Arrestan al predicador canadiense Artur Pawlowski por presuntamente evadir órdenes de salud pública

Por Jack Phillips
09 de Mayo de 2021
Actualizado: 09 de Mayo de 2021

Funcionarios en Calgary, Canadá, dijeron que arrestaron a Artur Pawlowski, un predicador callejero que supuestamente desafió los cierres locales, durante el fin de semana.

“Hoy temprano, la policía arrestó a dos organizadores de un servicio religioso que violaban una nueva orden judicial obtenida por los Servicios de Salud de Alberta (AHS), la orden se otorgó para el cumplimiento obligatorio de las órdenes de salud pública”, dijo el Servicio de Policía de Calgary en un comunicado el sábado.

Su hermano, David Pawlowski, también fue puesto bajo custodia policial.

Ambos fueron acusados, supuestamente, por organizar una reunión presencial ilegal y por “solicitar, incitar o invitar a otros” a unirse a ellos, según la policía.

La policía dijo que el gobierno provincial de Alberta obtuvo una orden judicial que se aplica a “protestas, manifestaciones y concentraciones” y que impone “nuevas restricciones a los organizadores de protestas y manifestaciones que violen el cumplimiento de las órdenes de salud pública relacionadas con el enmascaramiento, el distanciamiento físico y los límites de aforo”.

“Es importante entender que las fuerzas del orden reconocen el deseo de las personas de participar en reuniones religiosas, así como el derecho a protestar. Sin embargo, como nos encontramos en medio de una pandemia mundial, todos debemos cumplir con las órdenes de salud pública para garantizar la seguridad y el bienestar de todos”, agregó el servicio de policía.

Pawlowski dijo en un vídeo subido a Twitter, que mostraba su arresto a en una autopista: “Si estás viendo este video, significa que me arrestaron con éxito”. La grabación incluía un enlace a un sitio web de financiación colectiva para su defensa legal.

Durante la pandemia de COVID-19, los hermanos Pawlowski han celebrado reuniones y le han negado la entrada a los funcionarios en su iglesia situada en Dover, Calgary, según los informes.

Pawlowski fue noticia hace varias semanas después de comparar a la policía con las fuerzas paramilitares y fascistas nazis de la Gestapo.

“¡Y lo hicieron de nuevo! ¡Hoy, la Gestapo ha vuelto a atacar nuestra Iglesia! ¡La historia se repite ante nuestros ojos! ¡Otro día triste para la libertad y la democracia!”, escribió Pawlowski el 24 de abril.

Antes de eso se lo vio en un clip viral diciéndole a los oficiales: “¡No coopero con la Gestapo!”

“No me interesa nada de lo que tengan que decir. No coopero con la Gestapo, no hablo con los nazis”, le dijo Pawlowski a los agentes el fin de semana del Domingo de Pascua, y añadió: “Camisas marrones de Adolf Hitler. Ustedes son nazis, de la Gestapo, comunistas, fascistas. No colaboro con los nazis”.

El 3 de abril, Pawlowski fue multado con USD 1200 por, presuntamente, realizar una reunión pública de más de 15 personas en su iglesia, violando las órdenes de salud para contener la pandemia.

Pawlowski, quien emigró de Polonia a Canadá en la década de 1990, le dijo a Fox News en abril que la policía canadiense está participando en actividades de tipo soviético durante la pandemia. También ha sido multado repetidamente por violar las órdenes de salud pública al celebrar servicios religiosos.

“Crecí bajo una dictadura comunista detrás del Telón de Acero, bajo la bota de los soviéticos, y les digo que eso no es nada divertido. Fue un desastre”, dijo en la entrevista. “Entonces, fue como un flashback cuando esos oficiales de policía aparecieron en mi iglesia. Todo volvió a la vida desde mi niñez, y lo único que podía hacer era defenderme de los lobos como pastor, y usé mi voz para deshacerme de ellos”, agregó Pawlowski.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS