Argentina: Joven toma radical decisión y se borra tatuaje del brazo con un rallador de queso

Por Pachi Valencia
02 de Octubre de 2019 10:26 PM Actualizado: 02 de Octubre de 2019 10:26 PM

Un joven de Mendoza compartió la foto de su amigo con sus brazos hinchados, luego de que decidiera “rallarse” el brazo donde se había tatuado, informó Infobae.

En la publicación se puede observar cuatro fotos de su amigo; la primera con el tatuaje en su brazo derecho, y luego las otras fotos de su brazo herido junto al rallador de queso. La publicación se hizo viral rápidamente, con más de 12.000 retweets y 60.000 likes.

“Un amigo se tatuó y como no le gusto el tatuaje se lo saco con un rayador de queso. Si un rayador de queso”, dice la publicación de Matías en Twitter el 30 de septiembre.

El medio argentino contactó al joven del tatuaje, quien atinó a decir por teléfono: “Tengo mis razones y no quiero que piensen que estoy loco”.

Luego, contó la principal razón por la cual decidió tomar esa radical decisión.

“Me hice el tatuaje y a la semana quise inscribirme para ingresar en la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA). Si bien en los requisitos de la web no aparece, me comentaron que no podía trabajar con tatuajes visibles. Esto ocurrió en agosto de 2017. En ese momento tenía 19 años”, explicó a Infobae.

Además, agregó que otro motivo es el estético, ya que realmente no le había gustado cómo había quedado el tatuaje, por lo que buscó maneras de borrarlo en Youtube.

“Primero probé con una piedra pómez, pero no obtuve resultados. Entonces continué con el rallador. Me dolió y sangró muchísimo. Tenía que vendármelo constantemente y colocarle desinfectante y antiséptico. A la semana fui a un hospital y me dieron la vacuna antitetánica”.

A pesar que logró su objetivo, el joven dijo que “no se lo recomiendo a nadie”.

Guardería le hizo un tatuaje temporal a niña de 4 años sin autorización de padres

Una madre británica expresó su furia contra una guardería por no consultarla antes de hacerle un tatuaje de henna a su hija de 4 años.

Hull Live informó que la madre, que no deseaba ser identificada por su nombre, se sentía “desconcertada” de que el personal de la guardería no pidiera permiso a los padres antes de aplicar el tatuaje temporal que tiñe la piel durante unas dos o cuatro semanas antes de que desaparezca el efecto.

“En primer lugar estoy desconcertada con el hecho de que la guardería tenga henna”, escribió la madre en un foro de Internet para padres, citada por Hull Live. “Es henna marrón y no creo que sea particularmente peligrosa, pero me molesta que el personal de la guardería pensara que estaba bien tatuar a mi hija de 4 años”.

La madre entonces preguntó a los participantes del foro de Mumsnet, “¿Se quejarían de esto?”.

Hull Live reportó que una persona dijo: “Eso es muy malo y mucha gente tiene reacciones a la henna. Estaría furiosa”.

Otro comentó: “No estaría contento para nada. Me quejaría y les pediría que no vuelvan a hacer nada de eso”.

Algunas personas en el foro sugirieron que la madre estaba exagerando, escribiendo: “Contrólate, en serio”.

Otro apoyó al comentarista anterior: “¿Cómo es que algunas personas tienen la energía para estar enojadas y molestas por cosas como ésta?”

Pero de acuerdo con la Administración de Drogas y Alimentos (FDA), los padres tienen razón al abordar los tatuajes de henna con precaución.

El periodista de La Gran Época, Tom Ozymek, contribuyó con este informe.

Te puede interesar

Cómo un exitoso empresario encuentra alivio al estrés y un significado más profundo para la vida

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.