Adolescente salta la valla de un estadio para secar las lágrimas de una porrista desconsolada

Por La Gran Época
19 de Agosto de 2019 Actualizado: 19 de Agosto de 2019

La mayor alegría de los niños, es ver que sus padres asisten durante sus actuaciones. Los emociona poder demostrarles lo mucho que se han esforzado para hacer las cosas bien y que ellos se sientan orgullosos. Lo difícil, es cuando el padre o la madre por algún motivo no puede asistir, entonces crece en ellos la desilusión y se sienten frustrados.

Addie Rodríguez tenía 9 años cuando cursaba el cuarto de primaria en St. John Bosco y se estaba presentando con su equipo de porristas en un partido de fútbol en la Secundaria Católica Central, en San Antonio, en Texas.

En un momento dado, los padres de las niñas debían acercarse para levantarlas en hombros. Y fue así como sucedió, sin embargo, Addie se quedó sola, ya que su padre no pudo asistir a su evento.

Pero alguien estaba observando lo que sucedía y vio a la pequeña sola y llorosa al lado de las parejas de padres e hijas.

Las lágrimas de Addie empezaron a brotar y parecía que nadie podría calmar su tristeza; sin embargo de pronto un joven estudiante de secundaria saltó la valla, se acercó a la pequeña y luego de decirle unas palabras la levantó en su hombro.

Matthew García, estudiante de último año, vio su dilema y simplemente hizo lo que sentía que era correcto. “Corrí hacia abajo desde las gradas y salté la cerca, fui y me arrodillé, hablé con ella y le dije: ‘¿Estás bien?’”. Entonces él la levantó para que no fuera solo la niña que había quedado fuera.

Abel Rodríguez, el padre de Addie, es un aviador veterano que ha luchado tanto en Irak como en Afganistán y actualmente está entrenando en la Base de la Fuerza Aérea Travis en California. Él no pudo asistir porque en ese momento se encontraba a muchos kilómetros de distancia.

“Fue realmente conmovedor ver a mi hija parada ahí siendo la única que estaba sin su padre, sabiendo por qué él está lejos”, dijo la mamá de Addie, Alexis Perry-Rodríguez, a Nwe 4 San Antonio. “No es solo un padre ausente. Él está sirviendo a nuestro país”.

La madre de Addie, vio que alguien había saltado la valla y se acercaba a su hija. “Me di cuenta de lo que él [Matthew] estaba haciendo y mi corazón se derritió. Fue la cosa más bella”, dijo Alexis.

La acción de Matthew la hizo llorar, hasta el punto que incluso no podía hablar. Por su parte Addie estaba muy agradecida por la buena acción de Matthew. “Me sentí como si alguien me salvara la vida”, confesó.

Matthew dijo a Today que ayudó a Addie por empatía: “Entendí lo que era no tener a su padre allí, así que cuando la vi llorar así, simplemente tocó una fibra sensible en mí. Fue el instinto, supongo. Simplemente no podía verla así”. Los dos se tomaron una foto después de la ceremonia.

“Para ser honesto con ustedes. al ver su sonrisa después de tantas lágrimas, probablemente esto hizo mi día aún más que el de ella”, confesó Mathew. “Cuando Addie me dio las gracias después del partido, fue realmente conmovedor para mí”.

Mira el emocionante momento por el que pasó Addie:

Mira cómo los valores conservadores van ganando terreno en Venezuela

TE RECOMENDAMOS