Barr dice que los demócratas y los tribunales están esforzándose por debilitar el poder presidencial

Por Janita Kan
16 de Noviembre de 2019 Actualizado: 16 de Noviembre de 2019

El fiscal general de Estados Unidos, William Barr, dijo el viernes que la capacidad del Presidente para actuar en áreas en las que tiene el poder está siendo socavada por el Congreso y los tribunales, argumentando que estaban haciendo esfuerzos para “sabotear” la administración del Presidente.

Durante un discurso en una reunión anual de abogados conservadores el viernes, Barr defendió el poder presidencial y acusó a los opositores del presidente Donald Trump de “librar una guerra de resistencia de tierra quemada y sin límites” contra él, que implica la “destrucción sistemática de normas y el debilitamiento del estado de derecho”.

Dijo que desde que Trump fue elegido en 2016, sus oponentes habían lanzado una “resistencia” que se ha “unido en torno a una estrategia explícita de usar todas las herramientas y maniobras” en un esfuerzo por “sabotear el funcionamiento de la rama ejecutiva y su administración”.

Barr señaló al Congreso, diciendo que los legisladores demócratas están renunciando a su papel de legisladores, emprendiendo acciones que están bloqueando de modo efectivo las funciones del poder ejecutivo.

Dijo que los demócratas están llevando a cabo múltiples investigaciones que están diseñadas para “incapacitar a la rama ejecutiva”, y que están ahogando a la rama ejecutiva con demandas de supervisión de información.

“Ahora, no niego que el Congreso tiene cierta autoridad implícita para llevar a cabo una supervisión de manera extraordinaria dentro de sus poderes legislativos”, dijo Barr durante su discurso a la Federalist Society. “Pero el volumen de lo que vemos hoy en día, desde el afán por [abrir] decenas de investigaciones paralelas hasta la avalancha de citaciones, está claramente diseñado para incapacitar a la rama ejecutiva”.

También acusó a los demócratas del Senado de abusar del proceso de asesoramiento y consentimiento, al prolongar y oponerse sistemáticamente al proceso de aprobación de las personas designadas por Trump, lo cual, según el fiscal general, impide que el Presidente pueda formar su gobierno.

“Eso es precisamente lo que la minoría del Senado ha hecho desde el primer día de mandato del presidente Trump”, dijo. “A partir de septiembre de este año, el Senado se ha visto obligado a invocar el cierre apresurado de los debates de 236 nominados por Trump, cada uno de los cuales consumió una ingente cantidad de tiempo legislativo con la única intención de retrasar la inevitable confirmación”.

“Es razonable preguntarse si en el futuro un Presidente será capaz de formar una administración que funcione si su partido no tiene [la mayoría] del Senado”.

El fiscal general también criticó a los jueces por usurpar las responsabilidades y el poder del ejecutivo, lo cual ha socavado sustancialmente el funcionamiento de la presidencia.

Dijo que la corte lo ha hecho de varias maneras al nombrarse a sí misma como árbitro en las disputas entre el Congreso y el ejecutivo (algo que él cree que los redactores de la Constitución no pretendían) así como ampliando el alcance y la intensidad de la revisión judicial, que les permite “sustituir el juicio del presidente por el suyo propio”.

Utilizó el ejemplo de las prohibiciones de viajar, diciendo que los tribunales suspendieron la política después de cuestionar el motivo de la prohibición del Presidente.

“Los intentos de los tribunales de actuar como psiquiatras aficionados que intentan discernir el motivo real de un funcionario ejecutivo (a menudo después de ordenar la revelación invasiva del proceso de toma de decisiones que corresponde al poder ejecutivo), no tienen más fundamento jurídico que una citación ante un tribunal para tratar de determinar el motivo real de un juez y emitir [así] una decisión”, dijo.

El Presidente, dijo Barr, habiendo “ciertamente desechado el tradicional libro de cómo hacer evasivas y ser puntilloso”, había sido franco con lo que iba a hacer y la gente aún “decidió que quería que él sirviera como Presidente”.

Barr, a quien se le ha criticado repetidamente por defender a Trump, dijo que en realidad estaba preocupado por la presidencia y la “constante reducción de la autoridad del poder ejecutivo”.

“Me preocupa que la baraja se haya vuelto en contra del ejecutivo”, dijo.

Siga a Janita en Twitter: @janitakan

Descubre

Google estaría intentando evitar la reelección de Trump

TE RECOMENDAMOS