Adolescente con cáncer se casa con el amor de su vida antes de morir: “Rezamos juntos por un milagro”

Por Romina Garcia
26 de Abril de 2021
Actualizado: 27 de Abril de 2021

La vida de una pareja de adolescentes enamorados dio un giro total al recibir un inesperado y fatal diagnóstico. Los estudiantes de 18 años decidieron enfrentar juntos esta batalla y realizar aquello que soñaban hacer juntos, compartiendo hasta el último minuto de vida.

Chase Smith y Sadie Mills, se conocieron el último año de secundaria, meses antes de su graduación. Al poco tiempo, la pareja de enamorados ya soñaba con casarse después de la Universidad, de acuerdo a Indystar.

Pero seis meses después de iniciar su noviazgo, en marzo de 2020, reapareció  una enfermedad que Smith padeció a los 13 años, el sarcoma de Ewing. Con o sin tratamiento, el pronóstico de vida de Smith era de tres a cinco meses.

Tras conocer el diagnóstico, el joven abrió su corazón y le pidió a su novia que se casara con él lo más pronto posibleo. A lo que ella aceptó muy decidida.

El tiempo para el estudiante de secundaria era muy valioso, mientras su estado de salud se deterioraba. Aunque había batallado con el cáncer desde muy joven, esta vez tenía que lidiar con terribles dolores de cabeza debido a los tumores que aparecieron en todo el cráneo, en el líquido del revestimiento del cerebro y alrededor de la glándula pituitaria, comunicó Indystar.

El joven dijo que ahora el cáncer se había extendido, por lo que la situación era un poco más desafiante. “Pero todavía tengo el mismo embate y el mismo enfoque, la misma esperanza que tenía antes”, aseguró a 13 Investigates.

La boda se organizó en cuatro días. Las hermanas mayores de la pareja prepararon todo para el evento y encontraron patrocinadores que contribuyeron a esta noble causa: una florería local, una empresa de eventos, una joyería y una tienda de vestidos, que donaron sus servicios. Incluso consiguieron fuegos artificiales, informó ABC Action News.

“[Hay] mucha gente muy amable y buena dispuesta a abrir sus negocios y a hacer las cosas por nosotros para que todo esto pueda suceder ”, dijo Kelli Smith, la mamá del joven.

La romántica ceremonia se celebró el 29 de abril de ese mismo año en la entrada de la casa de los padres de Mills. Entre lágrimas y alegría, las familia y los adolescentes vivieron el ansiado momento que llenó de felicidad sus vidas.

Antes del gran beso en el altar y de levantar las manos al cielo llenos de felicidad, hicieron una plegaria a Dios.

“Fue el mejor día de mi vida”, dijo Mills a ABC Actión News.

Smith dijo que la parte más especial de la boda fue ver a Mills caminando hacia el altar.

“Para mí era muy importante no verla hasta que caminara por el pasillo. Siempre consideré que era algo especial y un momento que me gustaría vivir”, dijo.

“Cuando finalmente pude verla, todo lo demás estaba en blanco y había una avalancha de emociones entre ella y yo”, continuó. “No podría decirte la música que estaba sonando y nadie más que estaba allí, fue sin duda uno de los mejores momentos de mi vida”, agregó el adolescente.

“Definitivamente fue un milagro de Dios que ella entrara en mi vida y nos lleváramos bien tan rápido”, dijo a 13 Investigates.


Después de que la boda se llevara a cabo, Smith inició un tratamiento experimental de radiación para los tumores detectados y probó nuevos medicamentos para tratar de extender su tiempo de vida.

Con ánimo y fe en Dios, Smith luchó para resistir y estar más tiempo junto a su esposa.

“Todos los días rezamos juntos por un milagro, porque confiamos en Dios. Oramos para que Chase permanezca en esta tierra más tiempo”, dijo Mills, según Indyastar.

“La única razón por la que estoy tan fuerte y tan confiado y tan tranquilo como lo estoy en mis situaciones más difíciles, es gracias a Dios. No es mi fuerza personal la que me ha dado eso”, dijo Smith.

Después de un año de luchar por su vida, Chase falleció en su casa el pasado 4 de abril, la mañana del domingo de Pascua, junto al amor de su vida y su familia.

“Le susurré al oído que todo iba a estar bien y que él ganó esta pelea”. Seguí asegurándole que estaba bien soltarse y que era hora de que corriera a los brazos de Dios sin más dolor y sufrimiento”, dijo Mills.

La joven expresó que las últimas palabras de Smith fueron que la amaba y que no se preocupara.

“Le besé la cara y no lo solté hasta que entró por las puertas del cielo y tomó su último aliento”, dijo su esposa. “Solo sé que fue como mariposa hasta Jesús, sin dolor. Confío en el plan de Dios. No puedo esperar para correr y saltar a sus brazos cuando nos volvamos a encontrar”, manifestó Mills a Indystar.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS