Adolescente muere luego de salvar a su madre de ser violada y asesinada

Por Jack Phillips - La Gran Época
13 de Abril de 2019 Actualizado: 13 de Abril de 2019

Un niño ruso que intentó defender a su madre contra un hombre que intentaba violarla ha muerto después de sufrir lesiones en el ataque.

Vanya Krapivin, de 15 años, al parecer salvó a su madre de la agresión, pero sufrió heridas graves en la cabeza. Sky News informó el 6 de diciembre que regresó de la escuela en Severodvinsk en el noroeste de Rusia para encontrar a su vecino, Roman Pronin, de 37 años, en el ataque.

Vanya cogió una pesa de dos kilos y le dio a Pronin con ella. Pero el hombre agarró el peso y lo golpeó en la cabeza antes de huir.

Los vecinos que escucharon el ataque encontraron a la pareja inconsciente. Vanya quedó en coma durante el ataque mientras su madre se recuperaba después de que el hombre la apuñalara 27 veces.

Los cirujanos tuvieron que extirpar parte del cerebro del niño, lo que llevó a una personalidad de la televisión rusa a recaudar dinero para él. El incidente ocurrió en mayo de 2017.

Sky informó que Vanya estuvo en coma durante nueve meses. Más tarde comenzó a reconocer a su enfermera y estaba comiendo comida líquida. Según un sitio web de noticias ruso, en marzo recuperó el conocimiento, y agregó que su madre, “una alcohólica [que] tiene tres hijos”, no se molestó en visitarlo durante algún tiempo.

Sky informó sobre su madre: “La madre de Vanya fue criticada en Rusia por haberlo visitado sólo unas pocas veces. Dijo que no podía ir a verlo porque se culpaba por el ataque”.

Aproximadamente un mes después, fue trasladado a un centro de rehabilitación en Moscú. Luego de otro mes, sin embargo, contrajo gripe y más tarde murió.

Según el Metro, estaba previsto que fuera enviado a España para su posterior recuperación.

Antes del ataque, su madre, Natalia, había pedido a las autoridades rusas que impidieran que Pronin, un asesino convicto que fue liberado de la prisión, viviera cerca de su familia cuando fuera liberado.

Pronin fue condenado a 14 años por sus intentos de asesinato en el incidente de mayo de 2017. Ahora enfrentará cargos de asesinato después de que el adolescente muriera.

Las autoridades rusas afirman que investigarán por qué se permitió a Pronin vivir cerca de niños, según el informe.

La prisión más dura

Las prisiones rusas tienen una notoria reputación de ser lugares brutales y fríos.

“El Servicio Penitenciario Federal de Rusia estima que en junio de 2018 había casi 600.000 sospechosos y reclusos en el sistema penitenciario del país. Los abogados dicen que los sospechosos pasan un promedio de uno a dos años en detención preventiva, con más de 104.000 personas en detención preventiva en cualquier momento”, informó el Moscow Times.

Según la agencia estatal de noticias TASS, los funcionarios rusos dijeron en julio que investigarían “casos de brutalidad contra presos después de un escándalo de golpizas en una prisión de Yaroslavl”, entre los más notorios.

Una de las cárceles, la del Delfín Negro, fue calificada como la más “dura” de Rusia, situada cerca de la frontera con Kazajstán. La prisión alberga asesinos en serie, terroristas, delincuentes sexuales y reclusos de alto riesgo.

El sitio de la prisión Delfín Negro. (Google Maps)

El guardia de la prisión Denis Avsyuk dijo a National Geographic: “El principal crimen cometido por los convictos aquí es el asesinato. Pero también tenemos maníacos, pedófilos y terroristas”.

Añadió: “Llamarlos gente, hace que tu lengua se doble hacia atrás sólo por decirlo. Nunca he sentido ninguna simpatía por ellos.”

Los reclusos son mantenidos en celdas aisladas y son vigilados las 24 horas del día. Cuando se les saca de sus celdas, a veces se ven obligados a caminar con los ojos vendados o incluso hacia atrás para impedirles que aprendan la disposición de las instalaciones.

*******************

Historias de convicción

Trabajó para la mafia y fue un adicto durante décadas, al fin se libera con ayuda de la meditación

TE RECOMENDAMOS