Aprende a encontrar la calma en medio del caos y sentirás que “meditas” en medio de la tormenta

La vida está llena de incertidumbre, ¿por qué no abrazarla?
Por La Gran Época
22 de Marzo de 2019 Actualizado: 22 de Marzo de 2019

El viento y la lluvia se arremolinaron en el jardín de flores tropicales de mi mamá en Guam mientras meditaba.

Una tormenta tropical pasaba cerca de Guam, donde vivo en este momento, y decidí salir a la lluvia torrencial para meditar durante al menos unos minutos. No te preocupes, era un lugar seguro.

El agua me besó la cara, el viento me sacudió el cuerpo en un balanceo mientras practicaba estar presente en la tormenta.

Estaba practicando la quietud en medio del caos.

Una mujer hace mediación, el quinto ejercicio de la práctica espiritual Falun Gong. (Jeff Nenarella/La Gran Época)
Practicando la meditación de Falun Dafa. (Jeff Nenarella/La Gran Época)

Por supuesto, no necesitamos tener una verdadera tormenta tropical para practicar en el caos.

Está a nuestro alrededor, todos los días. El caos es la incertidumbre de nuestra vida cotidiana, el constante bombardeo de información, solicitudes, tareas y mensajes. Es la incertidumbre del escenario global, de la política nacional, de nuestras finanzas, de la economía global, de las comunidades cambiantes y de nuestras vidas en constante cambio.

El caos nos rodea y puede estresarnos. Causa ansiedad, depresión, frustración, enojo, retraso, distracción constante y la búsqueda de comodidades como las redes sociales, la comida, las compras, los juegos y mucho más.

Pero, ¿qué pasaría si no tuviéramos que correr para consolarnos o temer al caos?

¿Si pudiéramos encontrar la calma en la incertidumbre girando a nuestro alrededor?

Un miembro de mi Programa de Entrenamiento Intrépido dijo que le gustaría “bailar con el caos”. Creo que es una idea hermosa. Aceptar la incertidumbre. Practica con ella. Baila con ella y que esta práctica sea alegre.

Una práctica alegre en el medio del caos

Entonces, ¿cómo podemos practicar la atención plena en medio del caos? ¿Cómo podemos hacer que sea alegre?

Para mí, se parece a esto.

Primero, te das espacio para estar presente en el caos. Me paré en medio de la tormenta porque estaba emocionado de ver cómo era. Intencionalmente lo denominé “meditando” porque mi intención era estar lo más presente posible en todo lo que sucediera. En tu vida diaria, eso podría significar detenerse en medio de tu ocupado día de trabajo y caer en el momento presente para que pueda sentir verdaderamente el caos.

Imagen ilustrativa. (Créditos: Free-Photos/ Pixabay)

Segundo, encuentras el valor de estar completamente presente con la experiencia del caos. En la tormenta, parte de eso fue sentir el viento y la lluvia en mi piel. Significaba darse cuenta de la dramática luz que se filtraba a través de las gruesas nubes y la asombrosa selva tropical en el pequeño valle debajo de mí.

También era la sensación de excitación y notar el pequeño miedo que irradiaba en mi pecho que algo podía soplar y golpearme en la cabeza. También era la sensación de que mi cuerpo se balanceaba, los músculos de mis piernas se tensaban, mi pecho se expandía mientras respiraba. Todo esto fue la experiencia sentida de ese momento, no solo mis pensamientos sobre ello, sino cómo se sentía mi cuerpo. Podemos practicar esto en cualquier momento.

Tercero, te relajas en el caos y lo abrazas. Al notar cómo se siente el caos, puedes notar cualquier tensión que tengas a tu alrededor. Para mí, en la tormenta, había tensión alrededor de mi seguridad, aunque en realidad estaba a salvo. Noté esta tensión y relajé esos músculos.

Imagen Ilustrativa. (Crédito: Pixabay)

Relajando mi cuerpo, me deje llevar. Acepta el caos, como si fuera un regalo increíble. De nuevo, podemos practicar esto en cualquier momento. Ahora mismo, de hecho, si quieres probarlo.

Cuarto, bailas con él, alegremente. Una vez que nos relajamos alrededor del caos y empezamos a abrazarlo, nos hacemos amigos de él. La incertidumbre ya no es algo de lo que huir o de lo que resistirse, sino que es solo una parte de la experiencia de este momento y de cada momento. Así podemos empezar a bailar. Podemos dejarnos mover a través del caos de una manera amorosa y alegre. ¿Cómo sería jugar ahora mismo, en medio de tu insegura vida? ¿Cómo sería ser curioso y explorar, como un aventurero? ¿Cómo sería estar agradecido por este increíble momento de belleza caótica?

Tenemos la oportunidad, cada día, incluso en cada momento, de estar presentes con la tormenta del mundo. Sentarse en la quietud en medio del viento y del aguacero de la vida. Tenemos la oportunidad de abrirnos a ella, de bailar con ella y de encontrar la alegría en la inmensa incertidumbre que es nuestra vida.

Bailemos, amigos míos.

Leo Babauta es autor de seis libros, escritor de “Zen Habits”, un blog con más de 2 millones de suscriptores, y creador de varios programas en línea para ayudarle a dominar sus hábitos. Visita ZenHabits.net

Con los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia, es posible mejorarse como persona y elevarse continuamente dentro del ambiente de la sociedad

Si esta conmovedora historia inspiró tu corazón, por favor, compártela. Apoya el periodismo independiente y ayúdanos a difundir las buenas noticias a todo mundo.

TE RECOMENDAMOS