Alexander Vindman, testigo del impeachment, es despedido por la Casa Blanca

Por Jack Phillips
07 de Febrero de 2020
Actualizado: 07 de Febrero de 2020

El teniente coronel Alexander Vindman, testigo clave en la investigación por impeachment del presidente Donald Trump que testificó sobre la llamada telefónica que realizó el mandatario el 25 de julio con el presidente de Ucrania, fue despedido por la Casa Blanca el viernes, según su abogado.

Vindman, empleado del Consejo de Seguridad Nacional y considerado un experto en asuntos ucranianos, “fue escoltado fuera de la Casa Blanca, donde sirvió responsablemente a su país”, dijo el abogado David Pressman en una declaración.

“No hay duda en la mente de ningún estadounidense de por qué el trabajo de este hombre ha terminado, por qué este país tiene ahora un soldado menos sirviéndole en la Casa Blanca”, añadió. “A Vindman se le pidió que se fuera por decir la verdad”, sugirió Pressman.

La Casa Blanca no estuvo inmediatamente disponible para comentar sobre su despido.

Antes del despido, Trump confirmó que los funcionarios de la Casa Blanca estaban considerando sus próximos pasos cuando un reportero le preguntó si sería despedido.

“No estoy contento con él. ¿Crees que se supone que debo estar contento con él? No lo estoy. Ellos tomarán esa decisión”, dijo Trump a los periodistas de la Casa Blanca. Al mismo tiempo, el presidente también dijo que el jefe de gabinete interino de la Casa Blanca, Mick Mulvaney, no sería reemplazado ni despedido, desmintiendo así una afirmación hecha por la CNN.

Sus comentarios ocurrieron luego de que algunos medios de comunicación dijeran que el viernes Vindman sería reasignado de su trabajo en el Consejo de Seguridad Nacional (NSC) al Pentágono. Sin embargo, Trump se mostró reacio cuando se le preguntó al respecto, bromeando que “pronto se enterarán” de una decisión.

A principios de la semana, Trump compartió varias publicaciones en Twitter pidiendo el despido de Vindman.

Un alto funcionario de la administración dijo a los periodistas el viernes que Vindman podría tener un papel en el Pentágono si así lo decidiera.

“Damos la bienvenida a todos los miembros de nuestro servicio, dondequiera que sirvan, a cualquier tarea que se les asigne”, dijo el Secretario de Defensa Mark Esper cuando le preguntaron sobre los informes que decían que el trabajo de Vindman estaba en peligro.

Vindman había testificado durante la investigación de la Cámara de Representantes en noviembre y alegó que Trump hizo una exigencia inapropiada al presidente ucraniano Volodymyr Zelensky en la llamada telefónica del 25 de julio que se convirtió en una parte central de la investigación del impeachment de la Cámara de Representantes de mayoría demócrata. Trump y Zelensky han negado las acusaciones.

El funcionario del NSC había dicho a un panel de la Cámara de Representantes liderado por los demócratas que “no podía creer lo que había escuchado”, cuando escuchó la llamada de Trump-Zelensky. Trump le pidió a Zelensky que “investigara” la corrupción en torno al gigante ucraniano del gas Burisma y las posibles conexiones con Hunter Biden y su padre, el candidato presidencial demócrata para el 2020 Joe Biden, así como la presunta interferencia electoral.

En la investigación, los republicanos señalaron el testimonio público del jefe de Vindman, Tim Morrison, director superior de asuntos europeos del Consejo de Seguridad Nacional, que había puesto en duda el criterio de Vindman en noviembre. Morrison dijo que algunos de sus colegas estaban preocupados porque Vindman había filtrado información y confirmó que Vindman no lo mantuvo “al tanto en todo momento“. Vindman tampoco habló inmediatamente con Morrison sobre su preocupación por la llamada del 25 de julio, también dijo Morrison al Comité de Inteligencia de la Cámara.

En las audiencias del impeachment, a Vindman también se le preguntó si había filtrado alguna información durante la investigación. “Nunca lo hice, nunca lo haría. Es absurdo que lo hiciera”, respondió. Vindman luego señaló: “No puedo decir (…) por qué el Sr. Morrison cuestionó mi criterio. Hacía poco que habíamos comenzado a trabajar juntos. Él no estuvo mucho tiempo allí. Y apenas estábamos tratando de comprender nuestra relación”.

El Senado absolvió a Trump de los cargos de abuso de poder y obstrucción del Congreso después de que la Cámara controlada por los demócratas votara para destituirlo el 18 de diciembre tras una investigación de un mes de duración, en la que afirmaron que Trump había retenido millones de dólares a Ucrania a cambio de las investigaciones.

***

A continuación

El impeachment no ayudará a encubrir el mayor escándalo político de EE.UU.

TE RECOMENDAMOS