Le pidieron que amamante a su bebé en el baño de discapacitados pero su protesta en Facebook fue viral

Por Isabel Valencia - La Gran Época
14 de Agosto de 2019 Actualizado: 14 de Agosto de 2019

Los bebés pueden ser lo más lindo que te puedas encontrar, pero a la hora de ser amamantados hay muchas personas que pueden sentirse incómodas, y más aún en lugares públicos como un restaurante. Esto le sucedió a una mujer en Reino Unido, quien fue con sus amigas y su bebé de una semana a un restaurante, pero salió con una amarga decepción. 

Ellie Webster, una joven de 23 años de Reino Unido, salió con sus amigas a pasar un buen momento a un restaurante y llevó consigo a su bebé de una semana. Los bebés recién nacidos tienen alimentarse con mucha frecuencia, entonces, era solo cuestión de tiempo para que la pequeña Lottie pidiera leche a su mamá.

Cuando la madre se disponía a amamantarla, siendo algo tan normal, no esperó recibir el rechazo de los encargados del restaurante, quienes le comunicaron que no podía amamantar a la bebé en presencia de otros, sino que tenía que dirigirse al baño para discapacitados para amamantarla en  privado y así no perturbar a los demás.

“Me dijeron que tenía que ir al baño para discapacitados, le dijo Ellie a TessideLive. “No podía creerlo. Me molestó tanto, pero no quería hacer un escándalo, así que solo fui, pero lloré todo el camino”.

Indignada y humillada, la joven envuelta en llanto, se dirigió al baño, pero cuando llegó, estaba demasiado sucio e insalubre, tanto que no fue capaz de darle de comer a su pequeña bajo esas condiciones.

Rápidamente le dijo a sus compañeras que abandonaran el establecimiento, no sin antes hablar con el gerente quien aseguró que la decisión se debía a políticas del restaurante.

Ellie no quiso apagar su voz, y cuando llegó a casa, inmediatamente hizo una publicación en Facebook donde comentó lo que le había ocurrido, sin pensar que su reclamo se haría rápidamente viral y desencadenaría un movimiento en contra de dicho restaurante y de la discriminación a las madres que tienen que amantar a sus bebés en las calles o en establecimientos.

“Mañana nos pondremos de pie y le mostraremos a la gente de W2 que no aceptaremos la intimidación de las madres que amamantan en nuestra ciudad. Únase a nosotros y muestre su solidaridad”, decía el comunicado que invitaba a la protesta afuera del restaurante. “Trae comida, mantas de picnic, cojines, sillas de camping, juguetes para los más pequeños. Recuerda algún dinero para una taza de té si puedes. Alimenta a tus hijos si quieres o simplemente quédate con nosotros y muestra tu apoyo”.

Luego que se desencadenara dicha protesta, el restaurante W2 publicó una declaración pidiendo disculpas por los hechos acontecidos, y culpó al personal “inexperto” por lo ocurrido. “Hemos recibido muchos comentarios sobre una queja reciente sobre la lactancia materna en nuestro restaurante”, decía el comunicado.

“En primer lugar, nos gustaría pedir disculpas a todas las partes involucradas. La situación que ocurrió fue la acción de un miembro del personal sin experiencia. No es política de nuestra compañía decirle a las madres dónde pueden amamantar”.

Y el descargo continuó: “También hemos hablado con el consejo de Middlesbrough y nos hemos inscrito para mostrar nuestro apoyo a la lactancia materna en cualquier lugar de nuestras instalaciones”.

De acuerdo al comunicado, el restaurante se mostró arrepentido:  “Una vez más, queremos disculparnos con todas las partes involucradas. No podemos cambiar lo que sucedió, pero haremos todo lo posible para garantizar que no vuelva a suceder, incluida la evaluación de la capacitación de nuestro personal e informar a todos los miembros del personal sobre lo ocurrido”.

La leche materna cubre todas las necesidades alimentarias del bebé durante los seis primeros meses. Es por eso que la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que los bebés se alimenten exclusivamente con leche materna hasta los seis meses y parcialmente hasta los dos años. Ese es un privilegio del que goza, según la OMS, menos del 40% de los niños en el mundo.

Si todos apoyamos la lactancia materna, ayudaremos a que más niños crezcan sanos y fuertes.

Una mamá atrapa a su hijo con las manos en la masa

TE RECOMENDAMOS