El asteroide de un planeta perdido que se estrelló contra la Tierra ¡traía grandes diamantes!

Por La Gran Época
25 de Marzo de 2019 Actualizado: 28 de Marzo de 2019

¿Qué hay más allá del espacio sideral? De seguro muchas cosas que la imaginación de los seres humanos no alcanzan a dimensionar, como la destrucción o creación de una galaxia y muchos otros hechos, o como esta gran gema que hace algunos años se estrelló en la tierra producto de un evento que sucedió hace miles de millones de años.

En 2008, un asteroide que contenía grandes cantidades de diamantes se estrelló contra la Tierra. Curiosamente, un nuevo estudio ha descubierto que proviene de un planeta de nuestro sistema solar que desapareció hace miles de millones de años.

Imagen ilustrativa. (Crédito: studiopratisaad0/Pixabay)
Según un estudio publicado en la revista Nature Communications, el asteroide procede del embrión planetario de un planeta, cuyo tamaño se hallaba entre el de Mercurio y Marte.

Conocido como “2008 TC3”, tiene alrededor de cuatro metros de diámetro y cayó en el desierto de Nubia en Sudán.

El científico de materiales Farhang Nabiei y sus colegas examinaron los diamantes en la Escuela Politécnica Federal de Lausana (EPFL), Suiza.

“Este estudio proporciona evidencia convincente de que el cuerpo padre de la ureilita era uno de esos grandes planetas ‘perdidos’, antes de que fuera destruido por colisiones hace unos 4500 millones de años”, según el comunicado de prensa de la EPFL.

Imagen ilustrativa. (Crédito: PublicDomainPictures/Pixabay)

Los investigadores utilizaron la técnica de microscopía electrónica de transmisión avanzada. El análisis reveló que los diamantes tenían sulfuros de cromita, fosfato y hierro-níquel incrustados en ellos.

Aunque estos minerales han sido hallados en la Tierra, era la primera vez que se descubrían en un cuerpo extraterrestre. Los diamantes se formaron a más de 20 gigapascales (unidad de presión).

Además, existen muchos modelos de formación planetaria que predijeron que los embriones planetarios existieron durante el primer millón de años de formación de nuestro sistema solar.

Imagen ilustrativa. (Crédito: Yuri_B/Pixabay)

Esta vez fue una gigante piedra preciosa, pero con qué otros fenómenos piensa sorprendernos el gran universo, no lo sabemos.

¡El poder de la naturaleza en todo su esplendor!

¿Te gustó este artículo? Entonces, te pedimos un pequeño favor. Compártelo en tus redes sociales, apoya al periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

TE RECOMENDAMOS