Adolescentes atacan a mujer discapacitada con harina y huevos, luego posan para una foto indignante

Por Louise Bevan
31 de Julio de 2019 Actualizado: 31 de Julio de 2019

Un paseo por el parque se convirtió en una experiencia traumática en la ciudad de Bury St. Edmunds, en el mercado de Suffolk, Inglaterra. Una mujer con discapacidad fue acechada con huevos y harina por una pandilla de crueles adolescentes y abandonada a su suerte en un banco del parque.

Pero eso no fue todo.

Los jóvenes posaron para una foto de celebración, lo que provocó furia e indignación después de que un miembro de la pandilla la publicara en Snapchat. La comunidad local fue quizás la más afectada, comentando que la pandilla era notoria y había estado aterrorizando a los residentes durante semanas.

La pobre víctima, Janice Morris, de 49 años, sufría de graves problemas de salud mental. Los chicos tuvieron un altercado con Janice, que caminaba sola por el parque. La incitaron con rencor antes de escupirle, luego fueron a comprar huevos y harina y regresaron para arrojarlos a la mujer indefensa, y luego tomar una foto de su estado vulnerable como “trofeo”.

La policía de Suffolk, que fue llamada de inmediato a la escena, reportó que Janice fue dejada “gravemente angustiada” pero no fue herida físicamente, como reportó The Independent: “Este tipo de comportamiento es totalmente inaceptable”, dijo el inspector Anthony Bridgland al  Daily Mail: “Nos gustaría asegurarles a todos que estamos abordando el asunto con firmeza y apoyando a la víctima”.

Un residente local desesperado dijo: “La verdad es que no hay nada que hacer con estos chicos, así que causan problemas”.

Otra mujer de la localidad, furiosa por lo que había ocurrido tan cerca de casa: “Todo lo que sé es que son locales”, dijo. “Me dio un disgusto absoluto oír lo que le hicieron a esa pobre mujer”.

Imagen Ilustrativa. (Crédito: Anett Horvath/Shutterstock)

“¿Cómo se sentirían si fuera su madre, abuela o hermana?”, preguntó, indignada. “Es vergonzoso, realmente lo es”, agregó.

Janice habló valientemente a  Sky News. “Giraron un poco en círculos y luego reaparecieron con una bolsa de harina, agua y huevos”, recuerda. “Ciertamente considero que esto es un asalto a mi persona,  y mi posibilidad para disfrutar de la zona verde allí. Me gustaría escuchar sus razones, si es posible”, compartió Janice

“Sin embargo”, añadió Janice, con inmensa compasión: “no deseo intensificar las tensiones actuales”.

Imagen Ilustrativa. (Crédito: Rawpixel.com/Shutterstock)

Katherine Brame, la amiga de Janice, revisó a la víctima y confirmó que estaba a salvo. Los lugareños se habían ofrecido a ayudar y a enviar regalos, dijo, pero lo que más necesitaba Janice era que la dejaran en paz.

En un posteo que desde entonces ha sido publicado, Katherine explicó en Facebook. “El incidente de hoy me ha puesto muy triste y devastada”, dijo. “Es complicado, pero si quieres ayudar, ¿qué tal si haces una donación a una organización benéfica de salud mental? La gente con estas enfermedades invisibles pasa desapercibida todo el tiempo, y están totalmente desprovistos de fondos”, agregó.

Imagen Ilustrativa. (Crédito: Bru-nO/Pixabay)

Cuatro adolescentes menores de 18 años fueron arrestados por la policía de Suffolk. Cinco nombres fueron filtrados en línea a pesar de los esfuerzos de las autoridades para mantener en secreto los detalles del arresto, y los comentarios furiosos se propagaron como un reguero de pólvora.

Uno de los padres, sin embargo, defendió a su hijastro por su participación en el ataque; él fue quien tomó la angustiosa foto. “No es un vándalo”, dijo la madrastra del entonces joven de 17 años al Mail Online. “Ha sido un chico estúpido”, agregó.

“Nunca antes ha estado en problemas, pero esto es serio”, dijo ella.

A medida que la ira hacia la pandilla se intensificó, la policía confirmó que estaban protegiendo a los adolescentes ofreciéndoles protección policial. Esta revelación solo desencadenó más rabia. La gente pensó: “¿Por qué habría de protegerse a los jóvenes cuando causaron tanta angustia a una mujer inocente que caminaba por el parque?”.

Sin embargo, la justicia llegó más tarde. Los adolescentes recibieron una orden de la comunidad por su delito menor, de acuerdo con una actualización de The Sun, y tendrán que llevar la carga de su vergüenza por el resto de sus vidas.

Por suerte, esta cruel pandilla de cinco personas representa la excepción y no la regla. Nuestros vecinos más vulnerables merecen nuestra compasión, y nunca, bajo ninguna circunstancia, nuestro rencor.

¡Estos chicos sí saben de ingenio y creatividad!

¿Te gustó este artículo? Entonces, te pedimos un pequeño favor. Apoya al periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

TE RECOMENDAMOS