando con el doxing, o publicación de información privada, de la pareja.

El grupo también supuestamente planeó que Gilbert, un excapitán de policía de Santa Clara, se acercara a las víctimas y ofreciera ayudar a detener el acoso mientras intentaba identificar a las personas que comentaban anónimamente en el boletín.

Los fiscales dijeron que los acusados planeaban irrumpir en el garaje de las víctimas e instalar un dispositivo de rastreo GPS en su coche. Los empleados de eBay llevaban documentos falsos que pretendían demostrar que estaban investigando a las víctimas como “personas de interés” que habían amenazado a los ejecutivos de eBay, en caso de que fueran detenidos por agentes de la policía local.

Las víctimas vieron a los acusados vigilándolos y alertaron a la policía.

Sabiendo que la policía estaba investigando, los acusados trataron de interferir en la investigación mintiendo sobre la participación de eBay, según los documentos de la acusación.

Los involucrados se enfrentan a 10 años de prisión y una multa de hasta 250,000 dólares.

La empresa de comercio electrónico emitió una declaración del 15 de junio, informando que todos los acusados son exempleados.

eBay dijo que fue notificada el año pasado sobre actividades sospechosas del personal de seguridad hacia una escritora y su esposo, y lanzó una investigación que llevó al despido de todos los empleados involucrados.

La empresa transmitió una declaración que dijo era del comité especial independiente formado para supervisar la investigación interna. “eBay se tomó estas acusaciones muy en serio desde el principio. Al conocerlas, eBay se movió rápidamente para investigar a fondo y tomar las medidas adecuadas. La empresa cooperó plena y ampliamente con las autoridades encargadas en hacer cumplir la ley durante todo el proceso”.

Una investigación sobre Devin Wenig, quien era el director general de eBay pero que se fue en 2019, encontró comunicaciones inapropiadas pero no descubrió ninguna evidencia de que supiera de antemano o autorizara las acciones que más tarde se dirigieron contra la bloguera y su marido.

Siga a Zachary en Twitter: @zackstieber


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo


A continuación

¿Por qué China se comporta de forma contraria al resto del mundo?

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.