Administración Trump liberará todas las dosis de la vacuna contra el COVID-19

Por Zachary Stieber
12 de Enero de 2021
Actualizado: 12 de Enero de 2021

La administración del presidente Donald Trump liberará todas las dosis de la vacuna contra el COVID-19, en lugar de retener algunas.

Los funcionarios habían implementado una estrategia de mantener las dosis en reserva para evitar posibles problemas de fabricación.

“Hemos tenido tanto éxito con la calidad y la predicción de la fabricación, y la distribución casi perfecta de la vacuna, pero hemos visto ahora que la administración en los estados se ha centrado demasiado”, dijo el secretario de Salud Alex Azar, en el programa “Good Morning America” de ABC el martes.

Ambas vacunas autorizadas requieren dos dosis aplicadas luego de varias semanas de diferencia.

Una de las maneras en que la administración está trabajando para remediar los problemas que han asolado el programa de vacunación es hacer disponible “cada dosis de la vacuna”, agregó Azar. “Nosotros habíamos estado reteniendo las segundas dosis como reserva de seguridad. Ahora creemos que nuestra fabricación es lo suficientemente predecible como para garantizar que las segundas dosis estén disponibles para las personas de la producción en curso. Así que ahora todo está disponible para nuestros estados y para nuestros proveedores de atención médica”.

La semana pasada, el equipo del presidente electo Joe Biden dijo que la administración de Biden liberaría casi todas las dosis cuando el demócrata asumiera el cargo, tras señalar que la implementación de dosis por parte de la administración Trump no había alcanzado las proyecciones.

“Él apoya la liberación inmediata de las dosis disponibles y cree que el gobierno debería dejar de retener el suministro de vacunas para que los americanos podamos recibir más vacunas”, dijo un portavoz de Biden.

El año pasado, los funcionarios de la salud dijeron que proyectaban que 20 millones de americanos recibirían una vacuna contra el COVID-19 para fines del 2020. Ese número terminó siendo menos de 4 millones. El “retraso” fue atribuido a los estados por algunos funcionarios federales, y a la administración Trump por algunos funcionarios estatales.

Un frasco de la vacuna contra el COVID-19 de Moderna durante una conferencia de prensa en Fort Lauderdale, Florida, el 23 de diciembre de 2020. (Joe Raedle/Getty Images)

Hasta el 11 de enero, se han distribuido más de 25 millones de dosis a los estados, pero el número de personas que se vacunaron es inferior a 9 millones.

En Nueva York, el gobernador demócrata Andrew Cuomo anunció que más personas podrán recibir la vacuna contra el COVID-19, luego de restringir por semanas quiénes recibirían la dosis. Se espera que más de 1000 farmacias estén disponibles online y acepten las reservas, a medida que el estado establece hasta 20 sitios de vacunación masiva.

El gobernador republicano de Virginia Occidental Jim Justice dijo que, en su estado, el éxito en la rápida aplicación de las vacunas que recibe del gobierno federal se debe a que depende de la Guardia Nacional y de las farmacias locales.

“Reaccionamos al hecho de que tendríamos vacunas guardadas en un cajón”, dijo Justice a CNBC. “Y reaccionamos al hecho de que la edad estaba impulsando esto, y estas eran las personas que están muriendo, y realmente lo perseguimos de manera agresiva”.

Otras dos formas en que la administración Trump busca que el programa de vacunación funcione sin problemas es pidiendo a los gobernadores que vacunen a cualquier persona de 65 años o más, y a cualquier persona menor de 65 años que tenga una comorbilidad, dijo Azar el martes.

“Nosotros tenemos que ampliar el grupo. Ya hemos distribuido más vacunas que el número de personal sanitario y de personas en los hogares de ancianos”, dijo, refiriéndose a los dos primeros grupos que las autoridades ordenaron a los estados que vacunen primero.

Los funcionarios también tienen que trabajar para ampliar los lugares donde se aplican las vacunas, añadió Azar, como agregar farmacias y centros de salud comunitarios y, potencialmente, realizar eventos de vacunación masiva.

“Hasta ahora, en muchos estados [las vacunas] han sido excesivamente tratadas en hospitales”, dijo.

Los funcionarios de la Operación Warp Speed planean compartir más detalles en una reunión informativa el próximo martes.

Siga a Zachary en Twitter: @zackstieber

Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí

A continuación

Cómo el comunismo busca destruir la humanidad

TE RECOMENDAMOS