Padre con síndrome de Down logró que su hijo vaya a la universidad en plena guerra para ser doctor

Por Isabel Valencia - La Gran Época
05 de Septiembre de 2019
Actualizado: 05 de Septiembre de 2019

Cualquiera podría pensar que tener un padre con síndrome de Down sería la mayor desgracia del mundo, pero hay quienes pueden asegurar que simplemente es una bendición.

Sader Issa es un joven sirio de 21 años que estudia el tercer curso de odontología en Hama, algo notable en un país devastado por la guerra y el estancamiento económico. Pero no ha sido su sacrificio de estudiar en medio de la guerra lo que hizo conocido a Sader, sino su padre.

“Mi padre tiene síndrome de Down y me ha inspirado para ser mejor persona”, le dijo el joven a Down España, afirmando que gracias a él ha logrado llegar tan lejos en la vida.

Sí, un hombre con el tan temido síndrome de Down, ha sido el mayor referente y apoyo en su vida, tanto emocional, como económico y psicológico desde que era un bebé. “Mi padre ha hecho todo lo posible por asegurarme una vida normal, como la de cualquier otro niño. Además, un niño criado en el regazo de una persona con síndrome de Down, como yo, tiene todo el amor y ternura que se pueden ofrecer. Él también ha sido mi mayor apoyo económico y psicológico durante mis estudios y por todo ello, estoy muy orgulloso y agradecido”, declara el joven.

En un país como Siria, tener síndrome de Down puede ser muy complicado ya que se pueden encontrar muchas barreras en el camino para poder salir adelante. La falta de apoyo se debe principalmente a la falta de investigación y de conocimiento sobre esta enfermedad dentro de la sociedad siria.

Es por eso que Sader aprecia a su padre tal cual es, y valora todo el esfuerzo que ha hecho por él. “Ha hecho todo lo posible para que yo tuviese todo lo que necesitase de niño, eso me ha empujado a dar todo lo mejor de mí. Estoy tan orgulloso de él, como él de mí”, apunta el joven. “Él es un buen padre, un buen esposo y ha sido todo un ejemplo durante mis 21 años, algo que mucha gente no puede conseguir nunca. Sin embargo, para él ha sido fácil”.

Las personas con síndrome de Down dentro de este país árabe son “percibidas como vulnerables o dependientes”, según Sadder. Pero su padre es la viva personificación de una fuerte determinación y fuerza de voluntad para hacer realidad sus sueños, consiguiendo el cariño y respeto de todos los que lo conocen. “Las relaciones sociales con él son sencillas y puras porque mi padre quiere y respeta a todo el mundo y, en retorno, la gente le devuelve amor y respeto, y lo tratan como a una persona normal”, dice el joven universitario.

La familia Issa es lo que puede llamarse una “familia normal” que forma parte de una sociedad tradicional, donde su madre es ama de casa y su hijo ha crecido como cualquier joven de su edad. Su familia es muy amorosa y a pesar de las dificultades “ellos me han enseñado lo que es el amor puro, la ambición y la dignidad”.

Según Sader, la historia de sus padres “fue amor a primera vista” y su relación es como cualquier otra relación natural entre una pareja. “A veces no están de acuerdo, pero tienen una vida llena de amor, sencillez y humanidad en todos los aspectos. Intentan cambiar la percepción que se tiene de esta historia. Para la mayoría de la gente, que una mujer se quede embarazada de un hombre con síndrome de Down es el peor escenario posible”, explica el joven. Incluso confiesa que gracias a que su abuela no logró convencer que su madre abortara, es que él ha logrado convertirse en lo que ahora es.

Además, su padre se siente muy orgulloso de tener un hijo como Sader. “Algo que me encanta es que cuando mi padre me presenta a alguien y dice: ‘Mi hijo es médico’. Puedo ver el orgullo en sus ojos. Es como si dijera: ‘Tengo síndrome de Down, pero he criado a mi hijo y he hecho todo lo posible para que llegue a ser doctor’. Estoy muy orgulloso de él”, señala el joven.

Sader comenta que una persona con síndrome de Down aporta un equilibrio emocional y social a quien los rodea. “Si pudiera elegir cómo es mi padre, no pensaría en nadie mejor que él”, añade.

Hay muy pocos casos como los de la familia Issa, y solo hasta muy poco fue conocida su historia internacionalmente, donde se dio a conocer por medio de un video editado por la asociación Syrian Society for Social Developement (SSSD) en colaboración con ACNUR y subtitulado en inglés. Según cuenta Sader existe un proyecto para escribir un libro y realizar una película documental sobre la historia de su familia.

Mira el video a continuación:

Para ver el siguiente video puedes activar los subtítulos en español en tu navegador, en la barra de abajo a la derecha (Configuración >>> Subtítulos >>> Inglés >>> Subtítulos >>> Traducir automáticamente >>> Español).

Estos chicos nos demuestran que a pesar de las limitaciones que tenemos en la vida, con esfuerzo podemos alcanzar las metas que nos proponemos… 💕✉️🎉

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS