Honduras: Asesinan a Lesbia Urquía, ambientalista compañera de Berta Cáceres

08 de Julio de 2016
Actualizado: 08 de Julio de 2016

Una colega de la asesinada activista ambiental hondureña Berta Cáceres, conocida por su lucha contra represas hidroeléctricas y minas en tierras indígenas fue asesinada por hombres no identificados en el occidente del país, informaron autoridades.

Lesbia Yaneth Urquía, de 49 años, fue encontrada a orillas de un camino en Marcala, una población semirural a unos 100 kilómetros al oeste de Tegucigalpa.

La agencia The Associated Press cita al vocero del Ministro de Seguridad de Honduras, Luis Osabas, indicando que Urquía estaba desaparecida desde el miércoles, cuando salió de su casa en una bicicleta.

Urquía era miembro del Consejo de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras, COPIHN, una organización de derechos indígenas cuya líder Berta Cáceres, reconocida mundialmente, fue asesinada en marzo.

Nelson García, otro miembro de la organización fue atacado a tiros pocas semanas después.

La policía de Honduras ha arrestado a cinco personas por el asesinato de Cáceres, incluido un representante de una represa hidroeléctrica en la región de La Paz, de propiedad del esposo de la vicepresidenta del Congreso Gladys López, indica un comunicado de COPIHN.

La organización indígena culpa a López, a su esposo y al gobierno por la muerte de Urquía.

López se defendió de la acusación, calificándola como “comentarios maliciosos” y dijo a la prensa local que exige justicia por la muerte de Urquía a la que califica como una amiga de la familia.

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS