Asamblea del Estado de Nueva York presenta proyecto de ley que hace obligatoria la vacuna COVID-19

Por Meiling Lee
09 de Diciembre de 2020
Actualizado: 09 de Diciembre de 2020

Los neoyorquinos ya no tendrán que decidir si querrán recibir la vacuna contra la COVID-19 si se aprueba un proyecto de ley que pide que la vacuna sea obligatoria.

La asambleísta del estado de Nueva York Linda Rosenthal, una demócrata que representa al distrito 67 de la Asamblea de Nueva York, presentó silenciosamente un proyecto de ley el 4 de diciembre que de aprobarse requerirá que “la vacuna COVID-19 se administre de acuerdo con el programa de administración de la vacuna COVID-19 del departamento de salud, que exige la vacunación en ciertas situaciones”.

Todos los neoyorquinos, excepto los médicamente exentos, están obligados a recibir la vacuna si los planes de vacunación del estado no logran “suficiente inmunidad contra la COVID-19”.

Barbara Loe Fisher, cofundadora y presidenta del National Vaccine Information Center, dijo que la legislación era inapropiada.

“Es inapropiado que algunos funcionarios de salud pública y legisladores estatales estén presentando legislación que ordena el uso de una vacuna experimental que se suministraría en el marco de una Autorización de Uso de Emergencia (EUA)”, dijo Fisher a The Epoch Times en un correo electrónico.

“Hasta que una vacuna COVID-19 no tenga una licencia formal de la FDA y sea recomendada por los CDC para su uso en ciertas poblaciones, sigue siendo una vacuna experimental”, dijo. “Este tipo de proyecto de ley envía un mensaje equivocado al público”.

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) se reunirá con un panel de asesores médicos independientes que discutirán si las pruebas científicas respaldan la opinión de que la vacuna de Pfizer, llamada BNT162b2, es eficaz en la prevención de la COVID-19 en personas de 16 años o más, y si los beneficios conocidos superan los riesgos potenciales. La COVID-19 es la enfermedad que causa el virus del PCCh (Partido Comunista Chino).

La FDA publicó un análisis (pdf) de [la vacuna] COVID-19 de Pfizer antes de su reunión del 10 de diciembre, junto con el propio análisis (pdf) de Pfizer sobre la eficacia y seguridad de la vacuna, y dice que emitirá una autorización de uso de emergencia si el panel asesor recomienda la vacuna.

En el Reino Unido, el gobierno ya ha comenzado a vacunar a sus ciudadanos. El país se convirtió en el primero en aprobar la vacuna COVID-19 de Pfizer, en otorgarle una aprobación de emergencia y en otorgarle inmunidad contra demandas civiles, bajo la Regulación 345 del Reglamento de Medicamentos Humanos (pdf) de 2012.

Según un comunicado de prensa del gobierno del Reino Unido, las personas que experimentaran reacciones adversas graves que les causaran una “discapacidad grave como resultado de la administración de la vacuna COVID-19” pueden “acceder a asistencia financiera a través del Plan de Pagos por Daños Derivados de Vacunas (VDPS)”.

Los demandantes que se han visto perjudicados por una vacuna tienen derecho a un pago único de 120,000 libras (161,676 dólares) en virtud del plan si pueden demostrar que sufrieron un daño como resultado de haber sido vacunados.

En los Estados Unidos, las vacunas que reciben autorización de emergencia tampoco son responsables de los daños que puedan causar. La Ley de Preparación para Emergencias y Preparación del Público (PREP) (pdf) permite al secretario del Departamento de Salud y Servicios Humanos emitir una declaración de la Ley PREP que otorga inmunidad de responsabilidad a “entidades e individuos involucrados en el desarrollo, fabricación, prueba, distribución, administración y uso de tales contramedidas”.

Las personas que se han visto perjudicadas por vacunas a las que se ha concedido autorización de emergencia tienen un año después de recibir una vacuna para presentar una reclamación y demostrar su lesión bajo el Programa de Compensación de Lesiones por Contramedidas, un programa del gobierno federal establecido como resultado de la Ley PREP. También pueden reclamar ciertos familiares de personas que murieron a causa de dichas vacunas.

La declaración de la Ley PREP para la COVID-19 (pdf) entró en vigor el 4 de febrero.

Si el proyecto de ley de vacunas obligatorias COVID-19 de Nueva York es aprobado, el proyecto de ley entrará en vigor inmediatamente.

“El consentimiento informado para la toma de riesgos médicos es un derecho humano. Los legisladores no deben olvidar que al proponer proyectos de ley que usan la coerción y aplican sanciones obligan a los ciudadanos a usar vacunas sin su consentimiento voluntario”, dijo Fisher.

Tom Ozimek contribuyó a la elaboración de este artículo.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí

Descubra

Biden recibe felicitaciones de Beijing

TE RECOMENDAMOS