Alborotadores en Portland vuelven a tribunal federal a causar incendios y lanzar fuegos artificiales

Por Zachary Stieber
13 de Agosto de 2020
Actualizado: 13 de Agosto de 2020

Los alborotadores de Portland regresaron al centro de la ciudad el miércoles y provocaron incendios en las afueras de un tribunal federal antes de enfrentarse a la policía.

Un grupo de varios cientos de personas se reunieron en Chapman Square y Lownsdale Square Park alrededor de las 8:30 p.m., donde dieron y escucharon discursos durante unas 2 horas.

Los miembros del grupo comenzaron a lanzar fuegos artificiales de uso comercial en la valla erigida alrededor del tribunal Mark O. Hatfield para protegerlo de los alborotadores. También prendieron al menos dos fuegos fuera del edificio.

La mayoría de la multitud llevaba cascos y máscaras de gas y llevaba escudos y porras, según la Oficina de Policía de Portland.

“Debido a la conducta criminal que se estaba produciendo, se hicieron anuncios por megafonía diciendo al grupo que dejara de lanzar fuegos artificiales y de iniciar incendios en el tribunal federal”, decía en un resumen del incidente nocturno.

Mientras los oficiales hacían el anuncio, los alborotadores apuntaban con láser verde a sus ojos. Los láseres pueden causar daños permanentes a la vista.

Porras y una roca que fueron usadas por los alborotadores para atacar a los oficiales de policía en Portland, Oregon, durante la noche del 12 de agosto de 2020. (Oficina de Policía de Portland)

La mayoría de la multitud se trasladó a la cercana Comisaría Central, donde bloquearon el tráfico y continuaron las acciones criminales. A las 11:32 p.m., se declaró una reunión ilegal.

Los miembros ignoraron las órdenes de dispersarse e iniciaron un incendio justo afuera del edificio de la policía.

Los oficiales de policía de Portland y los policías estatales de Oregón trabajaron juntos para dispersar la multitud, usando gas lacrimógeno y municiones de control de multitudes. Durante el acto, los alborotadores lanzaron un gran explosivo y otros fuegos artificiales a los oficiales, así como piedras, botellas y latas de pintura. Un policía sufrió heridas graves y otros heridas leves. Se declaró un motín.

Los alborotadores comenzaron a retroceder hacia el sur, hacia el Centro de Justicia, un edificio del condado cerca del tribunal federal. Los alborotadores y los oficiales continuaron enfrentándose hasta la madrugada del jueves.

Una parte del grupo amenazó a tres trabajadores que habían salido de la parte trasera del Centro de Justicia, mientras que otros impidieron que los vehículos privados salieran de un estacionamiento a la vuelta de la esquina porque algunos pensaron que en los vehículos había policías fuera de servicio. Algunos del grupo también completaron lo que llaman un “desarresto”, o sea, rodear a un oficial y a la persona que tiene bajo custodia y liberar al detenido por la fuerza.

Los oficiales de Portland persiguen a una multitud de aproximadamente 200 personas después de obligar al grupo a dispersarse de un recinto de la policía en Portland, Oregón, a finales del 1 de agosto de 2020. (Nathan Howard/Getty Images)

Se hicieron varios arrestos, aunque no estaba claro si se procesaría a alguna de las personas. El fiscal de distrito del condado de New Multnomah, Mike Schmidt, anunció esta semana que su oficina retiraría los casos por una serie de cargos, incluyendo disturbios, alteración del orden público e interferencia con un oficial de seguridad pública.

Los agentes federales no se presentaron. La administración Trump llegó a un acuerdo con el estado el mes pasado para que oficiales de la ciudad, el condado y el estado protegieran el tribunal después de que la policía no protegiera el edificio a principios de mes, lo que obligó al gobierno federal a aumentar sus activos en Portland.

Demetria Hester, que fue liberada esta semana sin ser acusada, fue vista entre la multitud.

“Su madre los odia. Se van a casa y beben hasta dormirse”, dijo Hester a los oficiales que estaban en la calle. “Porque piensan en el mal que hacen todos los días. Hacen daño a la gente que les paga para protegerlos”.

“No les preocupan sus esposas. Las golpean. Golpean a sus hijos”, añadió.

Sigue a Zachary en Twitter: @zackstieber


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

Pedido para desfinanciar a la policía luego de las protestas en EE.UU.

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS