Arrestan a tres exasesores políticos en Taiwán bajo sospecha de ser espías chinos

Por Frank Fang
19 de Junio de 2020
Actualizado: 19 de Junio de 2020

TAIPEI, Taiwan— Tres hombres taiwaneses que alguna vez fueron asesores de legisladores locales quedaron bajo arresto por cargos de espionaje por presuntamente transmitir información confidencial a China.

Los tres exayudantes, Lee Yi-hsien, Chen Wei-jen y Lin Yun-ta, fueron interrogados por la oficina del fiscal en Taipei el 18 de junio, luego de que fiscales y funcionarios locales de la Oficina de Investigación del Ministerio de Justicia de Taiwán realizaron redadas en cinco diferentes ubicaciones, según medios locales.

Lee y Chen fueron detenidos y recluidos en régimen de incomunicación por presuntamente violar la ley de seguridad nacional de la isla, después de que el Tribunal de Distrito de Taipei concediera una solicitud de los fiscales para detener a los dos sospechosos, con el argumento de que los dos podían coludir o destruir pruebas.

Mientras tanto, Lin fue liberado después de pagar NT 100,000 (aproximadamente USD 3375) en fianza.

Los fiscales dijeron que los tres hombres fueron dirigidos por agentes de inteligencia chinos bajo el Ministerio de Seguridad del Estado de China para establecer una organización de espionaje en Taiwán y reclutaron locales en el grupo de 2014 a 2018.

Beijing reclama a Taiwán como parte de su territorio, a pesar del hecho de que la isla autónoma tiene su propia constitución, militares y funcionarios elegidos democráticamente. Por lo tanto, Beijing se ha infiltrado en Taiwán a través de diversos medios, como difundir propaganda china a través de las redes sociales locales y atraer a los locales para que se conviertan en agentes chinos.

Según el medio local United Daily News, los tres hombres se comunicaron con reporteros locales que cubrían al gobierno de Taiwán y les ofrecieron un subsidio mensual de NT 30,000 (alrededor de USD 1010) o viajes turísticos gratuitos a China, a cambio de información sobre las reuniones celebradas por funcionarios del gobierno.

En los cuatro años, los tres hombres entregaron información confidencial de múltiples agencias gubernamentales taiwanesas, incluido el Ministerio de Relaciones Exteriores y el Consejo de Asuntos Continentales, a agentes chinos, alegaron los fiscales. La información incluía actas de reuniones y citas del personal.

Lee fue ayudante de Chang Li-Shan, un legislador local del partido de oposición, el Kuomintang (KMT), entre 2016 y 2018.

Después de la detención de Lee, Chang, ahora magistrado del condado de Yunlin de Taiwán, emitió un comunicado diciendo que Lee fue voluntario en ese momento y no uno de sus ayudantes registrados oficialmente. Chang instó al departamento de justicia local para ser estricto en su investigación para salvaguardar la seguridad nacional de Taiwán.

Chen Wei-ren trabajó para el legislador del KMT Chen Shu-hui entre 2009 y 2010. Este último es ahora el teniente de alcalde de la ciudad de Chiayi en Taiwán.

Chen Shui-hui también contrató a Lin como su asistente legislativo entre 2009 y 2010. Antes de eso, Lin trabajó como asistente del exlegislador Cheng Chin-ting de 2005 a 2008.

El último caso de espionaje de alto perfil fue en marzo de 2019, cuando dos tenientes coroneles taiwaneses retirados fueron condenados a una pena de prisión de seis meses y una multa de NT 180,000 (alrededor de USD 5820), luego de ser declarados culpables de intentar recopilar los secretos militares de Taiwán por Beijing.

Hsu Chih-chieh, un legislador del gobernante Partido Progresista Democrático (DPP), le dijo a la sucursal de The Epoch Times en Taiwán que la seguridad nacional es de suma importancia para la isla y cualquier persona que la sabotee debe ser severamente castigada.

El legislador independiente Freddy Lim dijo a los medios locales que Taiwán necesita imponer controles más rigurosos a las personas que puedan acceder a información confidencial del gobierno, ya que Beijing usa diferentes técnicas para infiltrarse en la isla.

Mientras continúa la investigación local, los fiscales podrían acusar a los tres hombres bajo diferentes leyes locales.

Por ejemplo, según la ley de seguridad nacional, las personas declaradas culpables de transmitir información confidencial a China podrían ser condenadas a más de siete años de prisión con una multa de NT 50 millones a NT 100 millones (alrededor de USD 1.7 millones a USD 3.4 millones).

El derecho penal de Taiwán tiene diferentes artículos sobre traición. Por ejemplo, las personas declaradas culpables de filtrar documentos o información relacionada con la defensa nacional de la isla podrían ser sentenciadas entre uno y siete años.

Sigue a Frank en Twitter: @HwaiDer


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo


A continuación

“Guerra sin restricciones” del régimen chino contra occidente

TE RECOMENDAMOS