Al menos 23 muertos en Sudán por el hundimiento de una barca en el Nilo Azul

Por Noticia de agencia
04 de Abril de 2022 12:35 PM Actualizado: 04 de Abril de 2022 12:35 PM

Las autoridades sudanesas informaron este lunes de que al menos veintitrés personas, entre ellas diecisiete de una misma familia, murieron en el hundimiento de una barca el pasado viernes en el río Nilo Azul a causa del exceso de pasajeros en el bote y los fuertes vientos.

En un comunicado, la Policía sudanesa afirmó que hasta el momento han recuperado “13 cadáveres de los 23 muertos que se hundieron de la barca en el Nilo Azul” en la provincia de Sennar, al sur de la capital Jartum, mientras que solo seis han sobrevivido al accidente que tuvo lugar el pasado viernes.

“La mayoría de las personas que se encontraban en el barco eran trabajadores agrícolas en plantaciones de tomate”, se apuntó en la nota, y añadió que la causa del accidente fue “el exceso de pasajeros y la velocidad del viento, lo que provocó que la barca volcara”.

Las autoridades continúan buscando los otros diez cadáveres, pero indican que la lentitud de las operaciones de salvamento se debe a “la ausencia de equipos de rescate en el río”, según la Policía.

La Policía no ofreció más detalles sobre las identidades de las víctimas, pero medios locales apuntaron que la gran mayoría de los fallecidos son mujeres.

Un suceso similar ocurrió en agosto de 2018 cuando al menos 24 niños perecieron por el hundimiento de una barca en el Nilo cuando se dirigían a la escuela.

Este tipo de accidentes en botes sobrecargados suelen ocurrir en el país africano, sobre todo, por el mal estado en el que se encuentran los botes y la falta de medidas de seguridad.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.