Aumentan protestas en El Salvador luego que la justicia no considere delito manosear a una menor

Por Debora Alatriste
11 de Noviembre de 2019 Actualizado: 11 de Noviembre de 2019

Este fin de semana volvieron a manifestarse personas en El Salvador después de que un fallo a favor del magistrado Jaime Eduardo Escalante redujera una acusación que pendía sobre él por tocara las partes privadas de una niña de 10 años.

El pasado jueves 31 de octubre la Fiscalía General de la República (FGR) acusó a Jaime Eduardo Escalante, magistrado de la Cámara Tercera de lo Civil, de “actos arbitrarios a las buenas costumbres y el decoro público”, después de haber recibido en un primer momento una acusación por agresión sexual a una menor, por tocar los genitales de una niña de 10 años, según informaron medios informativos.

De acuerdo al periódico La Prensa Gráfica, la investigación de la Fiscalía sostiene que Escalante llegó a donde se encontraba la menor, la tomó de los hombros, le tocó los genitales y luego huyó. Como testigo se presentó otro menor.

La resolución firmada por la Fiscalía más tarde, a favor de Escalante, despertó la indignación de las personas, ya que después de lo sucedido se esperaba que fuera acusado por agresión sexual agravada a una menos, sin embargo luego del fallo actual solo deberá pagar una multa y no irá a la cárcel.

Luego de lo sucedido, funcionarios, personalidades e incluso instituciones pidieron a la gente unirse para marchar el pasado 4 de noviembre a las 3:00 p.m. para manifestarse en contra de la decisión.

Así surgió la primera manifestación contra lo que calificaron como una impunidad y un retroceso en la protección de la niñez. Los manifestantes se reunieron frente al Centro Judicial Isidro Menéndez destacando el lema: “Tocar niñas sí es delito” y exigían le revisión de la audiencia preliminar contra Escalante Díaz, según reportaron numerosos medios.

La representante de Aldeas Infantiles SOS El Salvador, Claudia Sagastume, solicitó el 4 de noviembre a la Cámara Primera de lo Penal que “analice y resuelva jurídicamente aplicando las normativas tanto internacionales como nacionales” para el caso, señaló también La Prensa Gráfica.

El fiscal general Raúl Melara dijo en una conferencia de prensa que se apelará contra la decisión de los magistrados Guillermo Domínguez, Martín Rogel Zepeda y Marta Lidia Peraza, y se se bebe lanzar un mensaje clave: “Esto no puede ser motivo de una falta, tocar a una niña o a un niño de manera sexual o de manera indebida, debe de ser penado de la manera más drástica”.

En una entrevista con el rpograma televisivo Frente a Frente Melera señaló que no se puede “permitir que una persona se crea blindada porque toca a un niño, porque entonces lo que estaríamos promoviendo es que: yo toco a un niño, pago la multa, vuelvo a tocar a otro niño, pago la multa y sigo pagando la multa hasta que escale mi conducta y me convierta en pedófilo o violador”.

Lo que empezó como un descontento en las redes sociales se volvió un movimiento ciudadano que está en contra de la impunidad en el caso.

Las mujeres, que en las redes sociales se identifican con la etiqueta “#TocarNiñasSíEsDelito”, llegaron hasta el monumento a la Constitución para manifestarse contra la decisión judicial. (EFE/Rodrigo Sura)

La noche del 9 de noviembre tuvo lugar otra marcha. Esta vez fue un “velatón” en el cual más de 100 personas se reunierón en San Salvador, convocadas por el movimiento ciudadano #TocarNiñasSíEsDelito donde realizaron una vigilia nocturna sosteniendo velas encendidas.

Al lugar asistieron personas y diferentes organizaciones que se manifestaron en contra de los vacíos que permiten reducir las acusaciones de agresión sexual a solo una falta en la legislación salvadoreña.

Para este lunes se esperan más manifestaciones publicas.

*****

A continuación

Trotskistas de Brasil y EE.UU. coordinan  ataques contra Trump y Bolsonaro

TE RECOMENDAMOS