Acusan a hombre que presuntamente intentó matar a juez Kavanaugh y se enfrenta a cadena perpetua

Por Zachary Stieber
16 de Junio de 2022 12:01 PM Actualizado: 16 de Junio de 2022 12:01 PM

El hombre de California que, según las autoridades, admitió haber volado desde el otro lado del país para intentar matar al juez de la Corte Suprema Brett Kavanaugh se enfrenta a la cadena perpetua si es condenado, después de que un gran jurado presentara una acusación el 15 de junio.

Nicholas John Roske, de 26 años, de Simi Valley, fue acusado de un cargo de “Intento de asesinato de un juez [por razones políticas o religiosas] de Estados Unidos”, según una presentación judicial.

El castigo por el cargo, una violación del 18 U.S.C § 351(c), es un máximo de cadena perpetua.

Roske fue acusado inicialmente de intentar matar a un juez de Estados Unidos. De ser declarado culpable de ese cargo, un juez podría haberle condenado a un máximo de 20 años de cárcel.

Roske voló a un aeropuerto en el área de Washington y tomó un taxi a Chevy Chase, Maryland, el 8 de junio, según los documentos judiciales. Lo dejaron frente a la casa de Kavanaugh aproximadamente a la 1 de la madrugada.

Después de ver a dos ayudantes del Servicio de Alguaciles Federales de pie en la propiedad, Roske se dio la vuelta y caminó por la calle. Tras enviar un mensaje de texto a su hermana, llamó al 911 informando que tenía armas e iba a intentar herir a Kavanaugh.

Los agentes de la policía del condado de Montgomery acudieron al lugar de los hechos y detuvieron a Roske sin incidentes.

Roske admitió en dos entrevistas distintas con las fuerzas policiales que fue a la casa de Kavanaugh con la intención de entrar en la residencia y matar al juez. También dijo que planeaba suicidarse después.

Roske declaró que estaba motivado por el temor de que Kavanaugh, un nominado por Trump, fallara en contra de Roe vs Wade en la próxima decisión en un caso presentado por el estado de Misisipi, y en contra de las leyes de control de armas, refiriéndose a una decisión separada que se debe tomar antes de que el máximo tribunal de la nación termine su periodo de sesiones actual.

Los documentos de acusación enumeraban los artículos que Roske llevaba consigo, pero el acta de acusación identificaba artículos adicionales y entraba en más detalles sobre los anteriormente enumerados.

El documento da el número de serie de la pistola Glock 17 que Roske poseía y revela que, además de tener dos cargadores con aproximadamente 10 cartuchos cada uno de munición de 9 mm, había aproximadamente 17 cartuchos adicionales en una bolsa de plástico. También se indica que Roske tenía, entre otros artículos, una luz Streamlight TLR4 y un laser; una funda ComfortTac, utilizada para llevar un arma de fácil acceso; un monocular ASP-Micro TM160 que es capaz de obtener imágenes térmicas; una máscara facial negra; y un kit para abrir cerraduras.

Roske compareció inicialmente ante el tribunal federal de Greenbelt, a unas 13 millas de donde fue detenido, el mismo día en que fue arrestado. Él y su abogado decidieron no pedir al juez la libertad en espera de juicio.

Todavía no se ha programado la próxima comparecencia, dijo el fiscal del distrito de Maryland, Erek Barron, después de que se emitiera la acusación del gran jurado.

Barron elogió al FBI, al Departamento de Policía del Condado de Montgomery, al Servicio de Alguaciles de Estados Unidos y a la Policía de la Corte Suprema de Estados Unidos por su trabajo en la investigación.

También el miércoles, el líder de la minoría del Senado, Mitch McConnell (R-Ky.), y otros senadores instaron al fiscal general Merrick Garland a comenzar a procesar a las personas por protestar frente a las casas de Kavanaugh y otros jueces que se espera que anulen el caso Roe vs Wade, según un borrador de una opinión filtrado.

“De alguna manera, la situación no hace más que escalar. No solo se reanudaron los piquetes ilegales apenas horas después del intento de asesinato del juez Kavanaugh, sino que los reportes indican que quienes buscan intimidar a los jueces en sus casas planean ampliar su campaña de acoso a las escuelas de sus hijos. Ya basta”, escribieron los senadores (pdf) a Garland, nombrado por Biden.

Garland, en declaraciones a la prensa en Buffalo (Nueva York), no abordó directamente la creciente presión de los republicanos para que se procese a los manifestantes por violar una ley federal que prohíbe protestar ante las casas de los jueces con la intención de influir en ellas.

Garland dijo que el Departamento de Justicia (DOJ) “se toma extraordinariamente en serio cualquier violencia —cualquier amenaza criminal de violencia, intimidación, acoso de los jueces o de cualquier funcionario del gobierno” y señaló que ordenó la protección de las casas de los nueve jueces durante las 24 horas del día antes del presunto intento de Roske contra la vida de Kavanaugh.

El Departamento de Justicia se ha negado a comentar cuando se le ha preguntado por qué los funcionarios federales no están aplicando la ley.

Garland dijo a los legisladores en una reciente misiva que no podía confirmar o negar si la agencia está investigando posibles violaciones de la ley en cuestión, invocando las políticas del DOJ de evitar hablar sobre las investigaciones en curso.

“¿La política de la Casa Blanca le impide presentar cargos? Si no es así, díganoslo. O dígaselo a nuestro personal. Puede responder por carta o puede programar una llamada telefónica o incluso una sesión informativa”, dijeron los senadores en respuesta. “Si hay una buena razón por la que no está acusando de estos crímenes obvios, explíquenosla. Queremos entenderlo. La situación es demasiado grave y demasiado importante para más palabrería sin sentido sobre las políticas del Departamento de Justicia”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.