Cruel: ataron y dispararon más de 100 veces a este perro con una pistola de aire comprimido

Por JACK PHILLIPS – La Gran Época
20 de Diciembre de 2018 Actualizado: 20 de Diciembre de 2018

Un perro se está recuperando después de haber sido atado y disparado 100 veces con una pistola de aire comprimido en Carolina del Norte, según informes locales. La policía está buscando a un sospechoso en el caso.

El perro, llamado Brownie, recibió docenas de disparos antes de ser dejado en una zanja, reportó WBTV. Un buen samaritano rescató al animal y lo llevó al veterinario antes de que le realizaran la cirugía para remover los perdigones disparados en su cuerpo y en la cabeza.

Christie Fries y su madre, Janet Lott, las personas que rescataron al perro, pudieron devolverlo a su dueña, Edith Pritchard.

Pritchard le dijo al medio que normalmente deja que su hijo de 7 años, Jack Russell, corra por su vecindario y que luego el perro regresaría a casa.

“De un modo u otro se alejó del vecindario”, dijo Pritchard.

Cuando el perro fue arrojado a la zanja, Lott vio al animal mientras manejaba y lo rescató.

“A Brownie le dispararon con una pistola de aire comprimido varias veces. Alguien le disparó en los ojos, oídos, cuello y pecho. Mi madre y mi padrastro iban conduciendo hacia mi casa, y (vimos) que estaba atrapado en la nieve. Ni siquiera podía moverse. Pritchard es una señora mayor que vive con un ingreso fijo. Perdió otro perro llamado Petey el mismo día que un buen samaritano llevó a Brownie al veterinario. Necesita una jaula afuera para cuando necesite salir. También queremos ofrecer una recompensa por el arresto de la persona horrible que le hizo esto a Brownie”, puede leerse en el sitio de la campaña  GoFundMe creado por la mujer.

Pritchard dijo que no puede creer que alguien capaz de tal violencia viva en su comunidad.

“No podía creer que alguien pudiera disparar tantos perdigones a un perro”, dijo Pritchard, añadiendo que el perro no responde cuando se le llama por su nombre. Cree que el animal está sordo. “Siempre se le veía feliz cuando venía a verme a la puerta”, dijo, según el medio Charlotte Observer.

La oficina del alguacil del Condado de Burke dijo que Control Animal está investigando el caso. Pero no hay sospechosos en custodia.

“Tiene que estar en la cárcel y pudrirse allí”, dijo Fries acerca del sospechoso. “Atar a un perro y dispararle en los ojos…, eso no se hace”.

“Quiero saber por qué son tan malvados que podrían matar a un animal como éste”, agregó Pritchard.

Pritchard también contó que permitió que su otro perro, un chihuahua de 6 años llamado Petey, saliera al mismo tiempo que Brownie. Petey murió, y según Gwen Hood, presidenta de ‘A Better Life Animal Rescue’, cree que el perro digirió algo venenoso, según AP. A ambos se les permitió salir sin supervisión.

Abuso animal

De acuerdo con Sociedad Humana, “la mayor parte de la crueldad contra los animales se manifiesta en forma de negligencia”, y menos como violencia directa.

“La negligencia, o dejar de satisfacer las necesidades básicas de un animal, constituyen la gran mayoría de los casos de crueldad a los que responden los oficiales de control animal”.

“Esta negligencia a menudo incluye el hacinamiento, la falta de refugio o de atención veterinaria, la atadura y el abandono, así como otras formas de abuso”, dijo la organización.

TE RECOMENDAMOS