Arrestan ex alto cargo de seguridad pública chino

Por Frank Fang
07 de Noviembre de 2021 8:27 AM Actualizado: 07 de Noviembre de 2021 8:27 AM

El régimen comunista de China arrestó a un ex alto cargo de la seguridad pública, faltando pocos días para que el Partido Comunista Chino (PCCh) celebre una importante reunión política.

Sun Lijun, de 52 años, fue detenido bajo la sospecha de haber aceptado sobornos durante la época en la que era miembro del comité del partido y viceministro de Seguridad Pública de China, anunció el 5 de noviembre el principal fiscal del país en una declaración.

Sun se convirtió en viceministro en marzo de 2018, para luego ser despojado de su cargo en mayo de 2020, un mes después de quedar bajo investigación interna del partido, por corrupción.

La detención se produjo tras la conclusión de una investigación de la Comisión Nacional de Supervisión, el organismo de control anticorrupción del régimen. Sin dar más detalles, la declaración concluyó diciendo que el caso contra Sun estaba “siendo procesado”, agrega la declaración.

La breve declaración deja abierta la pregunta de si las autoridades chinas han investigado también a Sun por delitos ajenos a su carrera política en el ministerio. Sun fue en su día subdirector de la Oficina 610, la agencia del régimen parecida a la Gestapo que es conocida por las violaciones de los derechos humanos contra los practicantes de Falun Gong.

Más detalles sobre los presuntos delitos de Sun se dieron a conocer en septiembre, cuando la Comisión Central de Inspección Disciplinaria del régimen expulsó a Sun del Partido Comunista tras su investigación.

La comisión acusó a Sun de tener “ambiciones políticas enormemente infladas” y de “difundir rumores políticos”. La declaración indica que él había formado “facciones y bandas” dentro del partido y creado su propio “grupo de interés”, para aumentar su propio poder. Su actuación “socavó gravemente la unidad del partido”.

Sun habría llevado una “vida decadente”, en la que “cambió el poder por el dinero y el sexo”, y aceptó “enormes cantidades de sobornos”, según la comisión.

La detención de Sun se produjo en un momento políticamente delicado en China, ya que el Comité Central del partido se congrega a partir del 8 de noviembre para celebrar una reunión de cuatro días, denominada Sexto Pleno. Una de las funciones del Comité Central es elegir a los miembros del Partido comunista chino que formarán parte del Politburó, el órgano de decisión más poderoso de China, compuesto por 25 miembros.

Al menos dos funcionarios del PCCh —Zhao Kezhi, actual ministro de Seguridad Pública y Guo Shengkun, secretario del máximo órgano jurídico del régimen, la Comisión Central de Asuntos Políticos y Jurídicos (PLAC)— criticaron abiertamente a Sun en octubre.

Las críticas de Zhao se produjeron el 16 de octubre, cuando durante una reunión del partido dijo que los miembros de la “facción política de Sun Lijun” debían ser “investigados a fondo” y “castigados severamente”.

Estas críticas en el seno del PCCh indicaban que la caída de Sun, aunque se debía en gran medida a sus propias faltas, también tenía como objetivo cumplir una agenda política, declaró en octubre Li Linyi, comentarista de asuntos chinos con sede en Estados Unidos, a The Epoch Times.

Según Li, el líder chino Xi Jinping podría estar utilizando el caso de Sun para “aumentar su prestigio” de cara a la 20ª Asamblea Popular Nacional del próximo año.

En otoño de 2022, los funcionarios del PCCh se congregarán para celebrar un congreso del partido que se celebra dos veces al año, durante el cual se elegirá un nuevo grupo de altos dirigentes. Xi aspira a un tercer mandato de cinco años sin precedentes tras convertirse en líder supremo en 2012.

Durante su carrera política, Sun también fue en su día ayudante personal de Meng Jiangzhu, quien dirigió la Comisión Central de Asuntos Políticos y Jurídicos (PLAC) de 2012 a 2017.

En octubre de 2017, la Organización Mundial para Investigar la Persecución de Falun Gong (WOIPFG), con sede en Estados Unidos, nombró a Meng como autor de crímenes contra los practicantes de Falun Gong.

Falun Gong, también conocido como Falun Dafa, es una práctica espiritual con ejercicios de meditación y enseñanzas morales. Tanto la Oficina 610 como la PLAC han sido determinantes en llevar a cabo la campaña de persecución del régimen contra Falun Gong desde 1999.

Ahora, más de dos décadas después, millones de personas han sido detenidas en prisiones, campos de trabajo y otras instalaciones en China, y cientos de miles han sido torturadas mientras estaban encarcelados, según el Centro de Información de Falun Dafa, que ha confirmado la muerte de miles de personas como resultado de los abusos y la tortura durante su detención.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.