Alborotadores intentan irrumpir en una corte federal en Portland, incendiando el edificio

Por Zachary Stieber
22 de Julio de 2020
Actualizado: 22 de Julio de 2020

Una gran multitud en Portland trató de entrar en un juzgado federal y prenderle fuego al edificio antes de ser dispersada por agentes federales.

Los disturbios han continuado prácticamente sin interrupciones desde finales de mayo en la ciudad más grande de Oregon.

Las imágenes de video captaron a una multitud de varios miles de personas en las proximidades de la Corte Mark O. Hatfield y del cercano Centro de Justicia a última hora del martes. Algunos miembros del grupo comenzaron a patear y golpear en la madera contrachapada adherida a las puertas de cristal del juzgado. Otros usaron martillos, palancas y otras herramientas para arrancar la madera.

Después de que el grupo abrió una brecha en las puertas del juzgado, los agentes federales respondieron a las 11:12 p.m., según la Oficina de Policía de Portland.

Por órdenes de los funcionarios de la ciudad, la policía local se ha negado repetidamente a interactuar con los alborotadores, pero proporcionó informes diarios sobre lo que ocurrió durante la noche.

Los agentes federales usaron gas lacrimógeno y otro tipo de materiales antidisturbios para dispersar a la multitud. No obstante, los alborotadores volvieron al juzgado, obligando a los agentes a dispersarlos al menos tres veces más.

Los alborotadores recogieron vallas y contrachapado y usaron dichos objetos para bloquear una salida del juzgado. También reforzaron la barricada con sacos de arena. En los últimos días, el grupo se ha centrado cada vez más en tratar de atrapar a los agentes federales dentro del edificio.

En un momento dado, los alborotadores prendieron fuego a parte de la madera colocada en el interior de la corte. El fuego se extinguió.

El caos se produjo cuando los funcionarios locales y estatales instaron a la administración Trump a retirar a todos los agentes de la ciudad. Los funcionarios no han dicho cómo protegerán los edificios del gobierno federal, que fueron atacados repetidamente cuando los agentes federales iban a incrementar sus efectivos el 4 de julio.

El alcalde de Portland, Ted Wheeler, un demócrata que también es comisionado de policía, ordenó la semana pasada la expulsión de los agentes federales del centro de comando de la ciudad.

Durante los últimos días, la policía de Portland se abstuvo de proporcionar cualquier tipo de asistencia a los agentes federales.

“La Policía de Portland no estuvo presente durante ninguna de las actividades descritas. La Policía de Portland no se enfrentó a ninguna multitud y no desplegó ningún gas CS. La Policía de Portland no realizó ningún arresto”, dijo la agencia en su resumen diario sobre los disturbios.

El secretario de Seguridad Nacional en funciones, Chad Wolf, dijo a los periodistas en Washington el martes que la falta de acción por parte de los agentes de policía provocó el aumento de los activos federales.

“Estos individuos se congregan en la misma zona noche tras noche. Los vemos planeando sus ataques. Y sin embargo, la ciudad de Portland no toma ninguna medida para detener o dispersar a esta multitud”, dijo Wolf.

“Estos individuos llevan láseres, bates de béisbol, petardos, tubos de metal, botellas de vidrio, líquidos inflamables y otras armas, y todos apuntando a instalaciones federales y a la policía, y aún así la ciudad de Portland toma poca o ninguna acción”.

Los grupos han destruido las vallas erigidas en un intento de proteger el juzgado, han rociado el edificio con grafitis, han provocado incendios, han intentado entrar en el juzgado, han lanzado material explosivo al edificio y han levantado barricadas en la zona.

En la mayoría de las ciudades de los Estados Unidos, los policías locales ayudan a defender las instalaciones federales, dispersan a las multitudes y hacen arrestos, dijo Wolf. Eso no sucede en Portland.

Wheeler y otros funcionarios electos en Oregon achacan la continua violencia a las medidas del gobierno federal, a pesar de que los disturbios han estado ocurriendo durante más de 50 días.

Antes del aumento de los activos federales, los policías de Portland estaban involucrados en “tácticas de desescalada” y las multitudes estaban perdiendo energía, dijo Wheeler a los reporteros la semana pasada.

“Ya habríamos visto el final de estas acciones nocturnas. Hace una semana, decíamos que dada la energía marchita, la disminución de las cifras que estábamos viendo, la falta de objetivos que estaban disponibles, en realidad creíamos que estaríamos a salvo para este fin de semana”, dijo.

En una carta a Wolf y al fiscal general William Barr esta semana, Wheeler y otros cinco alcaldes demócratas les pidieron que destituyeran a los agentes federales. Afirmaron que la policía federal está siendo desplegada “con fines políticos”. El presidente republicano Donald Trump y su administración “atacan continuamente el liderazgo local y amplifican la retórica falsa y divisiva puramente para beneficio de la campaña [electoral]”, escribieron.

Un agente federal saca su arma mientras dispersa a una multitud de cerca de 1000 personas en la corte Mark O. Hatfield de Portland, Ore., el 20 de julio de 2020. (Nathan Howard/Getty Images)

Una oleada de recientes acciones legales tiene por objeto restringir o detener el uso de las fuerzas federales para hacer cumplir la ley en Portland y otras ciudades.

Los demócratas de la Cámara de Representantes pidieron a los inspectores generales que investiguen el reciente uso de dicha fuerza, alegando que los Departamentos de Seguridad Nacional y Justicia “parecen haber abusado cada vez más de las autoridades de emergencia para justificar el uso de la fuerza contra los estadounidenses que ejercen su derecho de reunión pacífica”.

La fiscal general de Oregon, Ellen Rosenblum, demócrata, presentó una demanda contra las agencias federales, alegando que los agentes federales violaron los derechos civiles de los habitantes de Oregon al detenerlos sin causa probable.

Y el senador Jeff Merkley (D-Ore.) introdujo una enmienda al proyecto de ley de gastos de defensa que limitaría el uso de los agentes de las fuerzas del orden federales para el control de multitudes.

Se están investigando varios casos de supuesta fuerza desproporcionada por parte de los agentes federales.

Varios medios de comunicación y funcionarios electos se enfocaron en la reciente detención de un hombre, que fue captada por un video. Las imágenes mostraban a varios agentes de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) acercándose al hombre antes de guiarlo hasta un vehículo sin marcas. El vehículo más tarde se aleja del lugar.

El comisionado de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza, Mark Morgan, sostiene un chaleco protector usado por los agentes de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza y por los funcionarios del Departamento de Seguridad Nacional en Portland durante los disturbios en curso, en la sede de la agencia en Washington el 21 de julio de 2020. (Samuel Corum/Getty Images)

Algunos funcionarios declararon falsamente que los agentes no tenían identificaciones o insignias propias. Una revisión de las imágenes muestra que sí las tenían.

El jefe en funciones de la CBP, Mark Morgan, dijo a los periodistas en Washington que la utilización de vehículos sin marcas es una práctica habitual de los cuerpos y fuerzas de seguridad en todo el país y en el mundo. El sujeto en cuestión era supuestamente parte de una multitud que apuntaba con láser a los ojos de los agentes federales.

“No vamos a permitir que alguien se acerque a una propiedad federal, asalte a un policía o a un agente federal. [Que no piensen que] porque se alejen de la propiedad federal, no vamos a arrestarlos o perseguirlos”, dijo.

Los funcionarios refutaron enérgicamente las afirmaciones de que los agentes no llevaban placas, mostrando a los reporteros los uniformes que usan los agentes de cada agencia. Los parches en los uniformes de los agentes de la CBP los identifican como parte de la agencia y todos ellos usan identificadores propios.

Los nombres fueron eliminados de algunos uniformes porque 38 policías han sido identificados o se han revelado detalles personales sobre ellos, dijeron las autoridades.

Tom Ozimek, Janita Kan, Ivan Pentchoukov y Masooma Haq contribuyeron a la elaboración de este artículo.

Siga a Zachary en Twitter: @zackstieber

Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


Descubra

Película documental: Cuando llega la plaga | The Epoch Times

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS