Anciana reporta la muerte de su esposo pero la policía ve algo mal en su puerta, el final es inspirador

Por La Gran Época
20 de Enero de 2019 Actualizado: 21 de Enero de 2019

La policía respondió a la llamada de una mujer de Arizona que descubrió que su esposo acababa de morir. Aunque no pudieron ayudarla a aliviar su dolor, los oficiales fueron más allá de su deber cuando notaron que algo no estaba bien con la cerradura de la puerta de entrada.

Un domingo por la mañana, Geraldeine Tabor encontró a su esposo muerto en su casa y decidió llamar al Departamento de Policía de Glendale, para reportar lo sucedido.

La policía pronto llegó y mientras trataba de consolar a la mujer en duelo, el sargento Jeff Turney notó que la cerradura de la puerta de su casa no estaba bien.

“Era un cerradura que normalmente se usa en el interior de una casa como para un un baño y no se enganchaba, no tenía un pestillo y usaba un cerrojo para intentar mantenerla cerrada durante la noche”, dijo el sargento Turney a Fox 10 News.

Además, la cerradura no funcionaba desde afuera así que tenía que dejar la puerta abierta cuando salía de la casa.

Geraldeine sabia no tenía a nadie a quien acudir después que perdió a su esposo, pero el sargento Turney de inmediato intervino para ayudarla y poder mantenerla a salvo.

“Tenía una tarjeta de Home Depot en el bolsillo, así que envié a un oficial al Home Depot más cercano y le dije que comprara una cerradura para una puerta de entrada y la trajera”, relató el sargento.

Una vez que el sargento Turney obtuvo una cerradura adecuada para la puerta delantera, sacó su bolsa de herramientas y empezó a instalarla él mismo.

“He realizado esto durante 36 años y he visto a mucha gente en problemas, tratamos de ayudarlos de a uno a la vez”, aseguró.

Aunque los oficiales no pudieron aliviar el dolor de Geraldeine, el sargento Turney dijo que se sentía mejor sabiendo que ella dormiría segura esa noche.

Después que el forense recibió el cuerpo de su marido, Geraldeine regreso y vio al sargento Turney trabajando en la cerradura de la puerta de su casa.

Ella le expresó su gratitud, “Tienen suficiente trabajo vigilando por ahí, no necesitan [ayudarme], pero lo hicieron y realmente lo aprecio”, dijo.

La puerta principal de la anciana ahora es segura gracias al increíble servicio de estos hombres en uniforme, que hicieron un esfuerzo adicional para ayudar a un miembro de la comunidad a la que sirven.

Mira el video de estos oficiales que van más allá del deber:

¡Esta mujer vence la depresión con mensajes positivos pegados por su esposo!

Si esta linda historia inspiró tu corazón, por favor, compártela. Apoya el periodismo independiente y ayúdanos a difundir las buenas noticias a todo mundo.

TE RECOMENDAMOS