Auditoría de la OEA en Bolivia: “hubo manipulación intencional” de funcionarios y autoridades electorales

Por Anastasia Gubin
05 de Diciembre de 2019 Actualizado: 05 de Diciembre de 2019

La Secretaría General de la Organización de los Estados Americanos (OEA) concluyó en su informe final sobre las Elecciones Presidenciales de Bolivia del 20 de octubre que hubo “manipulación intencional” e “irregularidades graves”.

“La conclusión es que hubo ‘manipulación intencional’ e ‘irregularidades graves’ que hacen imposible validar los resultados emitidos originalmente por las autoridades electorales bolivianas”, dice la OEA al presentar el documento el 4 de diciembre.

El informe completo de 96 páginas de análisis y más de 500 páginas de anexos están disponibles aquí.

La auditoría confirma que la manipulación intencionada de las elecciones se gestó en dos ámbitos. “En primer lugar, la auditoría detectó cambios en las actas y la falsificación de las firmas de los funcionarios electorales”, dice la OEA.

“En segundo lugar, se encontró que en el procesamiento de los resultados el flujo de datos fue redirigido a dos servidores ocultos y no controlados por personal del Tribunal Supremo Electoral (TSE), lo que permitió manipular los datos y falsificar las actas”.

La organización también destaca que se revelaron además “graves irregularidades”, como la falta de protección de los actos y la pérdida de material sensible. 

“El informe también detalla un número significativo de errores e índices”, destaca.

También denuncia parcialidad de la autoridad electoral de momento que los miembros del TSE permitieron que el flujo de información se desviara a servidores externos, “destruyendo toda confianza en el proceso electoral”.

El documento expresa que “las manipulaciones e irregularidades indicadas no permiten tener certeza sobre el margen de victoria del candidato Evo Morales sobre el candidato Carlos Mesa. Por el contrario, en base a la abrumadora evidencia encontrada, lo que se puede afirmar es que ha habido una serie de operaciones intencionales dirigidas a alterar la voluntad expresada en las urnas”.

Una parte del documento que se refiere a los ‘Hallazgos de la pericia caligráfica‘, en las actas de votación revela que actas de distintos lugares fueron llenadas por una misma persona.

En un ejemplo, un análisis parcial de 33 actas, el equipo encontró 43 actas irregulares de mesas de Potosí, Chuquisaca, santa Cruz y Cochabamba, llenadas por la misma persona.

Hallazgos de pericia caligráfica del informe final de Auditoría al conteo de votos de las Elecciones Presidenciales de Bolivia del 20 de octubre (OEA)

“Esta situación denota un procedimiento altamente irregular desde el punto de vista electoral. Las actas referidas corresponden a 86 centros de votación, de 47 municipios del país. En total, todas estas mesas corresponden a 38,001 votos válidos, de los cuales el partido político Movimiento Al Socialismo (MAS) -promovido por el expresidente Evo Morales- obtiene el 91%”, señala el informe.

El informe final de auditoría se inició luego del informe preliminar de irregularidades emitido por los observadores internacionales que se encontraban presentes en el conteo de votos.

Una mujer aymara emite su voto durante las elecciones presidenciales, en La Paz, Bolivia, el 20 de octubre de 2019. (JORGE BERNAL / AFP a través de Getty Images)

A las 19.40 del domingo 20 de octubre, el Tribunal Supremo Electoral (TSE) difundió los resultados y las cifras “indicaban claramente una segunda vuelta, tendencia que coincidía con el único conteo rápido autorizado y con el ejercicio estadístico de la Misión. Nuestra información fue compartida hoy con el TSE y la Cancillería”.

Sin embargo a las 20.10, “el TSE dejó de divulgar resultados preliminares, por decisión del pleno, con más del 80% de las actas escrutadas”. Desde ahí comenzaron una serie de irregularidades, después de las cuales el Evo Morales, se proclamaba presidente de Bolivia para un cuarto mandato.

El candidato presidencial de la oposición boliviana a la Comunidad Ciudadana, ex presidente (2003-2005) Carlos Mesa, habla con la prensa tras la publicación de los resultados parciales de las elecciones presidenciales, en La Paz, Bolivia, el 21 de octubre de 2019. (JORGE BERNAL/AFP vía Getty Images)

El candidato presidencial Carlos Mesa, anunció que desconocía los resultados. “Evo Morales dio un salto al vacío, se ha encontrado a un pueblo enfurecido por los abusos que está cometiendo desde el 21-F, es un salto para atrás, hacia la dictadura sin retorno, siguiendo a Maduro”, dijo en un discurso dado frente a sus seguidores a pasos de donde se estaba dando el recuento de votos.

Tras el rechazo masivo de los bolivianos que iniciaron movilizaciones diarias, Morales renunció al poder el 10 de noviembre y se asiló en México.

El expresidente boliviano Evo Morales habla a la prensa a su llegada al Aeropuerto Internacional Benito Juárez después de aceptar el asilo político otorgado por el gobierno mexicano en el Aeropuerto Internacional Benito Juárez el 12 de noviembre de 2019 en la Ciudad de México, México. (Foto de Hector Vivas/Getty Images)

La auditoría de la OEA responde a una solicitud del Gobierno de Bolivia con un acuerdo firmado el 30 de octubre para realizar “un análisis de la integridad electoral de las elecciones”.

“El informe final de auditoría representa la integridad del trabajo de la Organización”, dijo el Secretario General de la OEA, Luis Almagro en el comunicado.

“El pueblo boliviano y su gobierno necesitaban seguridad en su proceso electoral y para ello solicitaron el apoyo de la Organización. Ni ellos ni el resto de los Estados Miembros de la OEA merecen otra respuesta que la excepcional y profesional labor del equipo de auditoría reflejada en este informe”. Concluyó Almagro.

***

A continuación

¿Cuál es el origen del grupo de extrema izquierda Antifa?

TE RECOMENDAMOS