Aumentan vuelos de deportación a Haití y suspenden las patrullas a caballo en Del Río

Por Nick Ciolino
24 de Septiembre de 2021
Actualizado: 24 de Septiembre de 2021

La administración Biden ofreció el jueves nuevos datos sobre cuántos ciudadanos haitianos fueron procesados en la frontera sur de Estados Unidos, cerca de Del Río, Texas, y devueltos a Haití en vuelos de repatriación, sin embargo aún no está claro a cuántos fueron liberados en el interior de Estados Unidos.

El gobierno también indicó que suspendió el uso de las patrullas a caballo en Del Río en medio de una investigación en curso sobre las fotografías y el vídeo que muestra a agentes a caballo dispersando a los inmigrantes ilegales. Los agentes que aparecen en las fotos fueron dados de baja mientras se revisa el caso.

Desde el domingo, 12 vuelos de repatriación llevaron a 1401 haitianos a su país y 3206 migrantes fueron trasladados desde el campamento de Del Río a la custodia de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) o a otros sectores de la frontera de Estados Unidos para ser expulsados bajo el Título 42 o ser puestos en proceso de expulsión, dijo a los periodistas la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki.

Menos de 5000 personas permanecen aún en los campamentos del sector de Del Río, dijo Psaki. En el lugar se había estimado una presencia de hasta 15,000 inmigrantes ilegales durante el fin de semana, principalmente de Haití, quienes acamparon bajo un puente internacional cerca de la frontera. Ni Psaki ni el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) proporcionaron detalles sobre cuántos inmigrantes ilegales fueron liberados en Estados Unidos.

Furgonetas de la Patrulla Fronteriza llegan al sitio de la ONG local Coalición Humanitaria de la Frontera el 22 de septiembre de 2021, cargadas de haitianos que cruzaron ilegalmente la frontera de Estados Unidos en Del Río, Texas. Ellos subirán a un autobús que los dirigirá a San Antonio o Houston. (Charlotte Cuthbertson/The Epoch Times)

“Todavía estamos bajo el Título 42 porque estamos en una pandemia global, así que aún estamos operando eso”, dijo Psaki. “Si la gente no es expulsada bajo eso, entonces hay una serie de opciones, o bien se les pone en una alternativa de detención, donde se requieren datos biométricos, se les da un aviso de comparecencia o se les pone en una instalación del Servicio de Inmigración y Aduanas de Estados Unidos (ICE)”, indicó la secretaria de prensa.

Psaki también ofreció comentarios sobre la renuncia del enviado especial de Estados Unidos para Haití, el embajador Daniel Foote, quien en una carta dirigida al secretario de Estado, Antony Blinken, dijo que “no se unirá a la decisión inhumana y contraproducente de Estados Unidos de deportar a miles de refugiados haitianos e inmigrantes ilegales a Haití, un país donde los funcionarios estadounidenses están confinados en recintos seguros debido al peligro que representan las bandas armadas que controlan la vida diaria”.

“Respetamos el punto de vista [de Foote], respetamos su capacidad de plantear preocupaciones, de plantear ideas, de plantear propuestas. Eso es ciertamente algo que el presidente agradece a todos los miembros de su equipo y algo que [Foote] tuvo la oportunidad de hacer en una serie de reuniones”, dijo Psaki.

“Nosotros también tenemos que tomar decisiones aquí, basadas en lo que creemos que va a ayudar a promover la democracia en Haití, incluyendo las reformas dirigidas por los haitianos, las medidas dirigidas por los haitianos sobre el terreno para hacer cambios en ese país”, añadió.

Haití es la nación más pobre del hemisferio occidental. Recientemente se vio sumida en un caos político después de que en julio fuera asesinado su presidente, Jovenel Moïse, y en agosto, miles de personas murieron en la nación caribeña a causa de un terremoto de magnitud 7.2.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS