Aumenta delincuencia en California mientras disminuyen las detenciones, según informe de fiscal general

Por Travis Gillmore
11 de Julio de 2023 2:59 PM Actualizado: 11 de Julio de 2023 2:59 PM

Según un informe del fiscal feneral publicado el 30 de junio, las estadísticas sobre delincuencia de 2022 muestran un aumento interanual de los delitos violentos y contra la propiedad en California.

A pesar del aumento de la delincuencia en muchas categorías, las detenciones por homicidio y conducción bajo los efectos del alcohol disminuyeron un 5.9% cada una, y las detenciones por robo de vehículos de motor descendieron un 8.5%.

“Aunque los índices de delincuencia se mantienen muy por debajo de sus máximos históricos, los delitos contra la propiedad y los delitos violentos siguen teniendo consecuencias devastadoras para las comunidades de todo el estado, y la violencia con armas de fuego sigue siendo una grave amenaza para la seguridad pública”, declaró el fiscal general Rob Bonta en un comunicado de prensa en el que anunciaba el informe. “Mi oficina se ha comprometido a hacer frente a estos delitos responsabilizando a los infractores de la ley, proporcionando a las víctimas los recursos que necesitan para curarse y trabajando de forma proactiva para evitar que se cometan delitos”.

Aunque por debajo de los máximos históricos registrados en 1992, tanto los delitos contra la propiedad como los violentos aumentaron más de un 6% por segundo año consecutivo en 2022.

Las detenciones por robo aumentaron un 14.4% ese año, las de allanamiento un 9.4% y las de hurto un 12.2%.

Los hurtos se dispararon un 21.3%, y los críticos señalan que la Propuesta 47 —aprobada por los votantes en 2014, que reclasifica como delitos menores ciertos delitos relacionados con las drogas y los hurtos de menos de 950 dólares— ha contribuido a una oleada de robos en tiendas que se ha hecho tan frecuente que algunos comercios, como Nordstrom y Walgreens, han huido del centro de San Francisco.

Aunque la actividad delictiva asola los municipios de todo el estado, los índices de detenciones disminuyeron un 2.7% de 2021 a 2022, lo que representa el 18º año consecutivo de descenso de las detenciones.

Un hombre es detenido por un agente de la ley en Yucaipa, California, el 1 de agosto de 2020. (John Fredricks/The Epoch Times)

El informe atribuye algunos de los descensos a una serie de cambios en el derecho penal y en la actuación de la fiscalía que hacen que algunas infracciones ya no den lugar a detenciones.

El informe señala como factores que han provocado el descenso de las detenciones la reducción del número de agentes de policía a tiempo completo en un 1.3%, de fiscales en un 0.3% y de personal de libertad condicional en un 3.6%.

“Lamentablemente, no nos sorprende saber que los índices de delitos violentos y contra la propiedad en California aumentaron en 2022”, declaró el líder de la minoría en el Senado estatal, Brian W. Jones (R-San Diego). “Este informe hace eco de la necesidad inmediata de que California abandone su enfoque blando con la delincuencia y complaciente con los delincuentes, y dé prioridad a la seguridad pública real haciendo cumplir la ley”, declaró Caucus en un comunicado en respuesta al informe.

El senador destacó la actuación de las comisiones de Seguridad Pública de la Asamblea y el Senado, sugiriendo que los miembros de ambas no están abordando los problemas que afectan a los californianos.

“Es casi una vergüenza que los comités de ‘Seguridad Pública’ de la Legislatura no estén abordando la cuestión que tienen asignada”, dijo el Sr. Jones. “En su lugar, los legisladores demócratas están encontrando formas de dejar que los delincuentes se salgan con la suya cometiendo delitos atroces y enfrentándose a consecuencias mínimas”.

Compañeros republicanos repitieron las opiniones y señalaron la necesidad de abordar la seguridad pública, ya que el vagabundeo desenfrenado y el consumo de drogas al aire libre que se observa en algunas zonas está afectando a los niños.

“Las familias de todo el estado están muy preocupadas por la seguridad pública”, declaró el senador Brian Dahle (R-Bieber) en el comunicado de prensa. “Mis hijos, y todos los niños de California, merecen un futuro brillante en este estado que incluya poder ir caminando con seguridad a la escuela o visitar a sus amigos sin miedo a la violencia”.

Una familia en un parque infantil cerca de un vagabundo en Santa Mónica, California, el 2 de junio de 2023. (John Fredricks/The Epoch Times)

Antes, mientras se debatía el presupuesto del año fiscal 2023-24 de California en el pleno del Senado, el 27 de junio, el Sr. Dahle enumeró estadísticas que mostraban que los delitos violentos, incluidas las violaciones, se han disparado en los últimos años.

“Amigos, la delincuencia está aumentando en California, y por eso las empresas se están marchando, y por eso la gente no se siente segura”, dijo el Sr. Dahle. “Se supone que lo primero que debe hacer esta Legislatura es mantener a salvo a la gente, y no está segura”.

Una legisladora del otro lado del pasillo dijo a sus colegas que los informes sobre delincuencia que aparecen en los titulares “no son nada nuevo”, y que algunos no ven el panorama general.

“La gente perpetúa un mito sobre este gran aumento de la delincuencia”, dijo la senadora Nancy Skinner (D-Berkeley) en el pleno del Senado tras las declaraciones de Dahle. “Si miras los datos de la última década, los índices han bajado, y si miras desde la década de 1990, los índices han bajado significativamente”.

Algunos expertos afirman que la interrupción de la actividad normal en 2020, debido a la pandemia y a los cierres estatales y locales asociados, marcó un punto de inflexión y sugieren observar los tres últimos años para obtener una instantánea mejor.

“La tendencia abrumadora ha sido un aumento de muchas formas de violencia”, Elliott Currie, catedrático de Criminología, Derecho y Sociedad de la Universidad de California-Irvine. “La gente se hace daño entre sí a un nivel superior incluso al del pasado”.

Captura de pantalla de una grabación de seguridad de un robo diurno en Hancock Park, California, el 28 de noviembre de 2021. (Cortesía del Departamento de Policía de Los Ángeles)

Observa que, aunque las tasas de homicidio pueden haber bajado de un año a otro, señala un aumento del 24% en los últimos 10 años, y que las agresiones con agravantes han aumentado un 42% en el mismo periodo.

“Son aumentos enormes”, dijo Currie a The Epoch Times. “Es un aumento prácticamente sin precedentes”.

Señalando el cambio significativo que se produjo durante 2020, dijo que la clave para entender el reciente aumento de la criminalidad está en las conexiones sociales —relaciones y rutinas construidas a través del trabajo, la escuela y las actividades extraescolares— que no se materializaron o se rompieron por los periodos de aislamiento del COVID, siendo las comunidades de bajos ingresos las que más lo sufrieron.

“Estas conexiones son realmente importantes para mantener bajos los índices de delitos violentos”, dijo el Sr. Currie.

Numerosos estudios sobre las tasas de encarcelamiento y reincidencia a nivel estatal y nacional revelan que quienes tienen empleos a tiempo completo tienen menos probabilidades de convertirse en delincuentes.

Según los expertos, el cierre de escuelas y sistemas de apoyo durante largos periodos de tiempo expuso a los menores a presiones que no habrían existido en un entorno escolar.

“Están ahí fuera solos, y es muy probable que eso aumente esa desconexión con la ausencia de supervisión y la ausencia de control social que el simple hecho de estar presente en la escuela puede ayudar a conseguir”, dijo el Sr. Currie. “Ese síndrome de desconexión que golpea con mucha fuerza a estas comunidades ya duramente afectadas y devastadas, probablemente tenga algo que ver con el aumento histórico de la delincuencia violenta”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.