Adolescente interrumpió examen final para dar a luz y 40 minutos después regresó a terminarlo

Por Jesús de León
20 de Julio de 2019 Actualizado: 20 de Julio de 2019

Una estudiante que realizaba su examen final de bachillerato en Guinea salió del aula para dar a luz y reanudó la prueba antes de una hora.

Fatoumata Kourouma Condé, de 18 años, de la ciudad de Mamou, en el este de Guinea, se dio cuenta de que estaba a punto de dar a luz cuando se sentó para realizar el examen de física de su bachillerato, un diploma que incluye exámenes en una serie de materias, según el medio nigeriano Total Politics Magazine.

Fatoumata había sentido los primeros dolores de parto el martes por la mañana temprano, pero aun así decidió ir al examen en el liceo Grand-Ducal de Mamou, a unos 250 km al este de Conakry, explicó por teléfono a la agencia AFP, confirmando una noticia difundida por la prensa local.

“Me llené de coraje, fui a la sala de exámenes sin explicar nada a mi esposo o al delegado del ministerio de Educación, por temor a que me pidieran que me quedara en casa o que viera a mi médico”, dijo.

Luego, la llevaron de urgencia al hospital local, donde en 10 minutos dio a luz rápidamente a un niño.

Apenas 40 minutos después de salir de la sala de examen, ella estaba de vuelta en su escritorio, asombrando a su familia que se había apresurado a ir a la clínica, así como a los maestros.

Conde le dijo a la corresponsal de Total Politics Magazine que no le había dicho a nadie, incluyendo a su esposo, que el parto era inminente “por miedo a que me pidieran que me quedara en casa o que fuera a ver a mi médico.

“Era inimaginable que me perdiera ni uno de los exámenes que había estado preparando todo el año”, le dijo a AFP.

“Estaba feliz de tener un niño en el mundo, pero tenía miedo de perderme el examen”, contó. “Cuando mis familiares llegaron a la sala de maternidad, me limpié rápidamente y fui al aula, para asombro del personal médico, de mi familia y de todos los que estaban en el centro de exámenes”, dijo la joven.

Su historia, fue contada primero por los medios de comunicación locales y luego trascendió también a los medios internacionales.

Uno de sus familiares dijo que su marido, un cabo de la policía, estaba encantado, y que se lo contaba a todos los que quisieran escuchar acerca de “esta mujer increíble”.

“Todos en Mamou los felicitan, y rezamos a Dios para que Fatoumata obtenga su bachillerato”, dijo el pariente, expresando la esperanza de que el bebé se llame Espoir, que significa “Esperanza” en idioma francés.

***

Te puede interesar:

El secreto de una mujer alemana para una vida armoniosa y feliz

TE RECOMENDAMOS