Amputado es obligado a gatear luego que la aerolínea confisca las baterías de su scooter de movilidad

Por Tom Ozimek – La Gran Época
02 de Mayo de 2019 Actualizado: 02 de Mayo de 2019

Un amputado canadiense contó que se vio obligado a gatear sobre su barriga porque la aerolínea United Airlines le confiscó las baterías de su scooter eléctrico de movilidad, lo cual él consideró como una “experiencia muy humillante”.

Stearn Hodge, de 68 años, perdió su brazo izquierdo y su pierna derecha en un accidente laboral en 1984, reportó CBC. Gracias a su scooter eléctrico, Hodge conservó gran parte de su independencia.

Hodge y su esposa de 43 años, Jan, estaban a punto de embarcarse en unas vacaciones para celebrar su aniversario de boda cuando los funcionarios de seguridad de la aerolínea le dijeron que las baterías no estaban permitidas en el avión debido al riesgo de incendio.

La alarmante noticia llegó cuando la pareja estaba en el aeropuerto de Calgary en Canadá tratando de abordar un vuelo a Tulsa, Oklahoma, el 26 de febrero de 2017, según el reporte de CBC.

El hecho de tener permiso por escrito para llevar a bordo las baterías de iones de litio no ayudó, dijo Hodge a los periodistas. Añadió que ni los Agentes de la Autoridad Canadiense de Seguridad del Transporte Aéreo (CATSA, por sus siglas en inglés), ni los funcionarios de United Airlines, escucharon sus argumentos ni leyeron la aprobación que dijo haber obtenido de antemano de la aerolínea.

La guía técnica emitida por la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) dice que “las baterías de las sillas de ruedas eléctricas y las ayudas a la movilidad son considerados artículos peligrosos cuando se transportan por vía aérea”, pero añade que “éstos y otros artículos peligrosos, cuyo transporte está permitido a los pasajeros, pueden ser transportadas de forma segura por vía aérea siempre que se cumplan ciertos requisitos de seguridad”.

El documento de orientación añade que “los pasajeros sólo pueden viajar con una ayuda de movilidad alimentada por batería con la aprobación de la compañía aérea”.

También exige una formación adecuada para todo el personal pertinente de modo que puedan prestar “un servicio de calidad a las personas con movilidad reducida de manera coherente y respetuosa” y “de manera que se respete su dignidad, y como un servicio profesional al que la persona tiene derecho y no como un favor o un gesto de compasión”.

Hodges le dijo a CBC que la sugerencia del agente de CATSA de que simplemente usara una silla de ruedas en lugar de su scooter de movilidad fue incompetente e irrespetuosa.

“¿Cómo va a manejar una silla de ruedas un manco? ¿Cómo voy a bajar una rampa y frenar con una mano? Pero eso ni siquiera debería tener que salir a relucir”, dijo Hodge al CBC.

También expresó que su esposa se había sometido recientemente a un tratamiento contra el cáncer que afectó su columna vertebral, por lo que no puede empujar una silla de ruedas por él.

Cuando Hodge y su esposa llegaron a su hotel, contó que se vio obligado a arrastrarse por el suelo para usar el baño. Añadió que pasó gran parte de las vacaciones en la cama, algo que describió como “la experiencia más humillante que puede haber”.

Ahora quiere que su caso sea escuchado por la Comisión Canadiense de Derechos Humanos, y le dijo a CBC que, “esto desenmascara cuán real es mi discapacidad. No he sido el mismo desde entonces”.

El abogado de Hodge, John Burns, le pedirá a un juez de la Corte Federal el 9 de mayo que ordene a la comisión que escuche su caso, reportó la CBC.

Mientras tanto, United Airlines le envió a Hodge un correo electrónico que decía: “Parece que hemos violado los requisitos federales de discapacidad”, y le ofreció un certificado de viaje de 800 dólares como compensación. La compañía aérea también se disculpó por los “inconvenientes”.

“Un inconveniente es cuando llueve en tus vacaciones”, dijo Hodge, según CBC. “Este fue un momento que nos cambió la vida a mí y a mi esposa”.

Habla el médico que fue arrastrado fuera del avión

El incidente recuerda el caso de un médico de Kentucky que fue sacado violentamente de un vuelo de United Airlines hace dos años.

El Dr. David Dao, de 69 años, fue arrastrado magullado y ensangrentado durante un vuelo sobrevendido en el aeropuerto internacional O’Hare de Chicago el 9 de abril de 2017, según varios informes.

Las imágenes capturadas en video en el teléfono celular por otros pasajeros mostraban al abuelo siendo arrastrado por el pasillo por los agentes, después de que se negara a ceder su asiento para dejar paso al personal de la aerolínea.

Dao rompió su silencio sobre el incidente en el programa “Good Morning America” de la cadena ABC, el 9 de abril.

“No lo sé, sólo lloré”, le dijo a Amy Roback después de ver los videos tomados por otros pasajeros que provocaron la indignación en Internet.

No sé lo que pasó

Dao, un médico de medicina interna, y su esposa, una pediatra, iban camino a Louisville el 9 de abril de 2017, cuando el personal de la aerolínea les pidió a ellos y a otros dos pasajeros que desembarcaran para dar cabida al personal de United Airlines que necesitaba volar, reportó el Courier-Journal.

Se negó a ceder su asiento y fue bajado del avión por los oficiales del departamento de aviación de Chicago.

Las grabaciones mostraron sangre saliendo de la nariz de Dao y sus anteojos torcidos mientras era arrastrado por el pasillo. Dijo que sufrió una conmoción cerebral, perdió dientes, y se rompió la nariz.

Las imágenes del incidente se volvieron virales, provocando indignación y escrutinio sobre cómo United manejó la situación.

Perturbador y agresivo

El CEO de United, Oscar Muñoz, dijo inicialmente en un correo electrónico interno al personal en los días que siguieron al incidente, que Dao había sido “perturbador y agresivo”, reportó el Daily Mail.

Muñoz fue citado en ese reporte diciendo que Dao “levantó la voz y se negó a cumplir” con las peticiones del personal de abandonar la aeronave.

Más tarde, el CEO emitió una disculpa pública alegando que “se disculpó por tener que reacomodar a estos clientes”, reportó Daily Mail.

“El vuelo 3411 fue un momento clave para United Airlines y es nuestra responsabilidad asegurarnos de que nosotros como compañía y todos nuestros 90.000 empleados continuemos aprendiendo de esa experiencia”, dijo la aerolínea en un comunicado a NBC News.


El director ejecutivo de United Airlines, Oscar Muñoz (izq.), y el presidente Scott Kirby testifican ante el Comité de Transporte e Infraestructura de la Cámara de Representantes de EE.UU., el 2 de mayo de 2017. (Chip Somodevilla/Getty Images)

“Los cambios que hemos implementado desde ese incidente benefician a nuestros clientes y fortalecen aún más a nuestros empleados”, declaró United, según NBC.

Semanas después del incidente a Dao se le ofreció un acuerdo que no se fue divulgado.

Si bien Dao dijo que la experiencia traumática lo dejó con problemas crónicos como dificultades con el equilibrio y la concentración, dijo que no se arrepiente porque obligó a United a revisar sus políticas.

“Todo sucede por una razón”, le dijo a ABC.

*********************************

Te puede interesar:

Cómo un exitoso empresario encuentra alivio al estrés y un significado más profundo para la vida

TE RECOMENDAMOS