Adolescente desaparece y 5 años después, antes de juzgar a su asesino aparece viva en un ropero

Por Mariana Buendia
20 de Septiembre de 2022 4:14 PM Actualizado: 20 de Septiembre de 2022 4:14 PM

Una joven australiana de 14 años despareció de su casa, un asesino serial fue acusado de su homicidio y un día antes de su juicio la joven apareció viva en un ropero.

Natasha Anne Ryan, es una mujer australiana que protagonizó un increíble caso que impactó a miles alrededor del mundo. Ryan desapareció a los 14 años de edad, el 31 de agosto de 1998, luego que su madre la dejara en la puerta de la escuela en Rockhampton, Queensland en Australia.

Durante meses, sus padres, que estaban separados, y algunos voluntarios rastrearon los matorrales y ríos cercanos en busca de cualquier señal de la adolescente desaparecida, informaron medios locales.

Dentro de la investigación para encontrar a la joven, surgieron las especulaciones de que había sido asesinada. Inicialmente, su mejor amigo, Maioha Tokotaua, fue señalado como sospechoso. Pues había sido el último que la había visto, según Infobae. 

“Me arrestaron durante mi clase de inglés, delante de mis compañeros. Mi maestra lloraba y mi consejero escolar vino corriendo para intentar evitarlo”, dijo Tokotaua, quien posteriormente fue puesto en libertad por ausencia de pruebas, según el mismo medio. “No podía caminar por la calle ni ir al colegio porque la gente me miraba… seguramente pensaban que había asesinado a mi mejor amiga”, agregó.

Fue entonces cuando la policía encontró un presunto culpable del homicidio de Ryan.

En abril de 1999 Keyra Steinhart, una niña de 9 años, desapareció camino a la escuela en North Rockhampton. En mayo de 1999, Leonard Frase, fue acusado por el secuestro, violación y muerte de la menor. Posteriormente, Fraser confesó que había matado a otras tres mujeres, de 19, 36 y 39 años, conduciendo a los detectives hasta el lugar donde había dejado los cadáveres.

Así que se pensó que el también había asesinado a Ryan. Y aunque inicialmente Fraser lo negó, la policía logró que realizara una “confesión”, donde explicaba cómo había encontrado a Ryan y donde había escondido su cuerpo. Sin embargo, los restos de la adolescente no fueron encontrados en dicho lugar, a diferencia de las otras mujeres.

En 2001, Leonard Fraser, que ya cumplía cadena perpetua por violar y asesinar a una niña de nueve años, fue acusado del asesinato de la Sra. Ryan y de otras tres mujeres.

Mientras tanto, convencidos de que estaba muerta, la familia de la Natasha Ryan celebró un servicio funerario para ella en mayo de 2001, el día de su 17º cumpleaños, reportó The Global and Mail.

La sorpresa.

Ryan nunca fue secuestrada ni asesinada por nadie, la joven apareció un día, el 10 de abril del 2003, antes del juicio donde Fraser sería juzgado por su asesinato. Ante varias llamadas anónimas, una de ellas que pareciera provenir de la misma joven, la policía llegó a la casa de Scott Black, a solo dos kilómetros de la casa de la madre de Ryan.

Tras buscar por toda la casa, la encontraron escondida en un ropero.

El día del juicio de Fraser, el 11 de abril del 2003, la impactante noticia se dio al público y el mismo padre de Ryan, quien esperaba sentado ante el “asesino” de su hija su sentencia, recibió una llamada de su hija. Tras comprobar que era ella misma, el padre quedó impactado.

El fiscal de la Corona, Paul Rutledge, se levantó durante el juicio del Sr. Fraser para hacer un impactante anuncio.

“Señoría, me complace informar al tribunal de que Leonard John Fraser no es culpable del asesinato de Natasha Ann Ryan. Natasha Ryan está viva”, dijo al atónito tribunal.

La adolescente dijo a la policía que permaneció escondida porque “la mentira se había vuelto demasiado grande”.

“Dejó muy claro que no quería ser encontrada y que no quería venir con nosotros cuando la encontráramos”, dijo un agente de policía en aquel momento, según el Sidney Morning Herald.

Ryan se había escondido durante casi 5 años con su novio, Scott Black. Lo sorprendente fue que nunca nadie la vio, la policía nunca pudo encontrarla y ella vivía “feliz” con su novio, mientras la policía y su familia realizaban arduas investigaciones para entender su desaparición.

Natasha Ryan fue obligada a asistir a su propio juicio por asesinato el miércoles 30 de abril de 2003.

El caso fue documentado por diversos medios locales, y durante años fue vendido como historias exclusivas.

La Corte del Distrito de Rockhampton sentenció a Black en el 2005 a tres años por perjurio, dos en suspenso, luego de que se declarara culpable. Black cumplió un año de cárcel y pagó 16,740 dólares.  En 2006 Natasha Ryan fue hallada culpable por generar una onerosa investigación policial para ser buscada, informó Infobae.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.