Aduanas confiscan millones de dólares en narcóticos ilícitos y piezas de armas de asalto de origen chino

Por Frank Fang
28 de Junio de 2020
Actualizado: 28 de Junio de 2020

Funcionarios de aduanas de Estados Unidos en Cincinnati incautaron de reciente 530 libras de estupefacientes ilícitos y otras sustancias controladas en un envío procedente de China, que tendría un valor de más de 2 millones de dólares en la calle.

El cargamento también contenía otras mercancías ilícitas, como productos falsificados y alimentos prohibidos.

El Servicio de Aduanas y Protección de Fronteras (CBP) anunció la incautación en un comunicado de prensa el 26 de junio. El cargamento, interceptado por los funcionarios de aduanas el 11 de mayo, estaba destinado a un solo importador en Aurora, Colorado.

“Esta es la mayor incautación sintética en la historia de nuestro puerto”, dijo el director del Puerto de Cincinnati, Richard Gillespie, según el comunicado de prensa.

También el viernes, CBP anunció que los oficiales de aduanas en Louisville incautaron un cargamento ilícito de 10,000 piezas de armas de asalto de origen chino.

De las 530 libras de narcóticos, alrededor de 435 libras eran sustancias controladas en Estados Unidos, de la Lista I y la Lista II, incluyendo 156 libras de cannabinoides sintéticos (mejor conocidos en la calle por sus nombres Spice y K2) y 16 libras de catinonas sintéticas (mejor conocidas en la calle como sales de baño). Según los niveles de clasificación de la Administración para el Control de Drogas, la Lista I tiene un alto potencial de abuso y dependencia física, mientras que la Lista V es la que tiene el menor potencial de abuso.

La remesa también contenía por lo menos 192 libras de sustancias que son conocidos precursores para la fabricación de fentanilo, según la CBP.

El fentanilo, un opiáceo sintético y sustancia controlada de la Lista II, es 100 veces más potente que la morfina y 50 veces más potente que la heroína, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos.

Las sobredosis letales de fentanilo mataron a 71,500 estadounidenses en 2017, según datos publicados por los CDC. Además China es la mayor fuente de fentanilo ilícito y sustancias similares al fentanilo en el país, según un informe de 2018 de la Comisión de Revisión de la Economía y la Seguridad de EE.UU. y China.

El resto de los estupefacientes ilícitos eran sustancias de las Listas III y IV y otros medicamentos de venta con receta, como esteroides, ansiolíticos y antidepresivos, así como medicamentos destinados a prevenir o tratar el COVID-19, la enfermedad causada por el virus del PCCh (Partido Comunista Chino), comúnmente conocido como el nuevo coronavirus.

“Las drogas sintéticas amenazan la salud y la seguridad de los ciudadanos de nuestra nación. Esta incautación personifica la dedicación de nuestros oficiales y muestra el importante papel que juegan para asegurar que la estrategia del CBP para combatir el flujo ilícito de narcóticos sea exitosa”, dijo Robert E. White, director de Operaciones de Campo del CBP para la Oficina de Campo de Chicago, según el comunicado de prensa.

En diciembre de 2018, en la Cumbre del G-20 en Argentina, el líder chino, Xi Jinping, prometió al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que tomaría medidas enérgicas contra el fentanilo de fabricación china.

Ocho meses después, el presidente Trump tuiteó que Xi no había cumplido su promesa. “Mi amigo el presidente Xi [Jinping] dijo que detendría la venta de fentanilo a Estados Unidos –esto nunca sucedió, y muchos estadounidenses siguen muriendo!”, escribió Trump.

En 2019, los legisladores estadounidenses presentaron varios proyectos de ley –la Ley de Lucha Contra el Fentanilo Ilícito de 2019 (H.R.1542) y la Ley de Sanciones Contra el Fentanilo (H.R.2226) y (S.1044)– con el objetivo de detener el flujo de fentanilo extranjero hacia Estados Unidos.

Según el CBP, el envío de drogas ilícitas y sustancias sometidas a fiscalización también contenía más de 160 paquetes más pequeños, dirigidos a particulares y a empresas de todos Estados Unidos.

En los paquetes más pequeños habían 162 libras de productos prohibidos, como medicamentos veterinarios no etiquetados, productos cárnicos y cáscaras de fruta, así como productos falsificados de fabricantes de marcas conocidas, como Apple, Nike, Louis Vuitton, Samsung y Tory Burch, y equipos de prueba de virus del PCCh falsos. Si fueran genuinos, estos artículos tendrían un precio total sugerido de venta al público de más de 1.25 millones de dólares.

“Ninguno de estos materiales fue listado en ninguna lista de embarque incluida con el envío”, según el CBP.

El envío de piezas de armas de asalto fue previamente incautado el 22 de mayo, y estaba destinado a una residencia en Melbourne, Florida. Este provenía de la ciudad Shenzhen, al sur de China.

El envío fue valorado en 129,600 dólares e incluía una lista de embarque de envío que afirmaba contener 100 muestras de clavijas de acero.

“La importación de cualquier tipo de municiones está regulada por la ATF (Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos)”, dijo Thomas Mahn, director del puerto de Louisville, en el comunicado de prensa.

Siga a Frank en Twitter: @HwaiDer


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


Descubre

Una carta de SOS revela el lado oscuro de los ‘Made in China’

TE RECOMENDAMOS