Almagro pide a la CPI “investigar de inmediato” aumento de torturas a manos de cubanos en Venezuela

Por Anastasia Gubin
13 de Diciembre de 2019
Actualizado: 13 de Diciembre de 2019

El Secretario General de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, apeló este jueves a la Corte Penal Internacional (CPI) a investigar “de inmediato” las nuevas formas de tortura de la dictadura en Venezuela con apoyo de agentes cubanos, una realidad que se recrudeció en 2019, de acuerdo al nuevo informe del Instituto Casla, presentado en la OEA el 12 de diciembre.

“El uso sistemático y generalizado de la tortura en Venezuela como parte del ataque contra quienes aspiran a recuperar derechos fundamentales y democracia constituye claramente un crimen de lesa humanidad que debe ser investigado de inmediato por la Fiscalía de la CPI”, destacó el Secretario.

Las “nuevas pruebas respecto a la metodología de la tortura en los centros clandestinos bajo clara influencia cubana”, requieren una respuesta, dijo el Secretario durante la presentación del reporte de Casla, titulado “Tortura sistemática en Venezuela 2019 y la participación de cubanos en los patrones de tortura”.

El viernes pasado la CPI informó que entre otros posibles crímenes estaba examinando los crímenes de tortura y violación y otras formas de violencia sexual. Respecto a la tortura, los casos que tenía examinados eran entre 300 y 400, añadió.

En relación a la participación cubana, El Instituto Casla señala que el 28 de diciembre de 2018 ya habían entregado una denuncia ante la CPI, por la “participación de funcionarios cubanos y oficiales de inteligencia, en la planificación y comisión del crimen de la tortura, luego de haber obtenido por lo menos 12 testimonios directos de víctimas”.

La abogada de derechos humanos Tamara Suju, directora de Casla, dijo en su presentación a Almagro que en 2019 fue sorprendente el aumento de la concentración de la represión en un órgano de inteligencia, la DGCIM, quienes estuvieron a cargo del mayor número de víctimas. Estos conllevaron a asesinatos, detenciones arbitrarias, torturas y desplazamiento forzado de personas, de la Guardia Nacional, el SEBIN, las FAES, la PNB y los colectivos.

Exfuncionarios de inteligencia y desertores de estos cuerpos, fueron algunos de los testimonios de Casla, sobre lo que estaba ocurriendo, “así como de militares y civiles venezolanos que nos han indicado cómo participa el régimen cubano en la inducción de la represión”.

El Secretario General de la Organización de los Estados Americanos, Luis Almagro, y la Directora Ejecutiva del Instituto CASLA, Tamara Suju, escuchan al exTeniente de la Fuerza Aérea Venezolana en la OEA el 20 de marzo de 2019 en Washington, DC . El exaviador, que desertó de Venezuela a principios de este año, habló sobre la tortura a manos de los militares y mostró un vídeo de presuntos presos políticos en una prisión de Caracas. (Foto de Chip Somodevilla / Getty Images)

“La cabeza que organiza, controla y conoce todo sobre quiénes son, cuantos llegan, qué hacen y cómo participan, es el Embajador de ese país. Nada sucede, sin su conocimiento”, sostiene el documento presentado.

“Los cubanos instruyen constantemente en técnicas de represión, intimidación y seguimiento, a miembros de la FANB e inteligencia, para que ellos realicen labores de investigación y espíen a sus propios compañeros y sus familias, a líderes políticos y sociales y hacerle seguimiento directo al malestar social”, dice a continuación.

Además advierte que “estas labores de inteligencia cubana la realizan con pleno conocimiento de Vladimir Padrino López, ministro de la Defensa, del Comando Estratégico Operacional (CEOFANB) a cargo de Remigio Ceballos y del General Iván Hernández Dala, director de la DGCIM”.

Sin embargo serían “los milicianos del G2 cubano y Grupo Gruce”, quienes “estarían implicados directamente en la comisión del crimen de la tortura en Venezuela”.

La injerencia del régimen cubano en Venezuela, advierte el documento, “no es ningún secreto”.

“Su intercesión por invitación expresa del fallecido presidente Hugo Chávez fue pública y ocurrió desde su primer período presidencial, que fue creciendo a medida que iba perdiendo popularidad y el gran apoyo obtenido sus primeros años”.

Líder comunista cubano Fidel Castro (I) junto con el expresidente venezolano Hugo Chávez (D) en Carabobo, Valencia, Venezuela, el 29 de octubre de 2000. (ADALBERTO ROQUE/AFP/Getty Images)

Almagro lamentó que la tortura en Venezuela aumentó pese a las denuncias internacionales, incluidas las de la OEA.  Hoy se persigue a cualquiera que opine diferente al régimen y a sus familiares.

“El sistema judicial solo sirve a los intereses del régimen”, dijo el Secretario.

“La Tortura en Venezuela ocurre en un contexto en que no hay forma a de hacer valer las garantías sustanciales con respecto a los derechos humanos y derechos civiles”, destacó el Secretario.

***

A continuación

Cómo el comunismo busca destruir la humanidad

TE RECOMENDAMOS