Alcalde de Los Ángeles: Decenas de no vacunados fueron licenciados sin sueldo y hay cientos en riesgo

Por Micaela Ricaforte
19 de Noviembre de 2021
Actualizado: 19 de Noviembre de 2021

Casi 80 empleados de la ciudad de Los Ángeles fueron licenciados sin sueldo después de negarse a cumplir con el requisito de vacunarse contra COVID-19 para diciembre, según el alcalde Eric Garcetti.

Desde el 17 de noviembre, la ciudad licenció a 77 empleados que se negaron a firmar los avisos que instruyen a los empleados a vacunarse antes del 18 de diciembre, dijo Garcetti en una sesión informativa con 700 empleados que también están en riesgo de ser licenciados sin remuneración.

En su primera aparición pública desde que se recuperó de COVID-19, Garcetti instó a los residentes de Los Ángeles a vacunarse, a recibir las dosis de refuerzo y a vacunar también a sus hijos contra el virus.

El alcalde destacó el alto índice de empleados ya vacunados, correspondientes a un 77 por ciento de la fuerza laboral, según datos de la oficina del alcalde publicados el 27 de octubre.

“La buena noticia es que la inmensa mayoría de los empleados de la ciudad se vacunaron”, dijo Garcetti. “Yo quiero dejar claro que la orden de vacunación no es para deshacerse de los empleados. Mi objetivo es mantener a todos los empleados y mantener a todos los empleados seguros”.

En tanto, a partir del 19 de noviembre, los trabajadores aún no vacunados deberán someterse a las pruebas de detección de COVID-19 dos veces por semana, con el costo deducido de sus sueldos. Cada prueba costará 65 dólares, lo que podría sumar 260 dólares cada dos semanas de pago.

Exenciones de la vacuna

Los empleados que presenten una exención religiosa o médica de la vacuna antes de la fecha límite del 18 de diciembre, estarán exentos del requisito de vacunación. Las exenciones se revisarán y concederán caso por caso.

Si se aprueba la exención, el empleado se someterá a la prueba de detección de COVID-19 una vez a la semana con cargo a la ciudad.

Si se deniega la exención, el empleado debe presentar una apelación en cinco días hábiles. Si no apela, se le enviará un aviso de que debe presentar una prueba de vacunación. El incumplimiento dará lugar a una “acción correctiva” por parte de la ciudad.

Si no se vacunó, el empleado deberá dimitir o jubilarse “con todas las de la ley en lugar de ser sancionado”. Esos empleados podrán ser contratados de nuevo si se vacunan o si se levanta la orden de vacunación.

Escasez de trabajadores

En cuanto a la escasez de empleados que probablemente ocasionarán estos mandatos, Garcetti dijo que los jefes de los departamentos de la ciudad, incluidos los del departamento de bomberos y de la policía, están elaborando planes para garantizar la cobertura cuando los empleados sean dados de baja.

“Puede que nos cueste algo de dinero por adelantado, pero nos ha costado mucho dinero perder a la gente por COVID cuando se les da de baja. Eso nos ha costado posiblemente aún más”, dijo Garcetti.

Algunos jefes de departamento, incluido el sheriff del condado de Los Ángeles, Alex Villanueva, dicen que se niegan a aplicar la orden de la vacunación ya que el requisito los pone en una posición difícil en la que se enfrentan a la pérdida de más empleados en un momento en que el cuerpo de policía está luchando con problemas de personal debido al movimiento “desfinanciar a la policía”.

“No estoy obligando a nadie. El tema se ha politizado tanto”, dijo Villanueva el mes pasado. “Hay grupos enteros de empleados que están dispuestos a ser despedidos y a ser destituidos antes que vacunarse, así que no quiero estar en la posición de perder entre el 5 y el 10 por ciento de mi fuerza laboral de la noche a la mañana por una orden de vacunación”.

Reacciones de los empleados municipales

Algunos empleados de la ciudad están presentando demandas contra la ciudad, con el argumento de que los empleados tienen el derecho de elegir si quieren vacunarse o no.

Un grupo de 871 empleados del Departamento de Bomberos de Los Ángeles presentó una notificación de intención de demandar a la ciudad, solicitando 2.5 millones de dólares cada uno por daños y perjuicios.

El empleado del Departamento de Bomberos, John Knox, que también es portavoz del grupo Firefighters4Freedom, dijo al Epoch Times en una entrevista anterior que la exención caso por caso da al gobierno demasiado poder.

“Básicamente han dicho que si el proceso de exención es una carga para la ciudad, ellos tienen la capacidad de enviarnos a casa sin paga (…) o despedirnos. Tenemos aún 450 miembros que solicitaron exenciones”, dijo Knox. “La ciudad tiene que tener un lugar donde colocarnos para poder hacerlo, pero a la vez hay otros 27 departamentos [de la ciudad] con personas que también solicitan exenciones. La policía de Los Ángeles ha presentado 2600 exenciones. ¿Dígame dónde van a poner a toda esa gente? Es imposible que haya 2600 puestos de trabajo abiertos en la ciudad”.

La oficina de Garcetti no respondió a una solicitud de comentarios al cierre de esta edición.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


 

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS