Artistas independientes se pronuncian en contra de la censura de Internet del régimen cubano

Por Eduardo Tzompa
10 de Abril de 2020 6:21 PM Actualizado: 10 de Abril de 2020 6:21 PM

Artistas independientes del Movimiento San Isidro, una organización que promueve la libertad y la cultura en Cuba, se pronunciaron en contra del Decreto Ley 370, que regula el uso de Internet dentro de la isla y censura el contenido en las redes sociales.

Uno de los activistas Maykel “El Osorbo” Castillo Pérez dijo en una entrevista a Radio Martí que con el decreto 370, el régimen castrista está prohibiendo que los cubanos expresen sus sentimientos  y “publiquen la verdad de lo que está pasando”.

Asimismo, señaló que esta nueva ley tiene como objetivo hacerle daño a las figuras jóvenes que “están despertando” y corren el riesgo de ser encarcelados en medio de la crisis sanitaria del virus del PCCh.

“Por un invento como este que está saliendo ahora yo fui preso. (…) Son las artimañas que usa el régimen para evitar que la información se les vaya de las manos”, señaló “El Osorbo”.

Castillo Pérez fue sentenciado a un año y medio de prisión en abril de 2019 durante un concierto de protesta contra el Decreto 349, una ley que establece sanciones contra la libertad de creación, expresión, elección del trabajo y la difusión del arte en Cuba, reportó Radio Martí.

Luis Manuel Otero Alcántara, miembro del Movimiento de San Isidro publicó un video en Facebook anunciando que él no pagará las multas por el Decreto 370, ni por el 349. También expresó su preocupación al señalar que el régimen se está aprovechando de la situación en “medio del COVID-19, donde no hay dinero, donde no hay comida”.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


“Yo no voy a pagar ninguna multa que sea injustamente o que sea un invento del régimen”, reiteró Otero.

Hasta ahora diversos artistas, activistas y civiles han recibido multas bajo el Decreto 370, entro los que destacan Camila Acosta, Iliana Hernández, Lázara Allón, Esteban Rodríguez López, Karelia Contreras Manzano, Nancy Alfaya, Diosvany Zalazar y Alexis Rafael Rodríguez.

Esta semana el youtuber Alaín Rodríguez, mejor conocido como “el Paparazzi Cubano”, denunció el arresto de su hermano, quien fue posteriormente multado, por grabar un video de un hombre en motocicleta pidiendo extremar precauciones ante el virus del PCCh.

En un post de Facebook, Rodríguez advirtió que el régimen castrista comenzó a aplicar la “Operación Mordaza”, con el fin de castigar hasta con 4 años de cárcel a quien difunda noticias falsas o predicciones maliciosas sobre el virus del PCCh.

“La ley impuesta hoy en mi país solo quiere acallar las voces que reflejan los momentos en los que la humanidad exige transparencia, sumándole el beneficio injustificado por medidas como la imposición de exageradas multas, [cuya] única intención es lucrar con el sufrimiento del pueblo cubano”, lamentó el Paparazzi Cubano.

Un informe del Departamento de Estado publicado el pasado mes de marzo acusó al régimen cubano de cometer la  mayoría de abusos de derechos humanos, entre los que destacan las condiciones penitenciarias severas, la represión de los disidentes políticos y la restricción a la libertad de expresión.

Según el informe, el Partido Comunista de Cuba ha restringido severamente la libertad de prensa usando leyes de difamación en contra de las personas que critican su liderazgo que conllevan una pena desde 3 meses hasta 15 años de prisión.

El Decreto 349, vigente desde 2018, censura el arte y la cultura independientes y permite que los “inspectores y supervisores” revisen los eventos culturales para cerrar cualquier exhibición que se considere que viola la ley.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


Le puede interesar

España, su relación con el régimen chino y el virus del PCCh

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.